miércoles, 17 de junio de 2015

El hombre y lo divino - Maria Zambrano


"... El hombre busca verse. Y vive en plenitud cuando se mira, no en el espejo muerto que le devuelve la propia imagen, sino cuando se ve vivir con el vivo espejo del semejante...".

"... Todo ver a otro es verse vivir en otro. En la vida humana no se está solo sino en instantes en que la soledad se hace, se crea.

La soledad es una conquista metafísica, porque nadie está solo, sino que ha de llegar a hacer la soledad dentro de sí, en momentos en que es necesario para
nuestro crecimiento.

Los místicos hablan de la soledad como algo por lo que hay que pasar, punto de partida de la <>, es decir, de la muerte, de esa muerte que hay que morir, según ellos, antes de la otra, para verse, al fin, en otro espejo.

La visión del prójimo es espejo de la vida propia; nos vemos al verle.

Y la visión del semejante es necesaria precisamente porque el hombre necesita verse.

No parece existir ningún animal que necesite contemplar su figura en el espejo. El hombre busca verse.

Y vive en plenitud cuando se mira, no en el espejo muerto que le devuelve la propia imagen, sino cuando se ve vivir con el vivo espejo del semejante...".
.