viernes, 30 de marzo de 2018

Siete Sermones a los Muertos - Carl Gustav Jung


Escritos por Basílides de Alejandría [1], la ciudad en que Oriente linda con Occidente.

El Primer Sermón

Los muertos regresaron de Jerusalén, donde no encontraron lo que buscaban. Pidieron que se les permitiera verme y exigieron que yo les enseñara, y así les enseñé:
Oídme: comienzo con la Nada. La Nada es lo mismo que la plenitud. En el eterno estado, la plenitud es lo mismo que la vacuidad. La Nada está vacía y llena. Se pueden expresar también algunas otras cosas acerca de la Nada, a saber: que es blanca o negra o que existe o que no existe. Aquello que es infinito y eterno no tiene cualidades puesto que las tiene todas.
Nosotros llamamos a la Nada, o plenitud, el Pleroma. En Él cesan el pensamiento y el ser, pues lo eterno no tiene cualidades. En él no hay nadie, pues si lo hubiera, estaría diferenciado del Pleroma y poseería cualidades que lo distinguirían del Pleroma.
En el Pleroma no hay nada, y está todo. No es provechoso pensar en el Pleroma, pues hacerlo supondría nuestra disolución.

El mundo creado no está en el Pleroma, sino en sí mismo. El Pleroma es el principio y el fin del mundo creado. El Pleroma penetra el mundo creado como la luz del sol penetra el aire en todas partes. Aunque el Pleroma lo penetra por completo, el mundo creado no tiene parte de él, como un cuerpo totalmente transparente no se vuelve oscuro 

o claro como resultado del paso de la luz a través de él. Nosotros mismos, sin embargo, somos el Pleroma, por lo tanto, el Pleroma está presente dentro de nosotros. Aún en el punto más pequeño, el Pleroma está presente sin ataduras, eterna y completamente, pues pequeñas y grandes son las cualidades ajenas al Pleroma. El Pleroma es la Nada que en todas partes está completa y es infinita. A causa de ello hablo del mundo creado como una porción del Pleroma, pero sólo en un sentido alegórico, pues el Pleroma no está dividido en porciones, puesto que es la Nada. Nosotros también somos el Pleroma total; pues figurativamente el Pleroma es un punto dentro de nosotros excesivamente pequeño, hipotético, incluso no existente, y también es el firmamento infinito del cosmos a nuestro alrededor. Sin embargo, ¿por qué hablamos acerca del Pleroma, si es el todo y también la nada? Hablo de él, para empezar por alguna parte, y también para haceros perder la ilusión de que en alguna parte dentro o fuera, hay algo absolutamente firme y definido. Todas las cosas llamadas definidas y sólidas son sólo relativas, pues únicamente aquello que está sujeto a cambios parece definido y sólido.
El mundo creado está sujeto a cambios. Es lo denso, sólido y definido, puesto que tiene cualidades De hecho, el mundo creado no es más que una cualidad.
Hacemos la pregunta: ¿Cómo se originó la creación? Las criaturas sin duda se originaron, pero no el mundo creado mismo, puesto que es una cualidad del Pleroma, de la misma manera que lo no creado; la muerte eterna también es una característica del Pleroma. La creación está siempre y en todas partes, y la muerte está siempre y en todas partes. El Pleroma lo posee todo: la diferenciación y la no diferenciación.
La diferenciación es creación. El mundo creado sin duda está diferenciado. La diferenciación es la esencia del mundo creado, y por esta razón lo creado también causa más diferenciación. Esta es la causa por la cual el hombre mismo es un divisor, pues su esencia es también diferenciación. Por esto distingue las cualidades del Pleroma, las que no existen. El hombre crea estas divisiones de su propio Ser. Ésta es la razón por la que el hombre habla de las cualidades del Pleroma que no existen.
Vosotros me diréis: ¿de qué sirve hablar de esto, si se ha dicho que es inútil pensar en el Pleroma? Os digo estas cosas para liberaros de la ilusión de que es posible pensar en el Pleroma. Cuando hablamos de las divisiones del Pleroma, estamos hablando desde la posición de nuestras propias divisiones, y hablamos de nuestro propio estado diferenciado; pero mientras lo hacemos, en realidad no hemos dicho nada acerca del Pleroma. Sin embargo, es necesario que hablemos de nuestra propia diferenciación, pues ello nos permite discriminar suficientemente. Nuestra esencia es la diferenciación. Por ello, debemos distinguir las cualidades individuales. Vosotros diréis: qué daño causa el no discriminar, pues entonces llegamos más allá de los límites de nuestro propio ser; nos extendemos más allá del mundo creado y caemos en el estado no diferenciado que es otra cualidad del Pleroma. Nos sumergimos en el Pleroma mismo y dejamos de ser seres creados. Así, estamos sujetos a la disolución y la nada. Esta es la mismísima muerte del ser creado. Morimos hasta el punto en que no logramos discriminar. Por esta razón el impulso natural del ser creado está dirigido hacia la diferenciación y hacia la lucha contra el antiguo y pernicioso estado de igualdad. La tendencia natural se llama Principium Individuationis (Principio de Individuación). Este principio, en efecto, es la esencia de todo ser creado. En estas cosas podéis reconocer sin dificultad por qué el principio no diferenciado y la falta de discriminación son un gran peligro para los seres creados. Por ello, debemos ser capaces de distinguir las cualidades del Pleroma. Estas cualidades son los pares de opuestos, tales como:
Lo efectivo y lo no efectivo
la plenitud y la vacuidad
lo vivo y lo muerto
la diferencia y la igualdad
la luz y la sombra
lo caliente y lo frío
la energía y la materia
el tiempo y el espacio
lo bueno y lo malo
lo bello y lo feo
la unidad y la multitud
Y así sucesivamente…
Los pares de opuestos son las cualidades del Pleroma; en realidad, también son inexistentes pues se eliminan mutuamente.

Como nosotros mismos somos el Pleroma, también tenemos estas cualidades presentes dentro de nosotros; ya que la base de nuestro ser es la diferenciación, poseemos estas cualidades en nombre y bajo el signo de la diferenciación, lo cual significa:

Primero: que las cualidades dentro de nosotros están diferenciadas unas de otras y, por lo tanto, no se eliminan mutuamente, sino irás bien están en acción. Así es como somos las víctimas de los pares de opuestos. Pues en nosotros el Pleroma está dividido en dos.
Segundo: las cualidades pertenecen al Pleroma, y podemos y debemos participar de ellas sólo en nombre y bajo el signo de la diferenciación. Debemos separarnos de estas cualidades. En el Pleroma se eliminan mutuamente; en nosotros, no lo hacen. Pero si sabemos cómo conocernos como seres aparte de los pares de opuestos, entonces, hemos alcanzado la salvación.
Cuando luchamos por lo bueno y lo bello, nos olvidamos de nuestro ser esencial, que es la diferenciación, y somos víctimas de las cualidades del Pleroma, que son los pares de opuestos. Luchamos para alcanzar lo bueno y lo bello, pero al mismo tiempo también alcanzamos lo malo y lo feo, pues en el Pleroma son idénticos a lo bueno y lo bello. Sin embargo, si nos mantenemos fieles a nuestra naturaleza, que es la diferenciación, entonces nos diferenciamos de lo bueno y lo bello y así, inmediatamente, nos diferenciamos también de lo malo y lo feo. Esta es la única manera de no fusionamos con el Pleroma, es decir, con la nada y la disolución.
Objetaréis y me diréis: has dicho que la diferenciación y la igualdad también son cualidades del Pleroma. ¿Cómo es, entonces, cuando luchamos por la diferenciación? ¿Acaso no somos fieles a nuestra naturaleza y debemos, finalmente, también estar en el estado de igualdad, mientras luchamos por la diferenciación? Lo que nunca deberíais olvidar es que el Pleroma no tiene cualidades. Nosotros somos quienes las creamos por medio de nuestro pensamiento. Cuando lucháis por la diferenciación o la igualdad o por otras cualidades, lucháis por pensamientos que fluyen hacia vosotros desde el Pleroma, es decir, pensamientos acerca de las cualidades inexistentes del Pleroma. Mientras corréis detrás de estos pensamientos, caéis de nuevo dentro del Pleroma y llegáis a la diferenciación y a la igualdad al mismo tiempo. Vuestro ser y no vuestro pensamiento es la diferenciación. Es por ello que no deberíais luchar por la diferenciación y la discriminación tal como las conocéis, sino luchar por vuestra verdadera naturaleza. Si en realidad lucharais, no necesitaríais saber nada acerca del Pleroma y sus cualidades, y aun así, llegaríais al verdadero objetivo gracias a vuestra naturaleza. Sin embargo, en vista de que el pensamiento nos aleja de nuestra propia naturaleza debo enseñaros el conocimiento con el cual podréis mantener vuestro pensamiento bajo control.

El Segundo Sermón

Durante la noche, los muertos permanecieron a lo largo de los muros y gritaron: “­¡Queremos saber acerca de Dios! ¿Dónde está Dios? ¿Está muerto?”
Dios no está muerto; está vivo como siempre. Dios es el mundo creado, puesto que es algo definido y, por lo tanto, está diferenciado del Pleroma. Dios es una cualidad del Pleroma y todo lo que he expresado con referencia al mundo creado es igualmente válido respecto a Él.
Dios se distingue del mundo creado, en cuanto que es menos definido y menos definible que el mundo creado en general. Está menos diferenciado que el mundo creado, pues el ámbito de su existencia es la plenitud efectiva; y sólo hasta el punto en que es definido y diferenciado es idéntico al mundo creado; así, Él es la manifestación real de la plenitud del Pleroma.
Todo lo que no diferenciamos cae dentro del Pleroma y se anula junto con su opuesto. Por lo tanto, si no discernimos a Dios, entonces, la plenitud real se nos anula. Dios mismo también es el Pleroma, hasta el más pequeño dentro del mundo creado, así como dentro del reino no creado, es en sí mismo el Pleroma.
La vacuidad efectiva es el ser del Diablo. Dios y el Diablo son las primeras manifestaciones de la nada, que llamamos el Pleroma. No importa si el Pleroma es o no es, ya que se anula en todas las cosas. Sin embargo, el mundo creado es diferente. Al ser Dios y el Diablo seres creados, no se anulan mutuamente, más bien se enfrentan como opuestos activos. No necesitamos pruebas de su existencia; es suficiente el hecho de que siempre debamos hablar acerca de ellos. Aún si no existieran, el ser creado (por su propia naturaleza diferenciada) siempre les daría a luz desde el Pleroma.
Todas las cosas que se manifiestan desde el Pleroma por la diferenciación son pares de opuestos; por lo tanto, Dios siempre tiene consigo al Diablo.
Como sabéis, esta correlación es tan íntima, tan indisoluble en vuestras propias vidas, que incluso es el Pleroma mismo. La razón de ello es que los dos se encuentran muy cerca del Pleroma, en donde todos los opuestos se anulan mutuamente y se unifican.
Dios y el Diablo se distinguen por la plenitud y la vacuidad, la generación y la destrucción. La actividad es común a ambos. La actividad los une. Por ello la actividad está por encima de ellos, estando Dios por encima de Dios, pues une la plenitud con la vacuidad en su funcionamiento.
Hay un dios del que no sabéis nada, pues los hombres se han olvidado de él. Lo llamamos por su nombre: Abraxas. Está menos definido que dios o el diablo. Para distinguir a dios de él, llamamos a dios Helios, o el sol. Abraxas es actividad; sólo lo irreal se le puede resistir; por ello su existencia activa se despliega con libertad. Lo irreal no es, por lo tanto, no puede resistir. Abraxas está por encima del Sol y por encima del Diablo. Es el improbable probable, que es poderoso en el reino de la irrealidad. Si el Pleroma fuera capaz de tener una existencia, Abraxas sería su manifestación.
A pesar de que es la actividad misma, no es un resultado en particular, sino un resultado en general.
Es la irrealidad activa, pues no tiene un resultado definido.
Sigue siendo un ser creado, puesto que está diferenciado del Pleroma.
El Sol tiene un efecto definido, igual que el Diablo: por lo tanto, nos parecen más reales que el indefinible Abraxas. Porque él es el poder, la resistencia, el cambio.
A estas alturas, los muertos sufrieron una gran conmoción, pues eran cristianos.

El Tercer Sermón

Los muertos se acercaron como la neblina desde los pantanos y gritaron: “-¡Continúa hablándonos del Dios supremo!”
Abraxas es el dios que es difícil conocer. Su poder es el supremo, pues el hombre no lo percibe en absoluto. El hombre ve el summum bonum (bien supremo) del Sol, y también el infinitum malum (mal infinito) del Diablo, pero no ve a Abraxas, puesto que es la Vida indefinible misma, que es la madre de lo bueno y lo malo. La vida parece más pequeña y más débil que el summum bonum (bien supremo), por lo que es difícil pensar que Abraxas habría de reemplazar al Sol en su poder, que es la fuente radiante de toda fuerza de vida. Abraxas es el Sol y también el abismo eternamente abierto de vacuidad, de quien disminuye y disimula, del Diablo. El poder de Abraxas es doble. No podéis verlo, pues en vuestros ojos la oposición de este poder parece anularlo. Lo que es dicho por el Dios-­Sol es vida; lo que es dicho por el Diablo es muerte. Sin embargo, Abraxas pronuncia la palabra venerable y la maldita, que es, al mismo tiempo, la vida y la muerte. Abraxas genera la verdad y la falsedad, el bien y el mal, la luz y la sombra con la misma palabra y la misma acción. Por lo tanto, Abraxas es verdaderamente el terrible. Es magnífico como el león en el preciso momento en que derriba a su presa. Su belleza es como la de una mañana de primavera. En efecto, él mismo es el Pan mayor, y también el menor. Es Príapo. Es el monstruo del mundo inferior, el pulpo con mil tentáculos, es el retorcimiento de serpientes aladas y de la locura. Es el hermafrodita del comienzo más inferior. Es el señor de sapos y ranas, que viven en el agua y se dirigen a la tierra, y que cantan juntos a mediodía y a medianoche. Es la plenitud, que se une a la vacuidad. Es la sagrada unión; es el amor y la muerte de él; es el santo y su traidor.
Es la luz más brillante del día y la más oscura noche de locura. Verlo significa la ceguera; conocerlo es la enfermedad; adorarlo es la muerte; temerle es la sabiduría. No resistírsele significa la liberación.
Dios vive detrás del Sol; el Diablo vive detrás de la noche. Lo que Dios crea de la luz, el Diablo lo arrastra hacia la noche. Sin embargo, Abraxas es el cosmos, su génesis y su disolución. A cada don del Dios-­Sol, el Diablo le añade su maldición. Todas las cosas que vosotros pedís al Dios­-Sol generan una acción del Diablo. Todas las cosas que lográis a través del Dios­-Sol se suman al poder efectivo del Diablo. Así es el terrible Abraxas. Es el ser manifiesto más poderoso, y en él la creación siente temor de sí misma. Es la protesta revelada de la creación contra el Pleroma y su nada. Es el terror que el hijo siente contra su madre. Es el amor de la madre por su hijo.
Es el deleite de la tierra y la crueldad del cielo. El hombre se paraliza ante su rostro. Antes que él, no existen preguntas ni respuestas. Es la vida de la Creación. Es la actividad de la diferenciación. Es el amor del hombre. Es la palabra del hombre. Es tanto el brillo como la sombra oscura del hombre. Es la realidad engañosa.
Aquí, los muertos se lamentaron y se enfurecieron grandemente, pues aún eran incompletos

El Cuarto Sermón

Refunfuñando, los muertos llenaron la habitación y dijeron: “¡Háblanos sobre dioses y diablos, tú, maldito!”
El dios-­sol es el bien supremo, el diablo es lo opuesto; por ello tenéis dos dioses. Sin embargo, hay muchos bienes grandes y muchos males inmensos, y entre ellos hay dos dioses-­diablos, uno de los cuales es el ardiente, y el otro, el creciente. El ardiente es Eros en su forma de llama. Brilla y devora. El creciente es el Árbol de la Vida; crece verde y acumula materia viviente mientras crece. Eros se enciende y luego se extingue; el árbol de la vida, sin embargo, crece lentamente y alcanza una estatura majestuosa a través de las innumerables eras.
El bien y el mal se unen en la llama. El bien y el mal se unen en el crecimiento del árbol. La vida y el amor se oponen en su propia divinidad.
Inconmensurable, como la constelación de estrellas, es el número de dioses y diablos. Cada estrella es un dios, y cada espacio ocupado por una estrella, un diablo. Y la vacuidad del todo es el Pleroma. La actividad del todo es Abraxas; sólo lo irreal se le opone. Cuatro es el número de las divinidades principales, pues cuatro es el número de las medidas del mundo. Uno es el principio: el Dios­Sol. Dos es Eros, pues se expande con una luz brillante y combina dos. Tres es el Árbol de la Vida, pues llena el espacio con cuerpos. Cuatro es el Diablo, pues abre todo lo que está cerrado; disuelve todo lo que tiene forma y cuerpo; es el destructor, en el que todas las cosas vuelven a la nada.
Soy afortunado, pues se me concedió el conocimiento de la multiplicidad y la diversidad de los dioses. Pobres de vosotros, pues habéis sustituido la unidad de Dios por la diversidad que no puede transformarse en el Uno. A través de ello, habéis creado el tormento de la incomprensión y la mutilación del mundo creado, cuya esencia y ley es la diversidad. ¿Cómo podéis ser fieles a vuestra naturaleza cuando intentáis hacer uno de los muchos? Aquello que hacéis a los dioses, recae en vosotros. Estáis todos hechos de la misma manera, y, así, vuestra naturaleza también está mutilada.
Por el bien del hombre puede reinar la unidad, pero nunca por el bien de Dios, pues hay muchos dioses pero pocos hombres. Los dioses son poderosos y soportan su diversidad, pues, como las estrellas, permanecen en soledad y están separados por enormes distancias unos de otros. Los humanos son débiles y no pueden soportar su propia diversidad, pues viven cerca unos de otros y siempre desean compañía, por lo cual no pueden soportar su propio y preciso estado de separación. Por el bien de la salvación os enseño lo que debe desecharse, por lo cual yo mismo he sido expulsado.
La multiplicidad de los dioses iguala a la multiplicidad de los hombres. Incontables dioses están esperando convertirse en hombres. Incontables dioses ya han sido hombres. El hombre participa de la esencia de los dioses; proviene de los dioses y se dirige hacia Dios.
Así como es inútil hablar sobre el Pleroma, también en inútil venerar a los múltiples dioses. Más inútil aún es venerar al primer Dios; plenitud real y bien supremo. A través de nuestras plegarias no podemos añadir ni quitarle nada, pues su vacuidad real se traga todo. Los dioses de la luz componen el mundo celestial, que es múltiple y se extiende hacia el infinito y se expande en la inmensidad. Su señor supremo es el Dios­Sol. Los dioses oscuros forman el mundo inferior. No tienen complicaciones y son capaces de disminuir y encogerse en el infinito. Su señor más profundo es el Diablo, espíritu de la Luna, el siervo de la Tierra, que es más pequeño, más frío y más inerte que la Tierra.
No existe diferencia entre el poder de los dioses celestiales y los terrenales. Los celestiales se expanden, los terrenales se reducen. Ambas direcciones se extienden en el infinito.

El Quinto Sermón

Los muertos estaban llenos de desprecio y gritaban: “¡Enséñanos, loco, acerca de la Iglesia y la sagrada comunidad!”
El mundo de los dioses se manifiesta en la espiritualidad y la sexualidad. Los dioses celestiales aparecen en la espiritualidad, los terrenales en la sexualidad.
La espiritualidad recibe y abarca. Es femenina, en consecuencia, la llamamos Mater Coelestis, madre celestial. La sexualidad genera y crea. Es masculina y la llamamos Phallos, padre terrenal. La sexualidad del hombre es más terrenal, mientras que la de la mujer es más celestial. La espiritualidad del hombre es más celestial, pues se mueve hacia lo grande. Por otra parte, la espiritualidad de la mujer es más terrenal, pues se mueve hacia lo más pequeño.
Perversa y engañosa es la espiritualidad del hombre que se dirige hacia lo más pequeño; lo mismo sucede con la espiritualidad de la mujer que se dirige hacia lo más grande. Cada cual debe encaminarse hacia su propio lugar.
El hombre y la mujer se vuelven perversos uno con el otro cuando no separan sus caminos espirituales, pues la naturaleza de los seres creados siempre tiene el carácter de la diferenciación.
La sexualidad del hombre se dirige a lo terrenal; la de la mujer se dirige a lo espiritual. El hombre y la mujer se vuelven perversos uno con otro si no hacen una discriminación entre sus dos formas de sexualidad.
El hombre debe conocer lo que es más pequeño, la mujer lo que es más grande. El hombre debe separarse de la espiritualidad y de la sexualidad. Llamará Madre a la espiritualidad, y la entronará entre el cielo y la tierra. Llamará Phallos a la sexualidad, y la colocará entre él y la tierra, pues la Madre y el Phallos son demonios sobrehumanos y son manifestaciones del mundo de los dioses. Son más reales para nosotros que los dioses, pues están más cerca de nuestra propia existencia. Cuando no podéis distinguir entre vosotros, por una parte, y la sexualidad y la espiritualidad por otra, y cuando no podéis verlas como existencias por encima y a vuestro lado, entonces os convertís en sus víctimas, es decir, las del Pleroma. La espiritualidad y la sexualidad no son vuestras cualidades, no son cosas que podáis poseer y abarcar; por el contrario, son demonios poderosos, manifestaciones de los dioses y, en consecuencia, se yerguen por encima de vosotros y existen en si mismas. No poseemos la espiritualidad o la sexualidad por nosotros mismos; más bien estamos sujetos a las leyes de la espiritualidad y la sexualidad. Por lo tanto, nadie escapa de estos dos demonios. Los veréis como demonios, como causas comunes y graves peligros, como los dioses y, sobre todo, como el terrible Abraxas.

El hombre es débil, en consecuencia la comunidad es indispensable; si no está la comunidad bajo el signo de la Madre, entonces está bajo el signo del Phallos. No tener comunidad significa sufrimiento y enfermedad. La comunidad trae consigo la fragmentación y la disolución. La diferenciación conduce a la soledad. La soledad es contraria a la comunidad. Gracias a la debilidad de la voluntad del hombre, contrariamente a la de los dioses y demonios y su ley ineludible, existe la necesidad de la comunidad. 

Por ello, habrá tanta comunidad como sea necesario, no por el bien de los hombres, sino por el de los dioses. Los dioses os fuerzan dentro de una comunidad. Tanta comunidad como os impongan es necesaria, pero más de ello, es malo.
En la comunidad, cada uno estará sometido a otro, para que se mantenga la comunidad, puesto que la necesitáis. En el estado solitario, cada uno será colocado por encima de los demás, para que pueda conocerse y evitar la servidumbre. En la comunidad habrá abstinencia. Que en la soledad haya derroche de abundancia. Pues la comunidad es la profundidad, mientras que la soledad es la altura. El verdadero orden en la comunidad purifica y conserva. El verdadero orden en la soledad purifica y aumenta. La comunidad nos da calor, mientras que la soledad nos da la luz.

El Sexto Sermón

El demonio de la sexualidad llega a nuestra alma como una serpiente. Es mitad humano, y su nombre es pensamiento­deseo.
El demonio de la espiritualidad desciende a nuestra alma como un pájaro blanco. Es la mitad de un alma humana, y su nombre es deseo­pensamiento.
La serpiente es un alma territorial, mitad demoníaca; un espíritu relacionado con los espíritus de los muertos. Como estos, la serpiente también se introduce en varios objetos terrestres. La serpiente también infunde terror en los corazones de los hombres y enciende el deseo en ellos. La serpiente es en general de carácter femenino y siempre busca la compañía de los muertos. Está asociada con los muertos que están apegados a la tierra, que no han encontrado el camino por donde cruzar el estado de soledad. La serpiente es una ramera y se asocia con el Diablo y los malos espíritus; es un espíritu tirano y atormentador, que siempre tienta a las personas para quedarse con la peor compañía.
El pájaro blanco es el alma del hombre semi­celestial. Vive con la Madre y en ocasiones desciende de la morada de la Madre. El pájaro es masculino y su nombre es pensamiento efectivo. El pájaro es casto y solitario, un mensajero de la Madre. Vuela muy por encima de la Tierra. Impone soledad. Trae mensajes desde lejos, de aquellos que ya se han ido, que están perfeccionados. Lleva nuestras palabras a la Madre. La Madre intercede y advierte, pero no tiene poder contra los dioses. Es un vehículo del Sol.
La serpiente desciende a las profundidades y, con su astucia, paraliza o estimula al demonio fálico. La serpiente trae de las profundidades los pensamientos astutos del demonio terrenal, pensamientos que reptan por todas las aberturas y se saturan de deseo. Aunque la serpiente no quiere serlo, nos es útil. La serpiente elude nuestro alcance, la perseguimos y ella nos enseña el camino que, con nuestro limitado ingenio humano, no podríamos encontrar.
Los muertos alzaron la mirada con desprecio y dijeron: “-Deja de hablarnos de dioses, demonios y almas. Hemos sabido todo esto en esencia durante mucho tiempo”.

El Séptimo Sermón

Por la noche, los muertos regresaron y, entre quejas, dijeron: “-Debemos saber otra cosa, puesto que nos habíamos olvidado de discutirla: enséñanos acerca del hombre”.
El hombre es un portal por el que entran desde el mundo exterior los dioses, demonios y almas, hacia el mundo interior; desde el gran mundo hacia el mundo más pequeño. El hombre es pequeño e insignificante; enseguida lo dejamos atrás, y así entramos en el espacio infinito, en el microcosmos, en la eternidad interior.
En la distancia inconmensurable brilla una estrella solitaria en el punto más alto del Cielo. Este es el dios único de esta solitaria estrella. Es su mundo, su Pleroma, su divinidad. En este mundo, el hombre es Abraxas, que crea y devora a su propio mundo. Esta estrella es el dios y la meta del hombre. Es su divinidad guía: en ella, el hombre encuentra consuelo. A ella conduce el largo viaje del alma después de la muerte; en ella brillan todas las cosas que, de otra manera, podrían impedir al hombre ir al mundo mayor con el brillo de una gran luz. A ella el hombre debería orar. Esta oración aumenta la luz de la estrella. Esta oración construye un puente por encima de la muerte. Aumenta la vida del microcosmos, cuando el mundo eterno se enfría, esta estrella aún brilla.
No existe nada que pueda separar al hombre de su propio dios, si el hombre puede simplemente desviar su mirada del ardiente espectáculo de Abraxas. El hombre aquí, Dios allí. Debilidad e insignificancia aquí, poder creativo eterno allí. Aquí no hay más que oscuridad y frío húmedo. Allí todo es luz solar.
Después de oír esto, los muertos permanecieron en silencio, y se elevaron, como el humo sobre el fuego del pastor, que cuida a su rebaño durante la noche.

Anagrama:

Nahtriheccunde
Gahinneverahtunin
Zehgessurklach
Zunnus.

[1] Basílides es el pseudónimo que usó Jung. Aunque es posible que para él significara algo más que un recurso poético, ya que estos textos los produjo en un estado que podríamos llamar mediúmnico, y la tradición espírita postula que en estos episodios el médium no es más que un canal que redacta lo dictado por una entidad trascendente.
_____________________________________________________________________


_____________________________________________________________________

.

domingo, 25 de marzo de 2018

Tesis de Trabajo Interno


1. El hombre superior aparece cuando han sido agotados los recursos ordinarios del hombre común.

2. Aparece como necesidad en el proceso de desarrollo, y no como sucedáneo de este.

3. Surge en determinado momento del desarrollo humano, asumiendo lo mejor de las etapas anteriores, y no como sustituto del compromiso con la evolución.

4. Las facultades superiores conectan desde lo mejor de las facultades ordinarias del hombre.

5. A través de su acción más elevada, el Principio Activo se le manifiesta. A través de su más intenso amor, el Amor Universal se presenta en él. Por su reflexión más profunda la Inteligencia Infinita conecta.

6. Todo pensamiento o emoción es un acto, como de actos está compuesta la respiración o la digestión.

7. En tal sentido, la acción no puede ser reducida a función del centro motriz, ya que lo envuelve todo.

8. Una división adecuada para el trabajo es entre lo interno y lo externo.

9. Pretender desarrollar y efectivizar la acción en el medio sin tocar el intelecto (ideas y creencias dominantes) y la emotiva (adherencias, valores) es no comprender la relación entre lo interno y su manifestación.

10. El bio-tipo se define por cuanto toda la estructura psico-fisiológica actúa en función de un centro, el cual asume el rol de centro de gravedad.

11. Desbloquear la motricidad implica crear condiciones intelectuales y emotivas para tal desbloqueo. Mas aún cuando se comprende que gran parte de la ruptura de continuidad entre lo interno y su manifestación se produce por tales condiciones.

12. La acción es la clave del progreso, del avance y la evolución.

13. El hombre puede pasarse la vida especulando, sin progresar un paso, salvo en su capacidad y repertorio especulativo.

14. El hombre puede pasarse la vida sintiendo, sin avanzar un paso, salvo en su capacidad y repertorio sentimental.

15. La acción orienta el pensar y le define problemas concretos; canaliza las emociones que de otra forma se desbordarían en una orgía emocional.

16. Es necesario aprender a administrar los recursos energéticos: poner la acción en el centro, y la energía en la acción.

17. De esta manera se seleccionan sólo las emociones que contribuyen a la acción, y sólo los pensamientos que la orienten.

18. Sólo así puede salirse de ese remedo de vientre materno que es el tibio y descomprometido encerramiento en el propio psiquismo.

19. El hombre se acerca a lo que le produce temor con la misma fuerza con que se aleja de ello.

20. Lo peligroso ejerce atracción y repulsión con la misma intensidad. Es un constante probarse o protegerse: así aparecen los audaces y los temerosos.

16a. De esta forma no se detiene la energía en el puro pensamiento o en la pura emoción, sino que recorre el circuito natural de la energía: exterior-interior-exterior.

16b. El cuerpo debe ser educado para que refleje, sin abemolamientos, lo interno del hombre: es tender un puente hacia el vacío.

17. El hombre es la mediana estadística de sus actos.
…Aún cuando tenga actos contradictorios, tiene una tendencia central: ella lo define.

18. En momentos de exaltación y fuerza interna, el hombre desprecia lo externo, los obstáculos, las redes y cadenas.
En momentos de depresión y debilidad interior, el hombre se aferra a lo externo... personas. cosas, ideas.

19. Por eso, decisiones tomadas en determinado estado interior son abominadas cuando se cambia de estado.

20. Todo lo importante que el hombre hace en su vida, lo hace desde estados de fuerza y exaltación: los únicos que pueden romper los convencionalismos, condicionamientos y encadenamientos del sistema.

21. Su otra posibilidad es crecer para el sistema y permanecer en zonas seguras, escuchando las voces de la debilidad, que le hablaron en nombre del sentido común.

22. El vacío será sobre los que no fueron capaces de vivir su propia vida, y deambularon sobrios y formales por agradar a otros hombres.

23. El desorden interno sólo puede ser superado a través de una voluntad que domine y controle las emociones y pensamientos. Tal voluntad. como cualquier otra facultad, se desarrolla en tanto se ejercita.

24. La voluntad ordinaria, en su máxima expresión. conecta con la zona de conciencia en donde radica el poder sobre el cuerpo. Esto queda de manifiesto cuando –por drogas, hipnosis o situaciones límite– se rompe el bloqueo hacia tal zona, y el hombre realiza prodigios que no logra explicarse.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________
.

viernes, 16 de marzo de 2018

Divagaciones - N° 1601 a 1700 - Omar Paladini

Divagaciones - N° 1601 a 1700 -
1700. Ciencia Ficción

La pluralidad de creencias puede ser vista como ciencia ficción.


1699. Dependencia y Sin Sentido

Andar dormidos por la vida es estar a merced de que todo suceda. 

La dependencia es máxima en ese caso, y la autonomía mínima.


1698. Sueño y Despertar

¿Será que el "pecado" es dejarnos a nosotros mismos dormir,

intención de fuga, destino de nadidad, de sin sentido?


1697. Muerte y Resurrección

El descenso a los infiernos, al inframundo, a aquello que no percibimos en nuestra vida cotidiana vigílica ordinaria, es necesario para comprendernos en profundidad, reconciliarnos con los demás y con nosotros mismos, y volver a la tierra, a nuestra vida cotidiana, con un caminar más limpio.

Desde ahí, libre de pesos innecesarios, de estados internos densos, podemos emprender el viaje hacia los cielos, hacia Kheter, hacia la polaridad en lo alto.



1696. Circo

En época del Imperio Romano

la premisa gobernante era: "Pan y Circo"

La premisa de quienes nos gobiernan actualmente es:

"Solo Circo"



1695. Patriarcado, Violencia Estructural y Abismo

Ovarios sobran, lo que faltan son huevos.

El patriarcado inhumano, que desde hace algunos miles de años viene regando de sufrimiento y sangre al planeta, está en la cima de su poder sobre una gran montaña de cadáveres y al borde de un gran precipicio.

Quitémosle nuestro apoyo, dejemos de ser idiotas útiles de su poder, y el mismo abismo se lo tragará.


1694. Buddhas

No hay un Buddha; Buddhas somos todos;

y si aquietamos la mente en su funcionamiento mecánico-reflejo, él se expresa.


1693. Intento y Despertar

El intento de mantenernos despiertos, es el esfuerzo que nunca nos defrauda.


1692. Yo Poético

La expresión, la traducción de experiencias profundas a poesía tiene fuerte impacto en la conciencia; en la propia conciencia y en las de otros que reciben el impacto que los conecta con lo profundo de sí mismos.


1691. Viaje y Canción

Si viajas por el camino, escucharas la canción que canta en el corazón.


1690. Reflexión. Re-Flexión - Volver a flexionar

Si toda reflexión es periférica y no ahonda en la profundidad, en los cimientos, poco podemos hacer. 

Más allá de los puntos de vista particulares, es escuchando al otro que ampliamos nuestra visión.


1689. Olvido, Atención, Conciencia Pura, Autonomía y Libertad

El olvido, olvidamos el origen, la conciencia pura que nos conecta con el todo.

La atención y a través de ella el recuerdo de sí en el aquí y ahora mismo nos conectan con ella, conciencia pura,

libre, sin dependencia ni objetos condicionantes,

autonomía plena que se despliega hacia el mundo.



1688. Capitalismo: Argentina (vale para otros países también)

Las tarifas eléctricas están muy altas, y el gas cada día más caro en este crudo invierno.

"... Ahorre energía, no se caliente...", dice un chiste popular. O caliéntese más bien con los responsables de este saqueo al pueblo argentino, que hoy tiene la cara de este (des)gobierno, más es un saqueó que no es nuevo y tiene décadas de implementación.

¿Y como se llama este saquéo?... Se llama: Capitalismo.

Y la misma palabra lo explica: el valor central es el capital, el dinero y todo lo que puede comprar, el dinero que va de la mano del poder; dinero y poder como valor central y no la gente.(06/06/2018)



1687. Acerca de Maestros y Aprendices

Un maestro no puede evitar la dependencia psicológica de los aprendices hacia él. Lo que si puede y debe hacer es no fomentarla.

Los maestros y aprendices, ambos están en proceso, y en sentido humano no hay mayor o menor sino iguales.

Aprendiz -ya fue dicho-, es el que aprende, el que prende, el que toma una herramienta y la sabe usar convenientemente para sí y para otros en amplitud.

Maestro es quien tiene maestría, es quien ha aprendido el uso personal y social de una herramienta cultural, y a su vez enseña su uso a quien tiene intención de aprender en función de sí mismo, de otros, y de la sociedad toda.

Y tendrá sentido lo hecho por maestros y aprendices en la medida que bondad y compasión sean su guía.


1686. Procesos y Aceleración


Los procesos se aceleran; ayer ya es la prehistoria; y mañana ya esta llegando aquí.


1685. Hereje

Del griego αἱρετικός, haíresis “division, elección”, 

proveniente del verbo αἱρεῖσθαι -haireísthai “elegir, dividir, preferir”-.

Hereje significa en suma "el que es libre de elegir".

Ser hereje es liberación de los condicionamientos sociales y culturales de origen; 


trabajo cotidiano en cada momento presente a través de la atención y la autocrítica.


1684. Inhumanidad e Identificación

La inhumanidad más despiadada

camina, habla, y actúa en el mundo,

sin vergüenza ni piedad

por el sufrimiento ajeno.

Y así nos va;


identificándonos con lo peor del otro,

obtenemos lo peor para nosotros.


1683. Conciencia y Humanidad

El no y el sí a transformaciones de fondo y no de forma es la cuestión primaria del debate. 

Vivimos en un mundo que hace rato perdió el rumbo; 

o más bien deberíamos decir que como sociedad humana hasta ahora no lo hemos encontrado.


1682. Vida

Un mundo de plástico, mucha tecnología y poca humanidad;

apariencia de vida en la no-vida;

esclavos de prótesis del tener y no ser.

Sin conciencia, poco, muy poco podemos hacer.

Con conciencia, atención e intencionalidad

algo mucho más interesante podemos experimentar y vivir.


1681. Fracaso y Humanidad

Esta fracasando una forma inhumana, una forma insensible de relacionarnos entre nosotros y con la vida en general. Es el sin sentido.

Es posible salir del sin sentido levantando la vista hacia los demás en particular y dejar de vernos la pelusa del ombligo del ego de la periferia en su nadidad.

Es lógico que fracasen creencias que ponen a las cosas, a los objetos del mundo como valor central y no a la gente.

Valor central de dinero y poder, fantasías de una mente alienada.

Hay salida de esta encrucijada y precisamente su puerta es el reconocimiento del fracaso de valores que ya nada aportan al desarrollo humano.

Un nuevo mundo es posible en la medida en que lo peor del anterior se vaya derrumbando y construyamos el nuevo con lo que haya quedado en pié.



1680. Sin Sentido y Repetición

"La Repetición" se llama esta vieja y gastada película 

que vivimos en nuestras sociedades enfermas de inhumanidad.


1679. Buddhas

Todos somos Buddhas.

En conciencia pura no hay más o menos evolucionados 

-y ni siquiera tiene sentido plantear esa polaridad-. 

"Ser-Conciencia", dijo Rumi; y agrego: "Conciencia pura es tu esencia".


1678. Esclavitud y Posibilidades Abiertas

Esclavitud es actuar reactivamente por reflejo 

y no proactivos con una dirección mental clara, con imágenes bien definidas.

Ver hacia adelante es poder mirar hacia el pasado 

y en su hitos visualizar la tendencia de un proceso, su dirección, su rumbo.

En esa tendencia que es posibilidad abierta, lo permanente se hace presente,

y el futuro sera lo que nuestra intencionalidad ponga en juego en cada acto del momento presente.


1677. Se viento

¿Existe el viento sin el aire, sin las diferencias en la presión en la atmósfera, y sin las distintas temperaturas en el aire?

Se sin ser un algo, solo ser.

Se viento.


1676. Conciencia Pura

Si la buscas no la encuentras. No es un objeto.

En el silencio aflora, se hace presente, aunque siempre estuvo allí, nunca ausente.

No hay sombras en ella, todo ilumina.


1675. ¿Accidente o Sonambulismo?

A veces nos suceden cosas desagradables en la vida. 

A veces son accidentes, otras veces fruto de andar divagando dormidos por la vida.

El accidente (del tipo que fuera) es el indicador de la falla atencional.

Prestando atención es más difícil el accidente, 

y más fácil el camino hacia el destino: conciencia de sí (y eventualmente conciencia pura).


1674. Violencia Cultural y Violencia Directa = Violencia Estructural

Las distintas formas que toma la discriminación de los otros es violencia cultural, que de tanto arraigo muchas veces no es percibida como tal;

y ella es la base donde se apoyan, donde se fundamentan las distintas formas de la violencia manifiesta, de las violencias visibles personales y sociales;

y ambas, violencia cultural y violencia directa, se centran en el conjunto de estructuras que sostienen, que le dan soporte a la violencia estructural que impregna nuestra mente como individuos y a toda la sociedad como conjunto humano.



1673. Kheter...

Más allá del ensueño de formas y creencias, del parasitismo de signos y símbolos, de conceptos e imágenes, la conciencia pura ilumina y barre con toda penumbra y oscuridad.

Se desciende desde ahí por el camino de la autonomía, conectando con lo mejor a registro interno del pensar y el sentir, y desde ahí fluye la acción hacia el otro, hacia los otros (el otro también es uno mismo, no hay dos).



1672. Aprender a Elegir

Elegir es un arte.Y elegir no es sinónimo de discriminar.

Discriminar se usa en sentido negativo cuando esa discriminación es la base del ejercicio de algún tipo de violencia, sea sutil o grosera.

Estamos preparados para la violencia, tanto para ejercerla como para sufrirla.

Es parte de la cultura nefasta en que nos criamos.

Cultura alienada, enferma de inhumanidad.

Si vamos a elegir estamos en todo nuestro derecho, nadie debe elegir por nosotros.

Es en la elección ante posibilidades a escoger que se va definiendo nuestra vida, y sera en relación a las elecciones que vamos haciendo en el aquí y ahora mismo.


1671. Acerca de El Centro por Morada

Suele ser a veces un poco dificultoso llegar al centro de uno mismo.

Muchos objetos, muchos obstáculos se van acumulando en nuestra mente a lo largo del tiempo que nos van bloqueando el libre acceso al sí mismo esencial.

Para ese acceso es necesario ir bajando los ruidos en nuestra mente, conciliando contradicciones; y desde ahí es posible ir silenciando la mente.

Podremos llegado el caso hacer silencio, hacer esa suerte de vació mental. Y para ello hay que soltar.

Creemos que perdemos algo cuando soltamos.

Quizás sí perdemos. Perdemos pesos en la conciencia, perdemos tensiones, perdemos dolores de cabeza, y en suma, perdemos sufrimientos mentales.

Es interesante el perder ese tipo de cosas.


1670. Imagen y Destino

Dirección mental, imágenes trazadoras que van en una linea y no en otras.

Si más allá de las curvas y contracurvas, y de los desvíos, mantenemos la dirección a aquello a lo cual aspiramos, llegaremos a destino.

Y cada paso es el destino que se hace presente, y se define en cada acto del aquí y ahora mismo.


1669. Tao y Conciencia Plena

Para saber lo que es falso habría que saber lo que es verdadero,

para saber lo que es central lo que es periférico. 

En el centro por morada no hay dualidad, 

y por lo tanto ni falso ni verdadero sino conciencia plena.


1668. Punto 0 (cero)

Hay que ir al encuentro del punto de cruce 

(no-diferenciación, no-complementación, sino síntesis.)


1667. Egoísmo y Capitalismo

El egoísmo llevado al extremo es capitalismo, es decir inhumanidad,

carencia total de compasión por el sufrimiento ajeno.

Ajeno a uno mismo, ya que no hay identificación ni registro del padecimiento del otro.

Y la violencia es el eje donde gira el capitalismo.

Violencia que no es parte del sistema sino que es estructural a él, 


su esencia misma es inhumanidad y violencia en todas sus formas, 

violencias sutiles o groseras, más siempre monstruosas.


1666. Crítica, Autocrítica, y Espejo

Es interesante la crítica y la autocrítica. 

Muy interesante es en esos casos como el otro 

actúa como espejo para ver nuestro propio rostro.


1665. Errores y Errores

Ya fue dicho de que para obtener resultados distintos hay que hacer algo distinto.

Si repetimos los mismos actos hasta el cansancio, iguales serán los resultados hasta el cansancio.

Sí intentamos hacer algo distinto es probable que cometamos errores -tal vez sí, y tal vez no-, más serán errores distintos y no los aburridos errores de siempre.


1664. Señales

Prestemos atención a las señales.

Prestar atención ya es un primer paso interesante.

Hay señales que nos pueden ir marcando que vamos hacia lugares interesantes y positivos; 

y hay señales que nos pueden ir marcando que vamos hacia un precipicio


1663. Intencionalidad y Sentido de Vida

Los degradadores de la vida fomentan el odio y el resentimiento; 

y desde ahí al sin sentido de vivir hay un paso.

En el intento de superación de lo dado, de lo que está ahí sin sentido aparente, 

se abre paso la intencionalidad de la conciencia presente en todos y en todo.

Desde esa intención de apertura hacia el mundo -interno-externo, no hay dos- 

y a su transformación y transmutación permanente

nuestro sentido de vida se esclarece en resonancia con todo lo que nos rodea.

1662. Voz de la Conciencia y Resonancia

Siempre esta el intento de lo que uno replica resuene en las cuerdas internas y siga su marcha.

Es el eco que viene de lejos, voces de una conciencia lejana que todavía se hace escuchar.


1661. Nosotros y El Compartir

Compartir, com partir, comer lo partido;

comer, masticar, remorder, hasta digerir;

procesar, comprender;

prender lo que nos es necesario en el momento presente,

y soltar lo no ya útil.


1660. Responsabilidades

-La culpa la tiene el otro.

-¿El otro?... Sí, claro. El otro es responsable de sus acciones... ¿Y de que se lo acusa?...

-Se lo acusa de ser egoísta y de solo pensar y actuar desde sus intereses personales sin que le importe el daño que pueda ocasionarle a otros.

-Mira tú, que coincidencia, es lo que hacemos la gran mayoría cotidianamente... Una pregunta... ¿El otro no hace autocrítica del daño que le ocasiona al prójimo?...

-¡No hace ni la menor autocrítica!...

-¡Pero que bárbaro, otra coincidencia más!... Nosotros tampoco hacemos ninguna autocrítica...

-¿...?...

-El problema se presenta en que para el otro, nosotros somos "el otro".

Y... sí... "la culpa la tiene el otro". Y la pereza mental.

Pero que cabeza la mía, me olvidaba que para ser responsable hay que tener conciencia.

-¡Es que conciencia tenemos todos!...

-Sí, claro... ¡El tema es que hay que usarla!...".



1659. Lo mejor, lo peor

Escuchado por ahí: "Sacan lo peor de mi"... Interesante...

Si lo peor afloro es una buena ocasión el haber caído en cuenta de ello y desalojarlo de nuestro interior.

Quizás de esa manera, libres de basura mental, podremos sacar sin obstáculos lo mejor de nosotros mismos y brindarlo al mundo.



1658. Magia

La magia surge desde lo profundo de nuestro corazón unida con conciencia e intencionalidad.


Brota como manantial, y bondad y compasión le dan la bienvenida.

Unidas levantan vuelo hacia alturas extremas donde mora el celestial silencio.

El mensaje de él, por caminos de autonomía se despliega en infinitas posibilidades,

y lo humano iluminado disipa las tinieblas, y se transforma en lo que es: humano, sensiblemente humano.


1657. Buddha

No hay un Buddha. Todos lo somos si dejamos que se exprese.


1656. Gente del Futuro


Yo conozco gente del futuro; no es gente que por arte de magia, o por algún proceso cósmico, o con una máquina del tiempo y no se como, a viajado desde el futuro al presente. No. Nacieron aquí, en este planeta, hace unos pocos años, como tú; son de carne y hueso, como tú; no parecen de este planeta, más son de este, como tú; son profundamente humanos, como tú.

1655. Mirar Profundo

"... ¿ que ves ...cuando ves?..." pregunto una amiga.


Depende del nivel de conciencia en que este trabajando es lo que veo.

Ahora bien, cuando veo en profundidad solo veo conciencia e intencionalidad, en mi, en todos, y en todo.


1654. En Común - Comunidad

"... Mira lo que tienes en común con tus amigos..." dice en una parte del muro de Facebook.

Me lo he preguntado ha veces.

Y la respuesta fue que lo que tenemos en común es que todos somos seres humanos.

Eso tenemos en común. Y no es p
oco.


1653. Dirección Mental y Emociones

Según cual sea nuestra dirección mental, así serán las emociones que vayan surgiendo;

y en ese sentido las determinan en una suerte de lógica matemática.

Variando la dirección mental con atención e intencionalidad irán variando a su vez las emociones.


1652. Lo metafórico como traducción de comprensiones de peso interno

Sí estamos trabajando en el nivel de conciencia de sí, en la frontera con la vigília ordinaria,

el paso a la configuración del yo poético, el yo inspirado, cambia el funcionamiento psíquico,

hay mucha más carga energética y esta se traduce en aceleración en las respuestas a estímulos.

En este caso, si se canaliza la respuesta hacia el mundo desde el yo inspirado, el impacto puede ser de importancia en quien recibe el mensaje emitido.



1651. Trabajo Interno, Cotejo, Experiencia e Interpretación

Quien trabaja internamente tiene la posibilidad de ir comprendiendo lo dicho por otros en base a su propia experiencia; de lo contrario todo queda en palabras e imágenes.

Es en las experiencias internas que se va dando la comprensión, de lo contrario solo estamos en el plano del intelecto y de las creencias.

Si uno por ejemplo trabaja en integración de contenidos internos (transferencia y autotransferencia) puede interpretar que cuando un alquimista dice "solve et coagula" (disuelve y une, separa y junta) se refiere a ese tipo de operaciones de disolver las contradicciones internas y unir su mundo interno.

Los registros internos van despejando las dudas camino hacia la certeza interna. Certeza que hay que ir dejando siempre entre paréntesis como apertura hacia nuevas comprensiones y descubrimientos.

Descubrimiento. Des Cubrir, Develar, Sacar el velo a aquello que tapado por palabras e imágenes no permitían ver. Trabajo sobre sí con atención, e intencionalidad puesta en la superación de toda barrera que se presente ante la mente.



1650. Emociones

Emociones densas ligadas a adhesiones y rechazos. 

Emociones bipolares ligadas a "ayer te quise y hoy te odio".

Emociones poco serias. Emociones que tiran hacia abajo.

Hay en cambio emociones de otro nivel, 


emociones que tiran hacia arriba, emociones que nos inundan de alegría.

Emociones de manos abiertas en bondad y compasión.

Emociones que inspiran, donde lo creativo surge incontenible.

No estamos ya en una emoción cíclica de "te quiero, te odio".

Es ya una emoción que va levantando vuelo acompañada por el nivel de trabajo de conciencia de sí, 


que no cae ya en estados crepusculares de conciencia,

y ha pasado previamente por el camino de la purificación de los contenidos mentales.

Emociones que se complementan en amplitud de posibilidades a escoger, más allá de las condiciones y la dependencia. 


Caminos de autonomía y libertad se abren desde allí.


1649. Cerrazón y Apertura

Los seres humanos experimentamos en algún momento de nuestra vida la cerrazón sobre nosotros mismos, o la apertura hacia los otros y al mundo.

En la cerrazón giraremos en círculos como canes mordiéndonos la cola.

Contaminación mental de ámbito cerrado y sin sentido serán sus amargos frutos.

En la apertura hacia los otros nos reencontraremos con nosotros mismos. Somos con los otros. Sin los otros no existimos, sobrevivimos, no vivimos.

Vivir es vivir en comunidad, en lo común, que de tan común que nos resulta no vemos lo que de extraordinario tiene.

Podemos decir que somos una partícula insignificante en un universo en expansión ¡más qué maravilla!... somos parte viva de ese universo, y a su vez ese universo vive en nuestro interior y en todos y todo lo que nos rodea.



1648. Sonrisa

Tu sonrisa franca enamora.



1647. Mayéutica

Escribir acunando, tomando lo dicho como un bebe en brazos, con ternura.

¿Sera acaso eso, lo dicho hace tiempo, lo de parir ideas y de ayudarlas a nacer? 

Todo parto tiene su dolor en el cuerpo, más el generar vida es iluminación.


1646. Problemas

Es más problema a veces como uno reacciona a lo que el otro hace, que el problema -real o supuesto- que el otro genera.


1645. Violencia Estructural

"... que se puede construir sobre la base de la venganza, el odio y toda clase de violencia..." dijo una amiga.


¿Que se puede construir?... Se puede construir una sociedad como la actual, donde la violencia son los cimientos mismos en que se apoya.

La violencia es estructural al sistema en el cual vivimos;

es avalada a través de la violencia cultural que se traduce en discriminaciones y diferenciaciones de diverso tipo;

y llegado el caso se expresa esa violencia en forma directa, burda, cruel, y descarnadamente monstruosa...".



1644. La Pregunta

"¿Cuántos ángeles caben en la punta de un alfiler?" eran las discusiones entre los monjes de Bizancio.

No sabemos cuales fueron las conclusiones a esta pregunta ya que los turcos otomanos en el año 1453 tomaron Constantinopla, y a punta de espada pusieron fin a esta discusión.

Suele ocurrir que cuando el nivel de preguntas que nos hacemos cae en lo secundario poniéndolo como primario, todo se desdibuja.

La divagación sin sentido no nos lleva muy lejos.

Quizás mejor que hacernos preguntas alejadas de lo que nosotros podamos experimentar en forma directa, no sea la mejor opción.

Es desde lo que vamos experimentando desde donde surgen las preguntas fundamentales.

La pregunta guía, y el que busca encuentra. Por lo menos habrá encontrado lo esencial: La pregunta.



1643. Memoria y Proceso

En la memoria de un proceso se va fijando la tendencia.

A mayor cantidad de actos lanzados en la misma dirección, 

más difícil será quebrar, desviar esa tendencia a futuro.


1642. El Registro Interno

Actos y Objetos de Conciencia.

Actos y el registro que esos actos nos van dejando. 

Son importantes los registros internos que uno va teniendo, 

ya que nos van marcando tanto el fruto de los actos lanzados, 

así como la dirección mental del momento.


1641. Buddhas

En lo alto, sin palabras, Buddha habla, y guía. 

Todos somos uno, todos somos Buddhas. 

Sera bueno no olvidarlo, y actuar en consecuencia.


1640. Atención

Sin atención nada de nada, ni a la esquina.

 Que a la esquina... Ni un paso podes dar, 

te tropezás y te caes en tu propia casa.


1639. Objetivo y Fe, Proyección, Previsión, y Destino

Si hacia las alturas de un nivel más alto de conciencia volamos, la fe serán las alas que sostengan el vuelo.

Si no hay fe, optimismo, fe en llegar al objetivo, no me moveré en búsqueda. Inmóvil vegetare, no viviré sino sobreviviré.

Con fe en cambio generare intentos hacia aquello que se me representa como imagen, y lo creativo surge en el camino que voy transitando.

A su vez tendré que estar atento a los peligros que se me presenten, y en lo posible prever, ver adelante, ver hacia el futuro, ver los inconvenientes que se pueden llegar a presentar para poder sortearlos, y llegar sin inconvenientes a destino



1638. Yo Inspirado

En lo poético se abre el portal; el yo inspirado, emociones de un nivel superior.


1637. Acerca de Democracia

Las democracias en que nos toca vivir son democracias formales, y no democracias reales. 

Son una farsa de democracia.


1636. Intención de Libertad

No hay placebos en la libertad, es un acto intencional, 


acto de liberación permanente en el aquí y ahora mismo.


1635. Mística Luminosa

Alegría es mística de vida, proceso continuo que se regenera, energía y fuerza del alto amor, bondad compasiva que nada detiene, amando la vida y lo por hacer.



1634. Mirada

Lo maravilloso se despliega ante nuestros ojos a cada instante ¿podemos verlo?...


1633. Intencionalidad

Si cada uno de nosotros hacemos nuestra parte en cada momento y lugar, algo interesante puede suceder y crecer en este mundo.


1632. Alegría

Factor mental del despertar es la alegría.


1631. Abismo y Fuego

El camino del fuego purificador hay que transitar para que se abran las puertas del umbral y que El Abismo quede atrás.


1630. Clase Dominante, Clase Dominada 

¿Cual es la razón por la cual el pueblo vota a gobernantes que terminan jugando en contra de los intereses de quienes los eligieron?.......

Hum... veamos: 

"...Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época; / o, dicho en otros términos, la clase que ejerce el poder material dominante en la sociedad es, al mismo tiempo, su poder espiritual dominante...". Karl Marx


1629. Humanos

Todos somos uno, seres humanos al fin.


1628. Ego y Ser

-¿Que soy?... -Descúbrelo... descorre el velo... 

-¿Como hacerlo?... -Abre la jaula del ego, ve más allá.......


1627. Yo Inspirado

El portal hacia a lo profundo en el ser humano, hacia el sí mismo, lo abre la conexión con el yo inspirado, con el yo poético, centro emotivo superior no-bipolar, no dual. 


1626. Guía y Guías del camino Interno

Si uno tiene claro hacia donde va, buscará los guías y la guía adecuada.


1625. Bondad y Compasión

Desde la bondad y compasión todo es más fácil.


1624. Búsquedas

Hay búsquedas de diverso tipo. / Las que más me han impactado son las búsquedas internas, / ya que siendo particulares, terminan siendo universales.

Por muy difusas que sean esas búsquedas, en última raíz suelen ser búsquedas de sentido en la vida, clarificación del propósito de la propia existencia.

Creo que tiene que ver con cuestiones profundas de uno mismo, y que solo uno mismo puede ir develando, por más referencias y guías que busque afuera en el mundo.

Es un develamiento continuo. Es decir, es ir quitando el velo, los velos que me impiden conectar en profundidad conmigo mismo.



1623. Cimientos

Los cimientos no se ven, más son lo que sostiene la casa.


1622. El Camino

Infinito es el camino que transita la intención;

dador de sentido donde posas la mirada;

vuelo hacia infinitas posibilidades de ser.


1621. Pyrus communis (peral común)

Si quieres peras, siembra perales.

Si quieres conciencia, siembra conciencia.

Ya se sabe, más allá de factores accidentales, se recoge lo que se siembra.

Es interesante el sembrar. La siembra en una quinta, por ejemplo, 


tiene concomitancias con la vida diaria y con los procesos internos.


1620. Todos Somos Uno

Es de suma importancia el ir conectando con el "todos somos uno".


Esa ampliación va conectando hasta con lo cósmico, con todo el universo que nos rodea y del cual somos parte. 

Somos parte de un proceso cósmico ¿no es eso maravilloso?


1619. Reflexiones Heraclitianas y Visión de Proceso

El cambio es lo permanente, todo esta en movimiento externo-interno, todo fluye.

Esto implica otro tipo de mirada hacia uno mismo y el mundo, una visión de proceso.

Y si hablamos de proceso, podemos metódicamente predecir -no mágicamente sino como posibilidades- lo por suceder.

Ya fue dicho: podemos ver lo biográfico-histórico de un proceso, los distintos hitos relevantes que han ocurrido a través del tiempo;

podemos ver en que situación se encuentra;

y en base a eso podemos ver en esa memoria la tendencia,

es decir, hacia dónde se dirige, cuál es la dirección que lleva ese proceso.

Esto es interesante en lo personal ya que puedo llegado el caso

"... ver los indicadores que me marcan que voy en una dirección distinta a la que quiero, y que debo cambiar de dirección.

Que debo hacer algo distinto a lo que vengo haciendo.

Si mi dirección es hacia un precipicio, tarde o temprano me encontrare con el....".(1)

Nota - 1. Acerca de "oír la hierba crecer" - Omar Paladini -


1618. Masa Crítica

Hace falta una masa crítica para pasar a otra historia como humanidad.

Es decir, tiene que haber una cantidad mínima de personas necesarias para que pueda tener lugar.

Un nivel de conciencia más arriba que el actual es necesario, más allá de la dualidad imperante, y de la violencia estructural resultante.

No está de más hacer nuestra parte para que ese despertar ocurra, empezando por nosotros mismos.



1617. Música

¿Cómo sería la letra de una canción sin dualidad, no-dualista?...

Solo música.


1616. Cambio de Etapa

Construir una sociedad desde la base social, eso sí sería un cambio de etapa en la historia humana;

más para eso es necesario un salto de conciencia, dejando atrás al yo de la periferia y su dualidad intrascendente.


Cuando hablo del yo de la periferia y su dualidad me estoy refiriendo al yo que se configura en el nivel de conciencia vigílica ordinaria, plagados de "bueno" o "malo", adhesiones o rechazos, "amigos" o "enemigos", de toda mentación que genera bandos,

y más allá de que uno adhiera o no a una postura determinada, genera división donde en última raíz no la hay.

Por eso digo "es necesario un salto de conciencia, dejando atrás al yo de la periferia y su dualidad intrascendente".

Ese salto de conciencia es a través del prestar atención,

y no atención pasiva de estímulos que llegan a mi conciencia y desde donde doy respuestas mecánicas, sin crítica ni autocrítica,

sino que estamos hablando de una atención activa, y del dar respuestas diferidas que permiten reflexión antes de actuar y no de ser meras respuestas reflejas;

son respuestas elegidas que permiten llevar a cabo un proceso de aprendizaje y de cambio permanente consciente.

En este último caso el nivel de conciencia operante en el momento presente es el de Conciencia de Sí -también llamado Recuerdo de Sí-.



1615.
Liberación

Pasión Creativa ; Bondad compasiva; Paz en la tranquila quietud activa; Intencional conciencia; Conciencia liberada.


1614. Trinidad


Generación, lo creativo;

Conservación, protección de lo creado;

Destrucción-Regeneración, fin de un proceso e inicio de uno nuevo.


1613. Los Guardianes del Tesoro


En épocas turbulentas en oriente, hubo persecución a monjes buddhistas en cierto lugar que ya ni me acuerdo.

Durante varios siglos los monjes resguardaron los textos buddhistas, y a estos monjes los llamaron "Los guardianes del tesoro".

Si bien el resguardo de las sagradas herramientas de escuela es loable y de mérito, hubo algo más valorable que ello, y eran los propios monjes que en su interior y en su practica las llevaban a cabo, las mantenían vivas.

Somos los guardianes del tesoro en la medida en que valoramos, ponemos en practica, y transmitimos a quienes nos rodean y hacia el futuro, a las sagradas herramientas de escuela.


1612. Siembra

Si en tu mundo interno siembras las mismas semillas de siempre, obtendras los frutos de siempre.

¿Te gustan esos frutos?

¿Si?.. Sigue adelante entonces.

¿No?... Entonces siembra algo distinto.

Y no olvides, de acuerdo a lo que siembres, eso cosecharas.


1611. ¿Ser o no ser de este mundo?


Ser de todos los mundos, transitar por ellos; 

vivir en ellos, tocarlos con nuestros actos y corazón.


1610. Dependencia y Libertad

Cuanto más dependemos de algo o alguien menos libertad experimentamos. 


Inversamente, cuando aparentemente no le damos importancia a algo, mayor despliegue hacemos y la creatividad brota y se expresa.


1609. 
Conciencia, Provisoriedad, y Lo Permanente

Todo parece ser provisorio en su fluidez cíclica; 

más la conciencia permanece y está en todos y todo.


1608. Inhumanidad y Sistema Social


Sí no fuera tan monstruoso me causarían gracia algunas muestras de inhumanidad en defensa del sistema social imperante en nuestras sociedades.

Es desde la insensibilidad más extrema que la gente termina avalando a un sistema cuya base misma es la violencia estructural que se traduce en infinitas formas;

se afirman desde lo cultural como si fueran verdades;

y llegado el caso se aplica con la violencia más descarnada en los seres más frágiles de nuestra sociedad.

Allá a lo lejos en el tiempo, en la tenue luz del fuego central, en la fría caverna, hubo seres humanos que no aceptaron como irreversible lo dado;

y al amanecer protegieron las brasas, se pusieron de pie, y marcharon hacia la transformación de lo natural en paisaje humano. El fuego ya lo llevaban por dentro.


1607. Manejo y Atención


En el nivel de trabajo de la conciencia vigílica ordinaria, acto y objeto tienen unión estrecha por la carga de ensueño compensatorio que las imágenes cargadas afectivamente tienen; carencia y compensación, carencia y compensación,...

Si hacemos el esfuerzo consciente en estar más atentos, en direccionar nuestra atención, podemos tomar distancia, acto y objeto van a tener la distancia adecuada para tener manejo de la situación y no que la situación nos maneje a nosotros.


Hay una gran diferencia entre manejar y ser manejado, y para eso es necesario usar la herramienta de la atención. Hay diferencia.

Hay diferencia entre el nivel de sueño y el de semisueño, entre el semisueño y la vigilia ordinaria, entre la vigilia ordinaria y la conciencia de sí, y así siguiendo.


1606. Intención y Posibilidad

En cada acto intencional, y por lo tanto consciente, está la posibilidad de recrearnos como seres humanos; 

dejar de ser para renacer; muerte y resurrección en cada acto, permanente cambio consciente, posibilidades abiertas, 

y selección de aquellas que nos van dejando sabor de felicidad, de alegría, de paz interna, de calidez en el pecho, de amor por la vida.


1605. Condición e Intención

Lo que condiciona no determina; la condición es la barrera a superar; 

desde ahí se evoluciona hacia nuevas posibilidades de ser; 

y cuando estas condiciones se transformen en opresivas para seguir desarrollándonos, 

nuevos intentos transformados en actos las traspasaran.


1604. Capitalismo

Lo único que he visto en el mundo político-económico en mi vida es capitalismo neoliberal o keynesiano, o capitalismo de estado.

La verdad que otras formas de gobierno que no sea la de los enfermos de poder no he visto por ningún lado.

Quizás es solo un problema visual y voy a tener que ir al oculista.

El estado es la organización de una clase para la explotación de otra, y cuando no se puede dominar por las buenas a las clases oprimidas se utiliza la persecución y la violencia, y eso lo hemos podido ver en gobiernos de diferentes pelajes.

Me da lo mismo el capitalismo neoliberal o keynesiano, o el capitalismo de estado. La Derecha es asesina en cualquiera de sus expresiones.



1603. Dirección Mental

Nunca esta demás el "parar la pelota" y el reflexionar acerca de el sentido que le estamos dando a nuestra vida, y el corregir la dirección si lo consideramos adecuado.


1602. Alas

Los pájaros no tienen problemas con los abismos, ya que los cruzan volando. 

Si dejas que te crezcan alas, los abismos ya no existirán para ti.


1601. 
 Propósito

-¿Para qué has venido hasta aquí?

-No lo se.

-Averígualo, conoce tu propósito en esta vida, llévalo adelante, luego parte feliz.

_____________________________________________________________________

El archivo original no permitía más adiciones de divagaciones, por lo tanto tuve que fragmentarlas en archivos separados. Omar Paladini
_____________________________________________________________________


Divagaciones - N° 1801 a 1900 https://omarpal.blogspot.com/2019/01/divagaciones-n-1801-1900-omar-paladini.html

Divagaciones - N° 1701 a 1800 - https://omarpal.blogspot.com/2018/07/divagaciones-n-1701-1800-omar-paladini.html

Divagaciones - N° 1601 a 1700

Divagaciones - N° 1501 a 1600 https://omarpal.blogspot.com.ar/2017/08/divagaciones-n-1501-1600-omar-paladini.html

Divagaciones - N° 1401 a 1500 - https://omarpal.blogspot.com.ar/2017/04/divagaciones-n-1401-1500-omar-paladini.html

Divagaciones - N° 1301 a 1400 - https://omarpal.blogspot.com.ar/2017/01/divagaciones-n-1301-1400-omar-paladini.html

Divagaciones - N° 1201 a 1300 - https://omarpal.blogspot.com.ar/2016/08/divagaciones-n-1201-1300-omar-paladini.html

Divagaciones - N° 1101 a 1200 - http://omarpal.blogspot.com.ar/2016/07/divagaciones-n-1101-1200-omar-paladini.html












_____________________________________________________________________

Página de Enlaces a Textos de Omar Paladini y en Coautoría con Amigos - http://omarpal.blogspot.com.ar/2011/08/enlaces-adjuntos-de-notas-sueltas.html
_____________________________________________________________________

Para ir o volver a 'Notas Sueltas" 
haga clic aqui
.