jueves, 6 de diciembre de 2018

Acerca de Relaciones de Poder, Libertad, Errores y No Saber - Nathalie De Salzmann de Etievan


"... En demasiadas ocasiones utilizamos un sistema muy sutil, de recompensas y castigos, para hacerle saber al otro quién manda.

Cuando pensamos que él o ella nos ha fallado, no nos ha hecho caso, no nos ha dado la que consideramos ser la adecuada atención, entonces nos las ingeniamos para hacerle pasar un mal rato y nos justificamos diciendo: "así aprenderá".

Necesitamos comprender que hay que dejar al otro libre, no por indiferencia, no porque así también yo estaré libre y podré hacer lo que me dé la gana. ¡No! Es porque el ser humano, para crecer interiormente necesita libertad, necesita poder equivocarse.

Hemos hecho de la equivocación algo terrible.

Nos acostumbraron desde niños, a que el que no sabe es un "burro", y así seguimos toda nuestra vida, pretendiendo saberlo todo... ¡y es tan liberador el no saber! Solamente así se puede aprender algo, abrirse a que el otro me enseñe, a aprender juntos.

Este sentimiento de propiedad proviene del tipo de educación que recibimos, que se ha vuelto más y más egoísta...".
.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

Escondidas - Fernando Turjanski


1, 2, 3, 4, 5

Paula salio corriendo con su Papá al garaje, mientras el abuelo contaba:

6, 7, 8, 9 10

Vieron unas cajas y se escondieron detrás…


El abuelo terminó de contar, recorrió los cuartos, haciendo una risa de malo como el guasón, buajajaja, buajajaja, llegó al garaje, pasó por las cajas, pero Paula y el Papa hicieron silencio...

El abuelo subió la escalera y ellos aprovecharon, salieron rápido corriendo y empezaron a gritar: “ganamos, ganamos…” 

El abuelo escuchó volvió y dijo:

“Uh otra vez perdí!”

Paula sonrió y empezó a cantar:

Una más, una más, queremos otra más

El abuelo y el papá se pusieron de acuerdo...

El abuelo esta vez se fue a contar al living:

1,2,3,4,5

Paula y el papá entraron al baño

6,7,8,9,10

Se metieron en la bañadera, cerraron la cortina y de golpe aparecieron en el mar, flotando en la bañadera…

Uno se sorprendió mas que el otro; al principio se asustaron, pero en seguida vieron a una familia de delfines que venían saltando por el agua, los primeros saltaron por arriba de la bañadera y uno de los bebés, se quedó mirando a Paula y al Papá...

Paula se acercó, estiró la mano y le hizo un mimo, sintió lo suave que era la piel y el delfín cantó para saludar, pero como vio que sus padres se iban los siguió…

El viento empezó a soplar la cortina y la bañadera empezó a navegar por el mar, ellos se acostaron a disfrutar de la vista…

Al rato, Paula se asomó y vio una figura a lo lejos que se acercaba, le aviso al Papá y vieron como se iba acercando cada vez más, llegaron a distinguir que era alguien que nadaba rápido hacia ellos muy cansado, haciendo recreos mientras recuperaba energía antes de seguir...

Cuando se dieron cuenta, ellos empezaron a remar con las manos, para avanzar con la bañadera hacia él…

Finalmente se encontraron y lo ayudaron a subirse, el que nadaba resultó ser un niño un poco más grande que Paula y estaba vestido como pirata…

Cuando recuperó el aliento, les contó que se llamaba Gaspar, que estaba escapando de un barco de unos piratas malos que lo habían atrapado...

A lo lejos vieron el barco que se acercaba rápidamente y Gaspar se asustó mucho, tenia miedo de que lo volvieron a atrapar...

De golpe, volvieron a aparecer los delfines y empezaron a saltar alrededor de la bañadera y después con su trompa empezaron a empujar y alejarla del barco…

Llegaron como a un remolino y mientras se acercaban, escuchaban:

“Buajaja, los voy a encontrar”

Gaspar se asustó otra vez, pero Paula lo tranquilizó diciéndole que era la voz de su abuelo que los estaba buscando…

De la nada aparecieron de nuevo en el baño de su casa, el abuelo corrió la cortina y los encontró junto a Gaspar, y justo en ese momento la abuela, gritó desde la cocina: “hora de la merienda!”, y Gaspar, Paula, el papá y los abuelos disfrutaron de la rica merienda que preparó la abuela


Fernando Turjanski

13/05/2015
.

Penélope - Fernando Turjanski


Cuando el Sol se fue a dormir, los grillos empezaron a cantar, Penélope termino de cenar. 


Se cepilló los dientes, con cuidado y lentamente. Se fue a su cuarto, apagó la luz, miró por la ventana la luna y se acostó. Al rato se durmió…

Durante la noche, empezaron a escucharse unos ruidos y una canción…

Penélope se despertó, vio a unas personitas cantando y bailando en ronda sobre la alfombra...

Miró hacia la ventana y vio que entraba por ella una escalera y que el otro extremo llegaba hasta la luna, por donde terminaron de bajar dos personitas más y el resto terminó de cantar e hicieron una reverencia...

Penélope se levantó de la cama, algo contenta porque habían terminado de cantar porque tenían una voz muy finita y para no ser menos, hizo una reverencia también…

Una a una, las personitas se fueron subiendo uno arriba del hombro del otro sucesivamente y empezaron a hacer equilibrio para no caerse.

Cuando llegó a trepar el último, llego a la misma altura que Penélope, tosió una vez y habló:

“Princesa nuestra, no sabe por cuánto tiempo la estuvimos buscando!”

Ella se sorprendió

“Princesa yo? No soy ninguna princesa, creo que usted está equivocado”

El que habló se rascó la cabeza, lo mismo que el de abajo y así sucesivamente hasta el último de la fila, quien con una mano soltó los pies de quien estaba arriba, buscó en su bolsillo, sacó un papelito chiquito y se lo fueron pasando uno por uno hasta el primero, quien se lo alcanzó a Penélope…

Ella agarró el papelito, pero era tan chiquito que no podía verlo...

Fue al escritorio, agarró una lupa y vio que era una foto…

Fue inmenso su asombro, ya que se vio a si misma, en una especie de trono, con todas las personitas alrededor. Se dio vuelta, reconoció a las personitas en la foto

“Pero cómo es posible? Se parece a mi, pero no me acuerdo de nada y tampoco de ustedes”

“No lo sabemos, pero seguramente si vuelve con nosotros, los recuerdos también lo harán”

“Bueno, entonces, iré con ustedes”

Las personitas, empezaron a bajarse una encima de la otra y empezaron a bailar en ronda y a cantar; cuando terminaron uno a uno fueron subiéndose a la escalera con una Penélope, algo preocupada, detrás

Subieron, subieron y subieron por la escalera, hasta que llegaron finalmente a la blanca Luna…

Penélope alcanzó a ver, árboles, ríos, montañas, flores, pero eran todas blancas…

Cuando ella, bajó de la escalera y posó en el suelo sus pies, poco a poco, toda la Luna fue recuperando su color, al igual que el olor de las flores, y los peces empezaron a saltar en el río…

Una de las personitas gritó:

“Eras vos Penélope, nuestra querida Princesa! Ahora no queda ninguna duda”

Las personitas empezaron a festejar y a corretear por todos lados, como si hace mucho, muchísimo tiempo estuvieran esperando el momento...

Algunos olieron las flores de cerca, otros empezaron a jugar con los peces, otros a treparse a los árboles, mientras tanto Penélope empezó a recordar de a poco y empezó a jugar con los demás.


Fernando Turjanski

13/05/2015
.

martes, 27 de noviembre de 2018

DN 16 {7D.3} Mahaparinibbana Sutta - Gran discurso acerca del Nibbana final


Un extenso discurso -el más largo de todo el Canon- describe los eventos que antecedieron al último Gran Pase del Buda (el Parinibbana). Una colorida narrativa que contiene los últimos viajes y las instrucciones del Buda antes de su muerte y el drama de sus seguidores enfrentados a la dolorosa partida de su amado Maestro.
Los números entre corchetes y las partes principales obedecen al sistema de Rhys Davids de Pali Text Society, mientras que los números entre llaves y los títulos de los cuarenta capítulos, al de World Tipitaka Edition.
Tabla de contenidos

FUENTES:
"Mahaparinibbanasutta" [en línea] en World Tipitaka Edition http://studies.worldtipitaka.org/tipitaka/7D/3 (13/05/2008).
HERMANA VAJIRA y Francis STORY [en línea]. "Maha-parinibbana Sutta: Last Days of the Buddha ". (18/06(2006).
THANISSARO BHIKKHU [en línea]. "Maha-Parinibbana Sutta: The Great Discourse on the Total Unbinding " (fragmentos) Partes V y VI. (18/06/2006).
WALSHE, Maurice. "Mahaparinibbana Sutta: The great Passing. The Buddha's Last Days". En "The Long Discourses of the Buddha: A Translation of the Digha Nikaya ". Boston, Wisdom Publications. Págs. 231-277.

Traducido y editado por Isidatta para Bosque Theravada © 2008
Revisado y corregido por Upasika
Edición de Bosque Theravada © 2008 © 2010
Términos del uso del Bosque Theravada: Puedes copiar, reformatear, reimprimir, volver a publicar y redistribuir este trabajo a través de cualquier medio, siempre que (1) hagas que estas copias, etc. sean disponibles de manera libre de costo; (2) indiques claramente que cualquier derivación de esta obra (incluida la traducción) debe señalar como fuente éste documento e (3) incluyas el texto completo de esta licencia en cualquier copia o derivación de esta obra. Por lo demás, todos los derechos reservados.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________
.

Amor - Yunus Emre


"... Escuchadme; ¡oh amigos!
El amor se parece al sol;
el corazón que carece de amor
es tan duro como la piedra.

En el corazón de piedra nada crece,
de su lengua se desprende el veneno;
aunque trata de decir cosas dulces
sus palabras son como una guerra, crueles.

El corazón que abriga amor, arde,
se ablanda y se convierte en cera.
En la morada de aquel Sultán,
en su presencia bendita,
la estrella de los amantes
se parece al mensajero.

Yunus, aparta de tu corazón ese temor,
abandona también ese robledal,
lo que necesitas es amor,
igual que lo necesita un derviche...".


_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Derviche Caravasar en Facebook
_____________________________________________________________________
.

domingo, 25 de noviembre de 2018

Sobre el amor - Fernando Turjanski


Hermanita, busqué y busqué el mail pero no está...

Pero me acuerdo que hablamos del amor, matrimonio, esposas, y esfuerzos por mantener el amor...

Mejor que lo haya perdido, porque así pienso un poco en el amor, en vez de tanto conseguir trabajos a la gente...

Por suerte me encontré con hermanita así ayuda a despejarme un poco...

Voy a repetir un par de cosas y quizás agregar, en la conversaciones que habías hablado, que prometí mandarte...

Quizás lo mas rescatable, era haber comparado al Amor con un árbol...


Un árbol ya es de por si, algo majestuoso, gigante, se percibe a la distancia, de grandes raíces, bien afianzado a la tierra...

Y la vez estas raíces que lo aseguran al suelo, no le dejan moverse...

El árbol, como el amor, crece de una semilla...

Esta semilla viene de otro árbol, quizás más cerca, quizás más lejos, pero viene traído por el viento...

Quizás vino, en esas hojitas tipo helicóptero...

Quizás la semilla no la trajo la naturaleza, sino que la compró alguien en una tienda...

Quizás no sólo compró la semilla sino que también la tierra...

Quizás tenia tierra, pero estaba bajo cemento...

Y primero removió el cemento, para que la tierra quedara en la superficie...

Quizás la tierra no era muy fértil, y hubo que comprar fertilizante...

En fin, plantó la semilla...

Al tiempito empezó a aparecer la planta...

Quizás tuvo que regarla varias veces porque estaba lloviendo poco...

Quizás tuvo que trasplantarla, porque los vecinos modificaron su casa, y le quitaron la poca luz que tenia...

Quizás tuvo que comprar pesticida para protegerla...

Quizás tuvo que construir una especie de cerquito, para que los perros no la pisasen, ni la measen mucho...

puede ser que la mierda traiga suerte, pero nadie dice nada sobre el meo...


Después de muchos quizases la planta se fue volviendo árbol...

Quizás, hubiera necesitado menos quizases, si el árbol, hubiera sido antes Bonsai...

Si alguien le hubiera estado cortando las raíces evitando que crezca, y una vez plantado, creció de golpe...

Como el Palo Borracho que tenemos en el jardín de casa...

Como una vez lo plantó padre...

Y como una vez ya lo use para escribir algo...

Ya que está borracho, mejor que sea de Amor y no de whisky...

Si el agua hace bien a riñones, el amor hace bien al cuerpo entero, y a lo no cuerpo...

Bueno tenemos a nuestro árbol Embriagado de Amor, con sus raíces fuertes, inmóvil, salvo sus hojas, y ahora no solo tenemos a un árbol Embriagado sino a uno, uno un tanto paranoico, que tiene espinas para protegerse de quien quiera molestarlo...

Mejor prevenir que curar, o ya que estamos con el Amor, mejor prevenir que lamentar...

Aunque ahora, puesto de esta forma, la frase es una cagada! y no se si sólo la de lamentar sino también la de curar...

Démosle con un palo, borracho o no, a la de curar primero...

No sé si se acuerda que el otro día comenté que estaba en el puerto, y estaba lloviznando y escucho a alguien decir:

“Esta lluvia de mierda”, yo miro al cielo y veo un arco iris y le digo: “por la lluvia tenemos el arco iris...”

Que es mejor prevenirse, y no querer salir cuando llueve y perderse un arco iris como el que vi?

Que desembocaba en el mar?

Creo que antes que perderme un arco iris así, prefiero estar una semana con la peor de las gripes, al menos esa semana puedo cerrar los ojos y recordar eso...

Y ahora turno de azotar a la frase que hice recién, sino fue algún otro idiota antes: “Mejor prevenir que lamentar...”

Mi respuesta a mí mismo es:

“Mejor vivir y lamentarse que lamentarse por no haber vivido...".

Y si esta frase sí es mía, acá le rindo homenaje a los que me la inspiraron:

¨Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida  ya están medio muertos¨

Bertrand Rusell

Y esta letra de canción, ya te mostré alguna vez, linda llamada “Miedo”, de Pedro Guerra:


"Tienen miedo del amor y no saber amar
Tienen miedo de la sombra y miedo de la luz
Tienen miedo de pedir y miedo de callar
Miedo que da miedo del miedo que da.
Tienen miedo de subir y miedo de bajar
Tienen miedo de la noche y miedo del azul
Tienen miedo de escupir y miedo de aguantar
Miedo que da miedo del miedo que da.
El miedo es una sombra que el temor no esquiva
El miedo es una trampa que atrapó al amor
El miedo es la palanca que apagó la vida
El miedo es una grieta que agrandó el dolor.
(...)
tienen miedo de reír y miedo de llorar
tienen miedo de encontrarse y miedo de no ser
tienen miedo de decir y miedo de escuchar
miedo que da miedo del miedo que da
(...)
el miedo es una raya que separa el mundo
el miedo es una casa donde nadie va
el miedo es como un lazo que se aprieta en nudo
el miedo es una fuerza que me impide andar.
(...)
Tienen miedo de la gente y de la soledad
Tienen miedo de la vida y miedo de morir
tienen miedo de quedarse y miedo de escapar
miedo que da miedo del miedo que da
Tienen miedo de encender y miedo de apagar
Tienen miedo de aguardar y miedo de partir
Tienen miedo de correr y miedo de parar
Miedo que da miedo del miedo que da.
Tienen miedo de caer y miedo de avanzar
Tienen miedo de amarrar y miedo de romper
Tienen miedo de exigir y miedo de pasar
Miedo que da miedo del miedo que da
Miedo de mirar el fondo"

Y sigo con lo que estaba...

Es un boludo el palo borracho por querer protegerse con espinas..No solo asusta a enemigos con las espinas, sino también amigos...

Preferible correr el riesgo... Porque si una día viene alguno que sí le interesaría que se acercara, no podría ni decirle que las espinas no son para él, ni podría hacer caer las espinas que tanto se esforzó por tener...

Después estaba el tema de si luchar por mantener vivo el amor...Un árbol puede seguir pareciendo fuerte, una vez que ya esta seco, muerto, sin vida...

Por las raíces, sigue manteniéndose en pie una vez muerto...

Quizás las raíces son el recuerdo de lo que fue...

Pero como un árbol, si puede mantenerse en pie, muerto, por
el recuerdo...

Con el amor no puede pasar lo mismo, porque el amor no solo
es recuerdo, el amor, como el tiempo, no tiene pasado, presente ni futuro... el amor es...

Y el árbol, muerto, pero de pie, no tiene la misma fuerza que antes..Una tormenta fuerte puede voltearlo...

Ahora con respecto a cosas inesperadas...

El árbol puede estar vivo, en su plenitud, pero un día puede venir una tormenta, pero no solo de viento, sino también de rayos y centellas...

Un rayo puede caer sobre este árbol en plenitud y partirlo...

Depende el daño que le haga, donde reciba el impacto, el árbol puede seguir viviendo, pero con una cicatriz...

O puede morir en el instante...

Pero este árbol que muere no va a ser el único...

Dentro del algodón del palo borracho, hay semillas, y no una sino muchas...

Y siempre vamos a poder volver a plantar otro igual...

O porque aprendimos la lección, de las espinas, buscar uno que no las tenga...

Uno que como hermanita, sea timbera, y que cuando apueste, apueste para ganar y no para perder

Ahora hermanita, cada vez que vea un árbol, acuérdese del amor

Fernando Turjanski

2005
.

jueves, 22 de noviembre de 2018

Metáfora - Fernando Turjanski


El caralibro me pide que haga un comentario sobre esta foto y yo me pregunto, sino se enteró aún, de aquello que dicen, que una imagen vale más que mil palabras...

Pero en este caso debo intervenir para poder transmitir, de alguna manera, para indicarle el rumbo adónde quiero llegar, que es en resumidas palabras, compartir una experiencia mística.

Si, mística; espero que en este punto, no dejen de leer y pasen a otra cosa.

Algunos de ustedes que estén invirtiendo su tiempo en leerme, habrán notado que esta pieza de madera fue trabajada en un torno.

Otros quizás no sepan lo que es un torno...

Para estos últimos, les comento que es una herramienta, donde se ubica entre dos extremos que la sujetan, una pieza de madera y ésta comienza a girar a una velocidad regulable, sobre su propio eje...

A su vez tiene un accesorio, que se llama porta herramienta, creo, que es dónde uno apoya el formón o gubia, para poder atacar, como me gusta decirle a mi, o ir dándole forma al objeto...

En mi caso particular, las piezas de madera que yo obtenía eran listones cuadrados y eso me implicaba que antes que nada, me encontraba con cierto preámbulo, que consistía en desbastar la pieza de madera agresivamente, para llegar al objetivo intermedio, que es la pieza redondeada, para recién en ese entonces, empezar el trabajo real, descartando el material residual.

En cierto momento de esta aventura, que había emprendido sin ningún tipo de orientación, tuve una especie de inspiración divina, de que podía aprovechar el mismo torno y el hecho de sus revoluciones, para ir aplicando con cuidado lijas, con grano cada vez mas fino.

Al hacer esto, me encontré cómo comenzaba a relucir como oro la veta oculta de la madera, en la materia cuadrada originaria que mencioné más arriba…

Muchos de ustedes, a esta altura, ya me conocen bastante y saben que uno de mis hábitos es sacar ciertas cosas de contexto, como me pasó al estudiar cine, donde me enseñaron que para que haya historia, tenia que haber conflicto y yo decía: “caramba, no quiero que haga falta en la vida un conflicto para que haya historia”.

Siento el haberme ido por las ramas, otra de mis costumbres.

Pero volviendo al tesoro oculto de la madera, su veta, original y única e irrepetible, no pude evitar vincularlo con el trabajo de los alquimistas, y su persistente búsqueda de la piedra filosofal, para convertir el plomo en oro…

No sé si fue cosa mía o de otro, que en algún momento de mi vida, me planteé que quizás los alquimistas, en realidad, lo que hacían, no era trabajar en un laboratorio, (mi equivalente al taller), sino que era trabajar sobre si mismos, para convertirse ellos en oro.

Y acá viene el añorado final de la mencionada experiencia mística.

Me pregunté si acaso no tenemos que hacer un trabajo similar, al que uno hace sobre el torno, sobre uno mismo, para sacar a relucir el oro que llevamos dentro.

'No hay consciencia sin dolor. La gente hará cualquier cosa, sin importar cuán absurdo sea, para evitar enfrentar su propia Alma. Uno no se ilumina imaginando figuras de luz, sino haciendo consciente la oscuridad' Carl G. Jung


Fernando Turjanski


07/02/2018

_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Fernando Turjanski en Facebook
_____________________________________________________________________
.

viernes, 16 de noviembre de 2018

Es viernes por la noche - Fernando Turjanski


Es viernes por la noche, mañana tengo taller de escritura y como es propio en mí no he escrito nada y lo he dejado para último momento…

No se me ocurre nada en particular, muchas ideas dispersas, difícil de entrelazarlas entre sí con un rumbo en común, decido distraerme brevemente, para que el subconsciente haga lo suyo, tras las bambalinas y para variar entro al caralibro y como es de costumbre en él me pregunta qué tengo en mi mente…

Me cuestiono como siempre: porqué siempre le intriga qué estoy pensando, en vez de qué estoy sintiendo?…

Acaso a veces, no debería ser que los sentimientos tengan más valor que los pensamientos?…

Además me pregunto qué hace con toda esa información, si acaso almacena datos en lo que Byoul-Chul Han llamó, si es que no fue otro, “Big Data”, para seguir jugando a dioses con la inteligencia artificial, quizás corriendo el riesgo en que la distopía de Matrix se haga realidad, entonces los robots nos usan como fuentes de energía…

Y ahora con el tema del robot se me dispara una película que disfruté mucho, que es “El hombre bicentenario”, aquel ser artificial que tenía como meta ser considerado humano, y me es inevitable pensar con nostalgia en Robin Williams y cómo fue su supuesto desenlace, en lo que dicen ser un suicidio, luego de padecer Parkinson, alcoholemia, depresión, vaya qué paradoja justo él, viendo antes de dejar este plano, todas sus películas…

Y al pensar en Williams se me dispara aquella anécdota de aquel paciente que le pide a su médico, desesperado y melancólico, una cura para su tristeza, y cuando éste le receta como panacea ir a ver a un payaso llamado Garrick que hace reír a multitudes, le termina diciendo que él es el payaso a quien le incita ver y le pide que le haga una receta distinta…

Ahora recuerdo, en otra oportunidad en el caralibro, haberme cruzado con una reflexión, en donde hay un discípulo que se encuentra desanimado entonces se lo comenta a su maestro, en busca de orientación y éste le responde: que entonces anime a los demás….

Qué paradoja nuevamente, como es posible animar a otros, cuando uno no tiene ánimo propio?. Ahora recuerdo la película de Patch Adams, basada en una historia real, también con gran interpretación de Williams, en donde se usaba la alegría como medicina. 

Ahora acabo de hacer una pausa y veo que habiendo empezado diciendo que no tenia nada que escribir, me encuentro ya pasada la media carilla…

No sé si estoy divagando o finalmente el subconsciente hizo bien su tarea y de alguna manera, si se quiere rebuscada, logró concretar bien su consigna y desarrollar un texto con cierta coherencia…

Ya me han sacado la ficha en el taller de escritura, descubriendo uno de mis síntomas, que es que la literatura me puede, no soy yo el que lleva las riendas, sino al revés…

Pero para hacer un cierre, volviendo a Byoul-Chul Han, él no solo habla de Big Data, sino que ahonda aun más, en el estudio de Foucault y su obra “Vigilar y Castigar”, donde hay un panóptico que nos mantiene vigilados,

pero Han lo actualiza diciendo que ahora el panóptico es digital, que no se hace falta que haya cámaras que nos estén vigilando, aunque no sepamos cuándo es que hay alguien mirando o no la pantalla,

sino que directamente nosotros nos desnudamos por voluntad propia, nos exhibimos, subiendo a las redes sin tomar conciencia quizás o de alguna manera manipulados para comportarnos de esta manera, como si fuéramos una especie de rebaño,

o la brutal imagen de la película “The Wall” de Pink Floyd, donde personas entran por una trituradora y salen como salchichas, con el estribillo que dice algo así, como ¨Maestros, dejen a nuestros niños en paz¨,

interpreto yo que alude quizás al lavado de cerebro o moldeo cuadrado que sigue la educación tradicional, a excepción de verdaderos revolucionarios como Paulo Freire…

No cumplí con mi palabra, pero algo que me quedó pendiente es una duda, que surgió en el taller de filosofía: cómo ayudar a otro, cuando lo quiere hacer para su bien, pero ese otro no quiere...

Y recuerdo, como lo seguiré haciendo hasta el fin de mis días, la cita que encontré al consultar un libro de ciencia ficción, como si fuera el I-Ching, al abrirlo al azar: 

“Nadie puede ser ayudado, si no quiere”. 

Ahora compañera, compañero, profe, si llegó hasta acá y cree que le hice perder el tiempo, lo siento en el alma, no sabría ni siquiera como definir este texto, ya que evidentemente cuento no es, quizás, le quede grande la etiqueta de reflexión, pero quería cumplir con mi tarea y compartir algo nuevo.

Fernando Turjanski
15/11/2018 

_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Fernando Turjanski en Facebook
_____________________________________________________________________
.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Ternura en la política - Petra Karin Kelly

Petra Karin Kelly fue una política 
y activista por la paz alemana 
y una de las principales fundadoras 
del partido político alemán Alianza 90/Los Verdes.

"... Ser tierno y al mismo tiempo subversivo: eso es lo que significa para mí, a nivel político, ser “verde” y actuar como tal.

Entiendo el concepto de ternura en sentido amplio.

Este concepto, para mí también político, incluye una relación tierna con los animales y las plantas, con la naturaleza, con las ideas, con el arte, con la lengua, con la Tierra, un planeta sin salida de emergencia. Y, por supuesto, la relación con los humanos.

Ternura entre las personas, también en el seno de un partido alternativo y no violento, que apuesta públicamente sin cesar por la suavidad, la descentralización, la no violencia.[...]

Nuestro rumbo debe llevarnos, sin compromisos, en otra dirección ecológica. Eso significa ponerse a andar políticamente por la vía suave.

Esa vía suave significa aprender a concebir nuestro planeta, incluyendo la atmósfera, los océanos y los continentes, como una unidad orgánica viva.

Nuestro ecosistema es el universo.

No lo dividamos en fragmentos y caigamos en la falsa creencia de que nos basta con entender una pequeña parte para entender también el todo.

Respetémonos a nosotros mismos y a nuestro entorno.

La tierra y yo tenemos las mismas raíces.

La tierra la hemos tomado prestada de nuestros hijos.

Si queremos materializar una política basada en la ética ecológica, debemos comprender lo que ha dicho Marilyn Ferguson sobre el poder y el amor:

“El poder sin amor se reduce rápidamente a la simple capacidad de expoliar y manipular”.

En un movimiento político ecológico se necesita inexcusablemente solidaridad, paciencia, cooperación, ternura y tolerancia, a fin de que coincidan los medios y los fines...".

_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Olga Fajardo en Facebook
_____________________________________________________________________
.

viernes, 26 de octubre de 2018

La Atención - Jiddu Krishnamurti


"... Cuando el miedo termina, comienza la atención...". Jiddu Krishnamurti
_____________________

"... Aprender, en el verdadero sentido de la palabra, solo es posible en ese estado de atención en el cual no hay coerción externa ni interna.

El recto pensar solo es posible cuando la mente no es prisionera de la tradición y de la memoria.

Es la atención la que permite que el silencio llegue a la mente, lo cual abre la puerta a la creación. Por eso la atención es sumamente importante.

El conocimiento es necesario en un nivel funcional como medio de cultivar la mente, pero no como fin en sí mismo.

No nos interesa el desarrollo de una sola capacidad, como la del matemático, el científico o el músico, sino el desarrollo total del estudiante como ser humano.

¿Cómo puede surgir ese estado de atención?

Este no se puede cultivar a través de la persuasión, de la comparación, de la recompensa o el castigo, todas ellas formas de coerción.

Cuando el miedo termina, comienza la atención.

El miedo persistirá mientras siga esta urgencia de ser o llegar a ser, a saber esa búsqueda de éxito, con todas sus frustraciones y contradicciones.

Puede enseñar [a un estudiante] a concentrarse, pero la atención no se puede enseñar así como probablemente tampoco pueda enseñar[le] a liberarse del miedo;

pero podemos empezar a descubrir las causas del miedo, y la comprensión de esas causas terminará con el miedo.

Así, la atención surge espontáneamente cuando hay una atmósfera de bienestar, cuando el estudiante se siente seguro, cómodo y se de cuenta de la acción desinteresada que acompaña el amor.

El amor no compara y por tanto, esa envidia y tortura del llegar a ser cesa...".

Jiddu Krishnamurti - Saanen - Cuarta charla pública, 3 de agosto de 1974.

_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Jose Ignacio Utrera Perez en Facebook

_____________________________________________________________________.

lunes, 24 de septiembre de 2018

La dependencia espiritual es la peor esclavitud - 0sho


"... Mi intención es hacerte independiente, incluso de mí.

Cualquier tipo de dependencia es una esclavitud, y la dependencia espiritual es la peor de las esclavitudes.

Estoy haciendo todo tipo de esfuerzos para hacerte consciente de tu individualidad, de tu libertad, de tu capacidad de crecer sin ayuda de nadie.

Tu crecimiento es intrínseco a tu ser, no te viene de fuera, es una apertura de tu ser.

Cualquiera de las técnicas de meditación que te he dado es independiente de mí –mi presencia o ausencia no creará ninguna diferencia–, dependen totalmente de ti.

No es mi presencia sino la tuya la que es necesaria para que funcionen.

No es mi ser sino tu ser –tu presencia en el momento, tu atención, tu consciencia– lo que te va a ayudar.

El pasado de la humanidad es una historia de diferentes formas de explotación. Incluso la gente aparentemente ‘espiritual’ no ha podido resistir la tentación de explotar.

De cien maestros, el noventa y nueve por ciento han intentado imponer la idea:

“Sin mi no puedes crecer, tu transformación no es posible; dame toda tu responsabilidad.”

Pero en el momento en que le das tu responsabilidad a alguien, sin darte cuenta le estás dando también tu libertad...".

_____________________________________________________________________

Extraído del muro de Carmen Ruiz en Facebook
_____________________________________________________________________
.

sábado, 15 de septiembre de 2018

Jeanne de Salzmann - Citas


008. "... -El momento de recibir una impresión es el momento de volverse consciente.

-La conciencia es siempre conciencia de Sí mismo.

-Necesito sentir que esa Presencia se forma en Mí.

-Sólo trabajando para estar presente se desarrollará mi atención.

-En cada evento de vida se produce un doble movimiento de involución y de evolución.

-El esfuerzo que puedo hacer con mis medios ordinarios, el único que me incumbe, es un esfuerzo de una pasividad voluntaria, un esfuerzo consciente.

-La actitud que tomamos, nuestra posición interior y exterior, es nuestra meta y a la vez nuestro camino...".

007. "... Comienzo a ver que sólo hay conocimiento real en el momento en que mi atención es tan plena que es una conciencia que lo llena todo.

Entonces, ninguna cosa tiene derecho sobre otra. Hay una existencia pura.

El acto creador allí es la visión de lo que pasa.

Y aprendo a vigilar...".


006. "... Lo que es difícil de comprender es que nada es posible sin esfuerzo consciente, y que el esfuerzo consciente está relacionado con la naturaleza superior.

Sola, mi naturaleza inferior no puede llevarme a la conciencia. Es ciega.

Pero cuando despierto y siento que pertenezco a un mundo superior, ésa no es sino sólo una parte de mi esfuerzo consciente.

Sólo me vuelvo realmente consciente cuando estoy abierto
a todas mis posibilidades superiores e inferiores.

Sólo hay valor en el esfuerzo consciente...".


005. "... Conocerse no quiere decir mirar desde afuera, sino sorprenderse en un momento de contacto, de plenitud. / Entonces, ya no hay más yo y mí, no hay más yo y una Presencia en mí. / No hay ninguna separación, ya no hay dualidad. / Conocer quiere decir Ser. No hay lugar para otra cosa...".

004. "... En ocasiones, hay una detencíón entre dos pensamientos y, por un momento, siento que el espacio se expande. No tiene límite...".


003.  "... En el intento de no expresar emociones negativas no estamos luchando contra las emociones en sí mismas o con acabar con su expresión.

Es una lucha contra la identificación, una lucha por permitir que la energía que normalmente derrochamos se canalice y sirva a nuestra obra.

Nosotros no luchamos contra algo, luchamos por algo...".(1)


002. "... Para crear hay que ser liberado por la muerte voluntaria, la muerte del ego.

La visión creadora pertenece al que se atreve a mirar en sí mismo hasta el vacío.

La comprensión no viene por un esfuerzo de adquirir o de llegar a ser; sino sólo cuando la mente está inmóvil.

La meditación es la forma más alta de la inteligencia, una intensa vigilancia que libera la mente de sus reacciones.

Uno no puede estar sin relación, uno obedece siempre a una relación.

Uno está relacionado con algo más alto o bien uno está tomado.

Es una lucha de fuerzas.

Es en mi esencia que reencuentro al que ve...".


001. "... El acto de ver es un acto de liberación. / Cuando veo lo que es real, el hecho real, la percepción misma del hecho me libera. / Necesito desprenderme del valor todopoderoso que le doy al saber, a mis opiniones y teorías. / El acto de ver algo como un hecho, sin la intervención del pensamiento, tiene un efecto extraordinario...".


___________________________________

Notas

1. "La Realidad del Ser" - Jeanne de Salzmann - https://sergioeacostanaturopata.files.wordpress.com/2013/08/la-realidad-del-ser_jeanne-salzmann_cuarto-camino.pdf

_______________________________________
.

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Extractos de Carlos Matchelajovic


"... No ponemos prácticamente nunca en cuestión cómo nos movemos, excepto en condiciones especiales de gimnasia o artes marciales, Tai Chi, Movimientos, danzas, etc.

Pero en nuestra vida personal, nos movemos desde el primer aliento, desde el primer grito.

Entonces el movimiento es el símbolo de la vida, no solamente de nuestra vida, sino también de la vida cósmica.

Todo se mueve. Ciertas estrellas o galaxias se mueven con velocidades de años luz inconcebibles para nuestra mente: es una abstracción lo que vemos.

Se acercan a nosotros, se alejan - universo en expansión -, y también está en la materia más densa.

En el átomo hay movimientos inconcebibles, astronómicos, millones de vueltas alrededor de un núcleo.

Y ¿cómo está la cuestión en nosotros? Nos interesa la idea desde el punto de vista de la evolución, de la posible evolución, porque la idea básica con la cual se mide todo en el Trabajo es siempre el de la posible evolución.

La evolución significa que también existe lo opuesto: una involución.

Y como todo está en este proceso, dentro de una involución o una posible evolución, que es lo menos, entonces también nuestros movimientos se pueden ver desde este punto de vista.

La mayor parte de nuestros movimientos son casi exclusivamente involutivos, van hacia abajo en la escala del Rayo de Creación, y no suben por la octava lateral que está dada en el Trabajo como la Octava del Sol, de la inteligencia del Sol. ¿Por qué es así?

Significa que, de niño, comienzo a imitar, ya que ésta es una de las características o capacidades del centro motor, pero estoy en una situación muy lamentable, porque imito mecánica o inconscientemente, como un mono, las cosas de otros.

De este modo se forma lo que son nuestros gestos, nuestro porte, nuestra manera de caminar, todos nuestros movimientos, en los que entra después mi historia personal, es decir, la historia de mis abuelos, de mis padres, de mis vecinos, de mis hermanos, de mis compañeros de colegio..., donde tengo contacto social.

Todos son movimientos mecánicos, y un movimiento mecánico, no es consciente...".

_____________________________________________________________________

Fragmento de foto y texto a través de Ornella Bianchi en Facebook
_____________________________________________________________________
.

martes, 4 de septiembre de 2018

La Naturaleza de Buddha​ - Dilgo Khyentse Rinpoche

 
¿Es correcta mi meditación? ¿Cuándo sólo haré progresos? Nunca lograré el nivel de mi maestro espiritual.

Haciendo malabares entre la esperanza y la duda, nuestra mente nunca está en paz. 

Según como ande nuestro humor, un día practicaremos intensamente y nada en absoluto al siguiente.

Nos quedamos enganchados a las experiencias agradables que emergen del estado de calma mental, y deseamos abandonar la meditación cuando no podemos retrasar el flujo de los pensamientos.

Esta no es la manera apropiada de practicar.

Sea el estado que fuera de nuestros pensamientos, debemos dedicarnos con constancia a la práctica regular, día tras día; observando el movimiento de nuestros pensamientos y de nuevo remontarlos a su fuente.

No debemos creer que inmediatamente seremos capaces de mantener el flujo de nuestra concentración día y noche.

Cuando comencemos a meditar en la naturaleza de la mente es preferible hacer sesiones cortas de meditación, varias veces al día.

Con perseverancia, realizaremos progresivamente la naturaleza de nuestra mente, y esa realización llegará a ser más estable.

En esta etapa, los pensamientos perderán su poder de disturbarnos y dominarnos.

La vacuidad, la naturaleza última del Dharmakaya, el Cuerpo Absoluto, no es la simple inexistencia.

Ella posee intrínsecamente la facultad de conocer todos los fenómenos.

Esta facultad es el aspecto luminoso o cognoscitivo del Dharmakaya, cuya manifestación es espontánea.

El Dharmakaya no es el producto de causas y de condiciones; es la naturaleza original de la mente.

El reconocimiento de esta naturaleza primordial se parece al levante del sol de la sabiduría en la noche de la ignorancia: la oscuridad se disipa inmediatamente.

La claridad del Dharmakaya no crece ni disminuye como la luna; es como la luz inmutable que brilla en el centro del sol.

Cada vez que las nubes se agrupan, la naturaleza del cielo no se corrompe, y cuando se dispersan, ella no se mejora. El cielo no disminuye ni resulta más amplio. No cambia.

Igual es con la naturaleza de la mente: no resulta estropeada por la llegada de pensamientos; ni mejorada por su desaparición.

La naturaleza de la mente es vacuidad; su expresión es claridad.

Estos dos aspectos son esencialmente imágenes sencillas diseñadas para indicar las diversas modalidades de la mente.

Sería inútil unir a la vez en uno mismo la noción de vacío y luego la de claridad, como si fueran entidades independientes.

La naturaleza última de la mente está más allá de todos los conceptos, de todas las definiciones y de toda fragmentación.

‘¡Puedo caminar en las nubes!' dice un niño. Pero si él alcanzara las nubes, se encontraría con que no hay donde asentar sus pies.

Asimismo, si uno no examina los pensamientos, ellos presentan una sólida apariencia; pero si uno los examina, no hay nada allí.

Eso es lo que se llama ser al mismo tiempo vacuidad y apariencia.

La vacuidad de la mente no es nada, ni un estado de aletargamiento, porque posee por naturaleza una facultad luminosa de conocimiento que se llama Conciencia.

Estos dos aspectos, vacuidad y conciencia, no pueden ser separados.

Son esencialmente uno, como la superficie del espejo y la imagen que se refleja en él.

Los pensamientos se manifiestan dentro de la vacuidad y se reabsorben en ella tal como un rostro aparece y desaparece en un espejo; el rostro nunca ha estado en el espejo, y cuando deja de estar reflejado en él, no ha dejado realmente de existir.

El espejo en sí mismo nunca ha cambiado.

Así pues, antes de iniciar el camino espiritual, permanecemos en el llamado estado ‘impuro’ del samsara, el que, en apariencia, es gobernado por la ignorancia.

Cuando nos comprometemos en este camino, cruzamos un estado donde se mezclan la ignorancia y la sabiduría.

Al final, en el momento de la iluminación, solamente existe la sabiduría pura.

Pero a lo largo de todo este viaje espiritual, aunque hay una apariencia de transformación, la naturaleza de la mente nunca ha cambiado:

no fue corrompida al entrar en el camino y no fue mejorada en el momento de la realización.

Las cualidades infinitas e indescriptibles de la sabiduría primordial ‘el verdadero nirvana' son inherentes en nuestra mente.

No es necesario crearlos, para elaborar algo nuevo.

La realización espiritual solamente sirve para revelarlos con la purificación, que es el camino. Finalmente, si uno las considera desde un último punto de vista, estas cualidades son ellas mismas solo vacuidad.

Así el samsara es vacuidad, el nirvana es vacuidad y, por lo tanto, uno no es el ‘malo' ni lo otro `bueno'.

La persona que ha realizado la naturaleza de la mente es libre desde el impulso de rechazo al samsara y el logro del nirvana.

Es como un jovencito que contempla el mundo con inocente simplicidad, sin conceptos de belleza o de fealdad, bueno o malvado.

Él no es más presa de tendencias que están en conflicto, de la fuente de deseos o de aversiones.

No responde a ningún propósito el preocuparse de las irrupciones de la vida cotidiana, como otro niño que goza con la construcción de un castillo de arena, y llora cuando se derrumba.

Vea cómo los seres infantiles enfrentan las dificultades, como una mariposa que cae en la llama de una lámpara, para apropiarse de lo que codicia, y conseguir librarse de lo que odia.

Es mejor dejar la carga que traer con uno todos estos agregados imaginarios.

El estado de Buddha contiene en sí mismo cinco ‘cuerpos’ o aspectos de la Budeidad:

el Cuerpo Manifestado, el Cuerpo del Perfecto Gozo, el Cuerpo Absoluto, el Cuerpo Esencial y el Cuerpo de Diamante Inmutable.

Éstos no deben ser buscados fuera de nosotros: son inseparables de nuestro ser, de nuestra mente.

Tan pronto como hayamos reconocido esta presencia, se termina con la confusión.

No tenemos ninguna otra necesidad de buscar la iluminación afuera.

El navegante que desembarca en una isla hecha enteramente de oro fino, no encontrará una sola pepita, no importa cómo la busque arduamente.

Debemos entender que todas las cualidades de Buddha han existido siempre intrínsecamente en nuestro ser...".

_____________________________________________________________________

Extraído de: http://vervajra.blogspot.com/2009/05/la-naturaleza-de-buddha-por-s.html
_____________________________________________________________________
.