miércoles, 9 de mayo de 2007

Dilemas - Omar Paladini - Diciembre de 2003


Introducción

¿Agradar al oído que escucha o "que al salir salga cortando"? Como creo que, para que el pensamiento tenga algún tipo de utilidad, debe ser critico y sincero, elegiré la segunda opción: "que al salir salga cortando".

Dilema uno: ¿Cómo expresar mi profundo desprecio por tanta estupidez humana suelta por el mundo?

Dilema dos: ¿Cómo expresar mi profundo respeto por tanta gente que trabaja y lucha por construir un mundo en donde valga la pena vivir?

Dilema tres: ¿En que medida somos responsables del mundo en que vivimos?

Dilema cuatro: ¿Hasta cuando los seres humanos vamos a seguir transfiriendo la responsabilidad de nuestros actos a los demás?

Dilema cinco: ¿Cuándo será el día en que masivamente nos hagamos cargo de la parte que nos toca en la construcción de la sociedad en que vivimos?

Dilema seis: ¿Hasta cuando vamos a permitir que la violencia destruya nuestras vidas?

Dilema siete: ¿Que es el mal?

Dilema ocho: ¿Desde que trasfondo de creencias interpreto la realidad?

Dilema nueve: ¿Qué punto de vista fijar para interpretarla?

Dilema diez: ¿De que imagen sacar la fuerza para transformarla?

Dilema once: ¿Dónde esta el modelo que guíe a la mente y a los pueblos en este momento histórico?

Dilema doce: ¿Qué tipo de vida y en que mundo quiero vivir?

_____________________________________________________________________

1. El Nihilismo

1.1. Pensamiento Critico

El pensamiento critico, en principio, debe ser nihilista, es decir, poner a todo concepto en tela de juicio; al decir de Nietzsche, filosofar con el martillo.

Filosofar con el martillo es poner a prueba nuestro pensamiento y nuestras creencias.

Poner a prueba nuestro pensamiento no es tarea tan fácil, pero mucho más difícil es poner a prueba nuestras creencias, ya que a ellas no las cuestionamos sino que para nosotros son la realidad misma, y sobre esas creencias apoyamos nuestro pensamiento, nuestros afectos, y nuestra acción.

 Interpretar la realidad desde un punto de vista critico no es lo mismo que interpretar la realidad desde un punto de vista nihilista degradatorio. Desde la degradación poco y nada se puede construir, y mucho si se puede destruir.

1.2. El Nihilismo Degradatorio Externalizado

El nihilista degrada el futuro, y lo niega sumergido en un hedonismo que solo lo haga sentir vivir en un presente perpetuo; y cosifica la existencia ilusionado con la sensación de permanencia y seguridad que los objetos dan, permanencia que no es tal, ya que todo en nosotros y a nuestro alrededor es movimiento y cambio, y lo único seguro es que todo es impermanente y esta en continuo cambio y transformación.

El nihilista a puesto a los objetos del mundo como importantes, transfiriéndole el poder a ellos para hacerlo sentir de una determinada manera, fabricando ídolos de barro y postrándose a sus pies para adorarlos, y degrada y le quita sentido a la vida al valorar mas a los objetos del mundo que a la propia existencia, olvidando que es la intención humana la que da valor a los objetos y no al revés.

La externalización hace que el ser humano este descentrado de sí mismo. Alejado de su centro de gravedad se anestesia emocionalmente y bloquea la posibilidad de relacionarse humanamente con los otros.

El otro solo será un objeto al que pueda aprovechar para beneficio personal, y ahí se cortan las posibilidades de transformación personal y social, ya que se bloquea la posibilidad de registrar lo que hay de profundamente humano en uno y en los otros, y actuar en consecuencia.

El nihilista a puesto al dinero por encima del ser humano, generando dolor y sufrimiento a su paso, no dando importancia al daño que ocasiona a los demás y a sí mismo.

El nihilista en su cosificación degradatoria lleva la muerte en sus actos, ya que en su cosificación solo ve objetos de su intención y no seres humanos a su alrededor.

1.3. Forma y Contenido

La nada avanza, avanzan las formas sin contenidos. Formas vacías, pura externalidad sin sentido ni significación, o más bien se podría decir formas con contenidos degradados. El tema es que cuando las formas son sociales, cuando las formas son las instituciones y las leyes al servicio de los que manejan el poder político-económico, y los contenidos degradados son el pueblo que sufre las consecuencias de la degradación, de la discriminación y la exclusión social, la forma y el contenido adquieren relevancia.

He aquí el punto: la forma es activa ya que modela los contenidos que caen en su campo. Por ejemplo, las creencias (como formas) modelan los contenidos de conciencia. Así que según cuales sean nuestras creencias, así serán las interpretaciones que hagamos de nuestra experiencia, la dirección mental que tomemos, y los actos que lancemos hacia el mundo. Hay creencias que nos serán mas posibilitarías y otras nos llevaran a un callejón sin salida.

_____________________________________________________________________

2. Las Creencias

2.1. Creer y Pensar

Entre creer y pensar hay una gran diferencia. Es muy distinto pensar en las cosas a contar con ellas. Ortega y Gasset decía que las ideas se tienen, y que en la creencia se esta, son el continente de nuestra vida, no tienen el carácter de contenidos particulares dentro de esta, no son ideas que tenemos, que podían muy bien no habérsenos ocurrido. Las creencias no son ideas que tenemos sino ideas que somos, En la creencia se esta, y la idea se tiene y se sostiene. Pero la creencia es quien nos tiene y sostiene a nosotros, precisamente porque son creencias radicales se confunden con la realidad misma.

2.2. Las Creencias Como Formas Activas

El ser humano modifica al mundo a partir de sus creencias, en ellas se apoya para interpretarlo, y desde ellas dota al mundo y a la vida de sentido y significación. Forjamos una imagen del mundo y de nosotros mismos, y operamos entonces en lo que creemos que es la realidad.

Cuanto más desfasadas e ingenuas sean nuestras creencias, más sujeta al accidente estará nuestra vida, desperdiciaremos nuestra energía vital, y la frustración, el desencanto, y la amargura nos invadirán.

Por lo contrario, cuanto más criterio de realidad tengamos mas predecibles nos serán los acontecimientos y con mas facilidad podremos operar sobre ellos. Las creencias son el trasfondo de nuestra vida, y por eso son de cuidado. Hay creencias que iluminan al mundo y otras lo oscurecen.

_____________________________________________________________________

3. Memoria, Biografía, e Historia

3.1. Pasado, Presente, y Futuro

Tanto las personas como los pueblos tenemos una biografía, una historia que nos da identidad, según sea la imagen y el sentimiento que tengamos de ella, ella será el condicionante para lo que hagamos en el presente y lo que proyectemos hacia el futuro. Esta historia personal y social no es estática como hechos que ocurrieron y han quedado grabados en bloques de piedra, sino que es una historia, una memoria que es construida y reconstruida permanentemente.

3.2. Memoria, Tendencia, y Encadenamiento

En la memoria de los pueblos vemos dos grandes tendencias: La de ir hacia los fines por medio de la violencia, y la creatividad cultural para transformar el medio natural y social. En el encadenamiento histórico se ve la tendencia a resolver por intermedio de la violencia los conflictos de intereses. La tendencia a no poder hacerle vacío a la violencia, La violencia es una herencia cultural que se transmite de generación en generación, y su franja de acción va desde las formas más crudas como es la de la violencia física, hasta las formas más sutiles de violencia psíquica, y se expresa tanto en ámbitos restringidos como la familia y el trabajo, como también en todos los ámbitos sociales comunes. Y así como la creatividad cultural mejora la calidad de vida del ser humano, también esa creatividad es puesta en juego para perpetuar los privilegios de unos pocos sobre la mayoría social.

3.3. La Condición

Hay que tener en cuenta que la memoria condiciona mas no determina, y que sin memoria, sin biografía, sin historia, solo somos un bebe recién nacido.

La memoria condiciona. La tendencia es la de repetir los mismos actos ya grabados, ya que, entre otras cosas, se ahorra energía de esa manera.

Y no determina, ya que a cada instante tenemos la posibilidad de elegir nuevas opciones a nuestros actos.

Esto ultimo implica hacer un esfuerzo, ya que hay que romper con la inercia de la repetición de los actos de conciencia ya grabados en memoria.

Esto tiene serias implicancias ya que cuando se proyectan cambios personales o sociales la inercia de la memoria estará ejerciendo resistencia al cambio, y en el universo conocido nada quiere dejar de ser, vano intento, ya que nada es en sí, sino permanente fluidez, movimiento, cambio y transformación.

En la memoria tenemos la materia prima donde comparamos el pasado con el presente y lo que proyectamos hacia el futuro. En la memoria, en la biografía personal y en la historia de los pueblos, podemos ver la condición de origen de ese proceso de cambio y transformación.

En la memoria podemos ver la tendencia de esa estructura dinámica.

Podemos ver en detalle(diferenciación) los hechos más sobresalientes y las distintas etapas que ha tenido ese proceso (complementación) hasta llegar al momento actual (síntesis).

Comparando lo hecho con lo por hacer, tenemos ante nosotros la posibilidad y responsabilidad de elegir, de potenciar hacia el futuro lo positivo ante nuestros ojos, y desechar lo no-ya-útil (superación de lo viejo por lo nuevo).

_____________________________________________________________________

4. Sistemas

4.1. Sistemas sociales

Un sistema es un conjunto de elementos en interacción. Todo sistema es un conjunto de elementos que se relacionan entre si de tal manera que lo que afecta a uno afecta a todos y lo que afecta a la totalidad afecta a cada uno. Cada ser humano, pareja, familia y grupo social es un sistema que se comporta según las leyes de este.

Si un sistema no evoluciona, se estanca y tarde o temprano comienza a involucionar. Cuando un sistema social se estanca comienzan los síntomas de malestar individual y colectivo.

La teoría sistémica ayuda a comprender los desordenes sociales que se producen actualmente en las sociedades con políticas económicas neoliberales pragmáticas de saqueo y exclusión social.

Y da la pauta de que solo la integración y el equilibrio dinámico psicosocial nos pueden rescatar de la esquizosocial en que el individualismo esquizofrénico externalizado nos ha sumergido.

La esquizosocial solo puede ser superada por la integración y solidaridad social, y de esta manera transformar el mundo de violencia en el cual vivimos.

4.2. Sistema de creencias y totalitarismo ideológico neoliberal

El totalitarismo ideológico neoliberal se impone de diversas maneras. Hay casos de censura directa, autocensura por conveniencias personales o por temor a represalias, o asesinato en los casos más extremos. Aunque la censura y represión por parte del estado no es necesaria cuando el totalitarismo ideológico neoliberal a infectado a las mentes ingenuas con su sistema de creencias. Aun en los casos más patéticos, donde el perjuicio personal es evidente, quienes han sido infectados por tan elementales ideas, las defienden con sus ultimas fuerzas.

El sistema de creencias neoliberal se apoya en lo peor del ser humano.

Se apoya en un egoísmo ingenuo en la mayoría de los casos. Ese es el egoísmo ingenuo de las victimas de las políticas neoliberales de exclusión social.

Y otro es el egoísmo criminal de quienes en el mundo implementan para su provecho personal estas políticas económicas esclavistas y hambreadoras del pueblo. El totalitarismo ideológico neoliberal se auto nombra como el bien contra las fuerzas del mal, cuando ha sido y es cómplice de asesinos y genocidas. Las víctimas del totalitarismo ideológico neoliberal se cuentan de a miles y suman millones.

Los lobos siembran el miedo mientras prometen a las tiernas ovejitas que hacen lo que hacen para protegerlas. Así operan los totalitarismos desde hace siglos. "Te quemamos en la hoguera para salvar tu alma". A otro perro con ese hueso.

Las tiernas ovejitas están convidadas al banquete neoliberal, no hay que ser desagradecidas. Si, las tiernas ovejitas están convidadas al banquete para ser comidas, son el plato principal, que no vallan a faltar.

En el corazón mismo del neoimperio romano en construcción la gente es despojada de su dinero y de sus fondos de pensión, la seguridad social es dejada de lado, el desempleo aumenta, las garantías individuales son destrozadas, y la economía es arruinada para beneficio de unos pocos, los pocos que están y son socios del poder.

_____________________________________________________________________

5. El Dios Dinero

5.1. El Dios Dinero y El Centro de Gravedad

Los antiguos dioses han pasado a segundo plano y al único dios que casi todos rinden culto es al dios dinero. Todo el poder le ha sido transferido a este dios, el poder de darnos felicidad, de hacernos sentir más importantes, y no sé cuantas cosas maravillosas más. Resulta difícil poner en tela de juicio la verdad inmutable de este dios tan poderoso. Así son ciertas creencias cuando infectan con su veneno mortífero contaminando la mente con su estupidez.

El tener un valor como central hace que todo lo demás gire alrededor de el. Lo que se pone como valor central determina las elecciones que uno hace. Y cuando ese valor central esta transferido a un objeto externo como el dinero, y si este dinero esta fetichizado con propiedades casi mágicas, todo se complica.

Ya no se trata de los objetos y servicios que podemos comprar con ese papel pintado, sino que el tiene el poder de hacernos sentir importantes, superiores a los que tienen menos o carecen de el, y todo el prestigio personal y el sentido de vida giran a su alrededor.

La creencia en el dios dinero como valor central de la vida hace que los demás valores pasen a segundo plano, incluso la gente que nos rodea. De ahí que por dinero se cometan los peores atropellos, abusos, y crímenes en contra de los otros. Por dinero se miente, se estafa, se roba, se mata.

Poderoso efecto idiotizante tiene la creencia en el dios dinero. El valor de la vida humana se ha puesto afuera, en las cosas, y hemos cosificado a la vida y a quienes nos rodean. Es la degradación de la vida. Y no se puede vivir una vida que tenga sentido degradándola.

5.2. El Dios Dinero y La Estupidez

La estupidez entra en juego cuando se produce la ilusión de que el objeto externo tiene el poder de hacernos sentir de una determinada manera, el poder de darnos no sé que felicidad.

La estupidez opera en la ilusión de aquello que nunca se alcanza, ya que por el solo hecho de estar vivos estamos descompensados. Y esa compensación original desde el mismo momento en que nacemos ya la hemos perdido, de ahí lo infantil del ensueño y la ceguera.

La dinámica de la vida es permanente equilibrio y desequilibrio, desequilibrio y equilibrio. Un equilibrio perpetuo no tiene nada que ver con la vida. Estar permanentemente compensados es solo una ilusión que ocasiona sufrimiento y permanente frustración.

Aun cuando alcancemos un objetivo, al alcanzarlo lo perdemos, no en el sentido material, sino en sentido psíquico, ya que al estar integrado el objeto de conciencia, se disipa la tensión del acto en busca del objeto.

Al disiparse la tensión que genera el acto en busca de la posesión del objeto del deseo, caemos en la frustración y en el desengaño, y nos sentimos traicionados por el objeto que no nos da aquello que imaginábamos, y de nuevo gira la rueda y nuevos actos van vanamente en busca de aquello que nunca se alcanza.

5.3. El Dios Dinero y La "Pax Americana"

El neoliberal pragmatismo es sumamente peligroso, ya que al poner como valor central de la vida al dinero, no escatima sufrimiento ni sangre social para alcanzar sus objetivos, y el cinismo y la mentira son sus amigos inseparables.

Organizar una invasión a otro país para quedarse con su petróleo, por ejemplo, será una guerra de "liberación" donde niños serán mutilados y muertos por los bombardeos, que serán justificados como daños colaterales. Daños colaterales las pelotas. No se puede admitir bajo ningún aspecto justificaciones canallescas como estas, ya que las vidas humanas no son un valor de cambio, aunque para los neoliberales pragmáticos sí.

"Los romanos hacen un desierto y lo llaman paz" decía hace dos mil años el historiador Tácito. Y esta es la paz que los neoliberales pragmáticos que detentan el poder económico-financiero-militar en el mundo nos quieren imponer hoy.

Este poder tiene subsedes y lacayos por todas partes del mundo, pero su sede central esta en Washington. El problema principal que se les presenta a los cesares del actual imperio mundial en construcción, es que cuando empiezan a llegar de vuelta los féretros de los soldados muertos desde los territorios invadidos, el mito del héroe invencible que todo lo puede se cae como un castillo de arena acariciado por el viento.

5.4. El Dios Dinero y La Violencia

El dios dinero y la violencia van de la mano, y sus hijos son, la explotación, la mentira, el robo, la tortura y el crimen.

En la medida en que una persona pone como valor central al dinero por encima de la gente que lo rodea, la violencia a su alrededor crece, y si esa persona tiene un poder masivo, esa violencia se extenderá por toda la sociedad, no importándole a quienes la ejercen el sufrimiento que generan a su paso.

Sin integración, la tensión y el sufrimiento aumentan, Y ese sufrimiento de multitudes sociales desprotegidas y marginadas, esa suerte de esquizofrenia social, se hará sentir por el aumento de la tensión social y la violencia.

_____________________________________________________________________

6. Esquizosocial

6.1. Esquizosocial y Discriminación

Esquizo es compartimentación, esquizofrenia es la compartimentación de la mente, y esquizosocial, es la compartimentación de las sociedades en donde grandes masas de la población mundial quedan excluidas de la vida social, productiva y cultural.

Sin integración social, el todos contra todos es el pan nuestro de cada día que debemos comer con amargura, y toda discriminación es una forma de degradación hacia los otros.

La discriminación es la base de la violencia, y se da desde los ámbitos mas restringidos hasta los ámbitos sociales más amplios. La discriminación adquiere distintas formas, sexual, estética, generacional, por color de piel, religiosa, económica.

6.2. Lucha Social o Delincuencia

Si hay una fiesta interesante y divertida a nadie le gusta quedarse afuera, y si esa fiesta es el reparto de la riqueza producida por un pueblo, y el diez por ciento de la población se queda con la mejor parte mientras el noventa por ciento restante pasa privaciones de todo tipo, la violencia social no se hace esperar.

Cuando el reparto de la riqueza se desproporciona y se margina a multitudes en la miseria y la desesperación, la respuesta a esta situación toma básicamente dos vías: la de la dignidad o la de la degradación, la lucha social o la delincuencia.

Cuando la degradación de la conducta ocupa el centro del ideario social, cuando la dignidad es dejada de lado y no hay vergüenza de mirarse en el espejo sucio de la servidumbre, un hombre y un pueblo se encuentran en problemas serios.

Cuando la mendicidad y el robo son moneda corriente, y ya los privilegiados sociales no pueden vivir en paz por temor al saqueo de los que nada tienen y a la muerte, es el tiempo en que sus riquezas y poder se les han vuelto en contra.

6.3. Delincuencia Estatal versus Delincuencia Privada

La delincuencia estatal aprovecha de la impunidad que da el poder para lograr sus fines, y apelaran al terrorismo de estado si lo creen conveniente, mientras proclaman demencialmente que son los salvadores de la patria. Y es la peor de las delincuencias por los efectos devastadores que provoca en la convivencia social. La delincuencia estatal da pie a que se despliegue la delincuencia privada.

La delincuencia privada aprovecha la corrupción de los funcionarios del estado para desplegar a pleno su saqueo. Y los robos, secuestros extorsivos, y crímenes, serán la cachetada diaria de una sociedad de todos contra todos. Y las justificaciones dadas desde el poder a pocos convencerán de que las medidas tomadas para acabar con ella darán resultados. En este caso el dicho "entre ladrones no nos vamos a robar la billetera" adquiere plena vigencia.

_____________________________________________________________________

7. El Mal

7.1. El Mal y El Poder

El mal es tratar a los otros sin respetar su humanidad, es considerarlos inferiores, incompetentes, débiles o peligrosos, y que por ende cualquier acción manipuladora, coercitiva o violenta, esta justificada. Y la degradación del otro, se expresa en lo económico, sexual, familiar, y en todo ámbito de relación. Y la violencia termina siendo el eje sobre el cual gira la vida.

El poder implica la habilidad para controlar a otros mediante el uso de la fuerza o de la persuasión, a través de la manipulación del premio y del castigo, o de la manipulación de la información. Implica que otros no tengan otra alternativa a la situación que viven porque no son lo suficientemente fuertes para tomar una determinación en contrario, o porque no tienen los medios para hacerlo. Y esa situación de poder va perdiendo legitimidad y justificación por todo el daño que causa a quienes están subordinados a ella.

La autoridad legitima, por otra parte, implica que los subordinados obedecen voluntariamente porque aceptan también el sistema por medio del cual se llego a ese nivel de autoridad para dar ordenes, es decir, le reconocen a la persona que tiene autoridad el derecho a mandar.

7.2. El Poder, La Justicia, y La Impunidad

En manos del poder político-económico-militar, el aparato judicial es una herramienta de opresión y perpetuación de su poder. La impunidad de la clase dirigente es un hecho, amparados en su poder político, económico, y armado. El concepto de justicia es solo una burla a las mayorías oprimidas, ya que pensar que quienes cometen los delitos en contra de los pueblos que gobiernan y administran se van a juzgar a sí mismos seria el colmo de la ingenuidad.

7.3. El Poder y La Violencia

Las armas supuestamente son poderosas. Tienen el poder de mutilar, de matar, de destruir. Pero he aquí el detalle: un arma no tiene ningún poder sin alguien que la empuñe. Quizás pedir que el ser humano erradique la violencia que lleva dentro de sí sea considerado una ingenuidad. Quizás mas ingenuidad sea el pensar que en una sociedad en donde reina la violencia se pueda vivir.

7.4. El Poder y La Educación

Teóricamente la educación es una practica que tiene dos efectos: capacitación y formación de los alumnos por sus maestros y profesores. Hasta aquí todo parece andar bien. Bueno, no. Hay procesos educativos que apuntan hacia la esclavitud, y procesos educativos que apuntan hacia la libertad. Hay procesos educativos que apuntan a reproducir los valores de la desigualdad, de la explotación, de la dependencia y del miedo, y hay procesos educativos que apuntan a la integración, la igualdad de oportunidades, la creatividad y la libertad.

Cuando a la escuela publica se la deja a la buena de dios, con sueldos de hambre de maestros y profesores, y con alumnos que van con el estomago vació a estudiar, solamente aquellos que tienen el dinero para pagar educación privada tienen acceso a una educación de cierta calidad; calidad relativa, ya que será una educación que ideológicamente tendera a perpetuar los orígenes de la desigualdad social y la violencia. Y ni hablar de los 854 millones de adultos que en el mundo no saben leer ni escribir y los 115 millones de niños sin acceso a la educación.

7.5. El Mal y el Neoliberal Pragmatismo

Los neoliberales pragmáticos están actuando cada vez mas torpemente. Y actúan cada vez mas torpemente debido a que su accionar tiene como base la degradación de los otros; y las excusas que utilizan para llevar adelante su accionar en todos los ordenes sociales, carecen de calidad suficiente, y convencer a quienes se mueren de hambre o por falta de atención medica, y tantas atrocidades mas, de que esas son las leyes del mercado, como justificación deja mucho que desear y cada vez engañan a menos gente. Los limites y vicios de las democracias neoliberales salen a flote cuando las coyunturas de sus propias contradicciones se les vuelven en contra.

Democracia solo será una palabra vacía de contenido y por lo tanto mentirosa en su significado, ya que cuando la exclusión social es la norma, no hay democracia verdadera. La libertad democrática de morir por desnutrición o por falta de atención medica solo es una mala caricatura de democracia y una burla a las multitudes que sufren las consecuencias de estas políticas económicas de hambre y exclusión social y cultural.

Y cuando los neoliberales pragmáticos no pueden convencer a sus víctimas, el pueblo, con sus conductas demagógicas y discursos distorsionadores de la realidad, ante los reclamos de justicia social, apelaran a la fuerza bruta y la represión de los que quieren hacer escuchar su voz, utilizando lo peor de las metodologías fascistas, es decir, el terrorismo de estado.

Hoy hay una sistemática criminalización de la protesta social y represión física sobre ciudadanos manifestantes, sean protestas de gente carenciada por el deterioro de la situación socio-económica, sean manifestantes en contra de la guerra o de la globalización de los megapolios económico-financieros, o protestas de pueblos invadidos para saquearles sus recursos naturales.

7.6. El Reloj y La Muerte

Nuestro planeta puede nutrir sin problemas a 12.000 millones de personas, y en el mundo somos 6.374 millones. Y mientras que 1.200 millones de seres humanos viven bajo el umbral de pobreza absoluta, las multinacionales responsables de este saqueo de pueblos enteros miran para otro lado y se lavan las manos.

¿ Dónde esta el mundo feliz autoproclamado por la globalización neoliberal? De globalización de la miseria y la exclusión social estamos hablando, y de lideres mundiales insensibles al sufrimiento humano, y enfermos de poder y de riqueza.

Tic, tac, tic, tac, uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete segundos. Siete macabros, demenciales, y tristes segundos. ¿Me animare a volver a mirar el reloj después de saber que cada siete segundos en el mundo un niño menor de diez años muere por los efectos directos o indirectos del hambre? ¿Por que será que cada vez que miro el segundero del reloj correr se me hace un nudo en la garganta y me pongo serio?

7.7. La Economía Mundial y Los Megapolios

Vivimos en una economía mundial cada vez mas entrelazada, y la riqueza de los megapolios internacionales ha aumentado en las ultimas décadas proporcionalmente a los millones de personas que han sido sumergidas en la máxima pobreza y desprotección social. Ya no existen grandes compañías aisladas sino que el gran capital económico financiero esta asociado en forma estrecha, y en la medida en que las economías neoliberales se ven deprimidas, las pequeñas y medianas empresas son engullidas por las grandes empresas, monopolizando cada vez mas la producción de bienes y servicios.

7.8. El Neoliberal Pragmatismo y La Explotación

En países donde la superpoblación y el desempleo abundan, los neoliberales-pragmáticos no dudan en montar sus factorías-cárceles en donde jóvenes de entre 12 y 17 años trabajan como robots sin levantar la mirada ni darse un respiro o hablar entre ellos trabajando entre 14 y 18 horas por día por 0,16 euros la hora y viviendo en camas hacinados en la parte trasera de las mismas fabricas en donde son explotados.

Estas formas inhumanas de explotación (todas lo son) son llamadas cínicamente leyes de mercado. Leyes que no están escritas en un cielo inmutable, sino escritas por ellos para legalizar la explotación de los desprotegidos sociales, y cuando las protestas y las demandas sociales crecen, terrorismo será la palabra mágica usada para descalificar la causalidad social de los movimientos de masas, para luego proceder a su represión.

7.9. El Neoliberal Pragmatismo, el Doble Discurso y la Mentira

No interesa mucho cuan grande o pequeña sea la situación de poder de los neoliberales pragmáticos, en su boca el doble discurso y la mentira nunca faltaran, y sobre todo el cinismo y una gran cara de piedra. El único antídoto para sus cantos de sirena es no escuchar sus discursos mentirosos y falseadores de la realidad. Hace mucho tiempo ya fue dicho que al árbol se lo conoce por sus frutos, y los frutos del neoliberal pragmatismo son el hambre, la violencia y la muerte.

En todo pragmático anida un traidor, y en todo neoliberal el deseo de éxito a toda costa sin importar que otros sufran las consecuencias de sus actos mezquinos.

El doble discurso neoliberal pragmático dice: "Hace lo que yo digo", y omite "y no lo que yo hago". Y oculta que: "Sí haces lo que yo digo el que se beneficia soy yo. Si haces lo que yo hago te vas a desarrollar y fortalecer, y eso no me conviene".

El pensamiento pragmático justifica las peores canalladas en contra del pueblo, y a todo pragmático se le ponen los pelos de punta al escuchar planteos éticos. Los neoliberales pragmáticos eliminan el componente ético de su discurso, y la memoria y la historia son para ellos algo a desterrar. La memoria y la historia nos recuerdan todas las injusticias y crímenes que los neoliberales pragmáticos han y siguen cometiendo en el mundo, y toda critica será descalificada llamando utópicos a quienes pretenden una sociedad mas libre y más justa.

_____________________________________________________________________

8. El Ensueño y El Despertar

8.1. La Seducción del Ensueño

El neoliberal pragmatismo seduce con su ensueño desde las carencias que todo ser humano tiene.

Toda carencia dispara imágenes compensatorias, y cuanto mayores son nuestras carencias, mas ensoñamos, mas divagamos, mas fugados de la realidad estamos.

El despertar esta ligado a estar atento y poder tomar distancia del ensueño.

El ensueño compensa nuestras carencias, y la dinámica de la existencia hace imposible no tenerlas. Pero una cosa es tener carencias y compensarlas en consecuencia, y otra cosa muy distinta es la de creer en un cielo compensatorio eterno e inmutable.

Tomar distancia del ensueño no es negar las carencias y las imágenes compensatorias que estas disparan, sino que teniéndolas, hacemos un esfuerzo para tomar distancia mental, y de esta forma no ser manipulados por ellas.

8.2. Ensueño y Conciencia de Sí

Cuando estamos durmiendo y soñamos, creemos en lo que nos sucede en el sueño y que estamos despiertos. Suena el despertador y nos levantamos, internalizados todavía en el espacio de representación, en el mejor de los semisueños, mientras nos llevamos por delante todo lo que se nos cruza en el camino, y creemos que estamos despiertos.

Después de tomar un café con leche con pan y manteca, salimos a la calle en la más ordinaria de las vigilias, muy ordinaria ella, difusa, aleatoria, ingenua, y sujeta al accidente, decíamos, en esa vigilia ordinaria; creemos que estamos despiertos.

Y cuando estamos despiertos, estamos despiertos. Lo hecho, lo realmente hecho queda claro, para horror nuestro de haber cometido tantas estupideces juntas en la vida, y lo por hacer se clarifica a la luz de una conciencia despejada de sin-sentido.

8.3. Ensueño y Pensamiento Critico

Para no ser llevado de las narices por las imágenes compensatorias del ensueño es necesario estar atento y aplicar un pensamiento critico que nos permita observar la realidad con mas criterio y operar sobre ella con mas eficacia.

Por supuesto que esto es más fácil decirlo que hacerlo, ya que tomar distancia de aquello que creemos nos va a dar no sé que felicidad suprema no será quizás tarea de un día. Quizás hoy sea ese día, el día de empezar a estar más despiertos y menos fugados del mundo y de nosotros mismos.

_____________________________________________________________________

9. La Rebeldía

9.1. Los Hombres Rebeldes

La rebeldía social toma forma con cada ‘no’ y con cada ‘ basta ya’ individual.

La rebeldía nace de aquello que vivimos como incomprensible e injusto, como no más soportable, y es exaltación de la vida al no aceptar como natural la opresión de los valores y poderes establecidos. Es poner en tela de juicio el poder que nos domina, y los valores que nos fueron transmitidos, y que ingenuamente creímos que eran verdades eternas.

Poner bajo la luz del pensamiento critico a todos los valores nos da la posibilidad de no seguir cayendo en sus trampas. Todo valor que no ponga al ser humano y a la vida como centro nos llevara a repetir los errores del pasado.

La rebeldía marca la frontera que niega ser un mero objeto de una intención ajena, y dice que hay un valor en uno que merece ser defendido y nos da una razón de obrar.

La rebeldía es el acto que afirma nuestros derechos ante los otros. La rebeldía ante aquello que oprime y esclaviza marca un limite de dignidad humana, y es la diferencia entre ser un esclavo o un hombre libre.

La rebeldía es la negación de que otros manejen nuestra vida a su antojo, es aceptar el reto de ser un individuo pleno ante los otros y al enfrentar el futuro, es hacerse cargo de los propios actos y ser fiel a uno mismo. Es poder mirarnos en el espejo sin sentir vergüenza.

La rebelión nos transforma en hombres libres al ampliar el horizonte temporal hacia el futuro con actos que le ponen limite a toda forma de opresión y esclavitud.

La rebeldía reconstruye la imagen de sí degradada, es una forma creadora que afirma nuevas posibilidades a nuestra existencia, y nos proyecta hacia el futuro como responsables de nuestra vida.

9.2. Los Grandes Hombres

Los grandes hombres son aquellos que, cuando la degradación y la mentira arrasan con los ideales y la fe de las multitudes, ellos se mantienen en pie.

Los grandes hombres no se traicionan a sí mismos en sus ideales más profundos, y tienen la valentía de trabajar para abrir nuevos caminos hacia el futuro.

Los grandes hombres sirven de modelo y marcan con su paso el camino a seguir, no como imágenes estáticas colgadas de una pared, sino que su acción sirve de referencia viva en lo nuevo por descubrir y construir.

Los grandes hombres no nacen, sino que se hacen en cada elección y en cada acción coherente. Su pensar, su sentir, y su acción, tendrá la unidad que da la certeza, y la alegría de vivir será su fruto.

_____________________________________________________________________

10. El Cambio

10.1. Pensar, Sentir y Actuar

El cambio es un fenómeno personal y social que ocurre en diferentes contextos. Y estos cambios van a terminar siempre afectando a las personas de una u otra manera. Será entonces necesario considerar la trayectoria que siga el proceso de cambio. Para que este cambio supere las contradicciones personales deberá atravesar los tres planos del funcionamiento psíquico: el plano de la recepción del cambio ( nivel cognitivo), el plano de la aceptación del cambio (nivel afectivo), el plano de la ejecución del cambio (nivel conductual), y es aquí donde pensar, sentir y actuar en la misma dirección adquiere pleno significado.

10.2. Crisis

Si no hay crisis no hay cambios. Si la crisis es personal afectara de una u otra forma a nuestro medio inmediato, y si la crisis es social todos los habitantes de esa sociedad serán afectados.

Las crisis aumentan en la medida en que sufrimos las consecuencias de las contradicciones personales y sociales. La crisis posibilita cambiar la dirección de la propia vida y la sociedad, ya que desestructura aquello que estaba fijado y rígido como estatua en una plaza.

La crisis es el fuego purificador en el que se cocina el futuro, y hay que usarla con precaución para evitar hacer y hacernos daño.

10.3. La Caída de los Antiguos Valores

La caída en el espiral de la degradación ha hecho que multitudes se encuentren en el callejón sin salida del sin-sentido, en una situación que no va ni viene, y que básicamente se trata de la falta de futuro. Poner en duda los valores, las elecciones, y los actos que nos han llevado hasta allí, es la única posibilidad para salir de el, del sin-sentido.

Antiguos valores como la familia, amistad, nacionalidad, y religión, que sostenían y daban sentido a la vida humana han pasado a segundo plano. El poder sustentado básicamente en lo económico, ha minado las relaciones personales y sociales.

Debido a esta transferencia de valoración, de las relaciones humanas hacia el dinero, la degradación de la conducta es el eje sobre el que gira la relación con los otros. En el egoísta para-si, se aliena y cosifica la relación con los otros, y la des-unión y alejamiento del otro tiene como concomitancia interna la des-unión y el alejamiento de sí.

10.4. Yo y Sociedad

Somos seres sociales, y no existe la posibilidad de vivir una vida plena sin los otros. Los otros nos han transferido valores, herramientas teóricas y materiales, el lenguaje, y en síntesis, toda la cultura que compartimos, que es la aplicación social de la inteligencia humana. Uno y los otros, uno y el mundo, formamos una sola estructura, un mismo sistema. Es en la relación con los otros que nos construimos y reconstruimos como seres humanos. No somos nada sin los otros.

10.5. Discurso y Praxis

El accionar del neoliberal pragmatismo produjo un cambio de forma en la dominación de los pueblos en que opero en los últimos años. Estos cambios vinieron acompañados de una modificación y disminución de la capacidad del estado de regular los flujos materiales y simbólicos, y a quedado reducido a una estructura mafiosa subordinada a los poderes económico-financieros.

El neoliberal pragmatismo ha hecho estragos en los últimos veinte años en todos los países que infecto con su predica mentirosa y destructiva, y produjo un gran descrédito en la clase política que fue cómplice de estas políticas económicas que han reducido al desempleo y la miseria a grandes sectores de la población.

Debido al debilitamiento de los estados nacionales neoliberales sujetos a las políticas de hambre del FMI, el poder real ha sido tomado por los megapolios internacionales, y no dudan en organizar una guerra con resultados impredecibles, como en el caso evidente de Irak, para quedarse con su petróleo e instalar un gobierno títere en una región estratégica, sin importarles para nada la opinión mundial en su contra, avalada por marchas masivas en todo el mundo en contra de la invasión, mentirosamente llamada guerra.

Hoy los manuales de lucha social han quedado juntando polvo en las bibliotecas, y la acción coherente nos ilumina mas que mil libros. Hoy hay una fuerte resistencia en delegar representatividad en instituciones, sean estas políticas o gremiales, debido a la traición reiterada de sus dirigentes, y el centralismo jerárquico y verticalista en que esta lacra social se escondía para robar beneficios personales, ha caído en el descrédito.

Este descrédito del trabajo político y gremial no ha alcanzado para disuadir a los luchadores sociales que creen que un mundo mejor es posible. Y en la desconfianza de que atrás de todo discurso político se encuentre escondida la mentira y la traición, se buscan en estos momentos formas alternativas desestructuradas de acción social.

En los últimos diez años se han creado y consolidado espacios de participación política alternos al poder. Estas formas de trabajo y lucha social están teniendo como característica que su discurso es la praxis.

Es en la acción coherente que el discurso se articula, desarrolla, y busca su destino. Y es un poder factor de desarrollo colectivo que va ganando espacios sociales y que se logra de hecho y no por derecho, ya que el derecho que rige la justicia oficial apaña a sus cómplices del poder político-económico-militar.

Lo que no queda claro en este momento histórico-social, es la forma en que se puedan producir cambios sociales positivos. Hoy la contracultura niega los modelos que pretendían cambiar la sociedad desde la toma del poder del estado, y aunque los nuevos modelos no estén lo suficientemente configurados, lo que sí están bastante claros son los modelos que la gente no quiere seguir.

Hoy la coherencia gana terreno en formas horizontales de trabajo social en donde tanto importan los objetivos a lograr como la forma en que se trabaja en su construcción. Y es en la forma en que en el hoy construimos ese futuro, que podemos ver y experimentar ese mundo del mañana en que queremos vivir.

Lo que se da en este momento histórico-social, es un doble frente de lucha social. Por un lado tenemos el poder político formal neoliberal pragmático y a sus socios del poder real, los megapolios económicos y financieros. Y por el otro a organizaciones sociales en lucha para hacer valer su derecho de vivir una vida digna.

Estas organizaciones sociales han desarrollando una nueva forma desestructurada de lucha anarco-pacifista, que desde el estado no se las puede controlar, y que jaquean por partida doble al estado y a sus socios en el saqueo del pueblo, los megapolios económico-financieros.

Esta contraofensiva popular pone una barrera y un limite al saqueo al que están siendo sometidos los pueblos por los megapolios internacionales a la cabeza con el neoimperio romano en construcción, llámese Estados Unidos de América. Una de las tareas más importantes de este momento psicosocial es la reconstrucción de los vínculos sociales destruidos por el individualismo neoliberal esquizofrénico.

_____________________________________________________________________

11. Ética

11.1. La Ilusión del Bien y del Mal, y la Elección Ética

Situarse mas allá del bien y del mal puede ser muy útil al tener que aplicar pensamiento critico para interpretar la realidad sin contaminación metafísica.

Claro que cuando tenemos que tomar una postura ética ante los hechos que nos toca vivir, la cosa cambia. Ante los hechos estamos obligados a dar una respuesta, obligados a elegir la dirección psicofísica que le daremos a nuestros actos.

11.2. La Ética Formal Hipócrita Egoísta

La ética formal hipócrita egoísta es aquella en que abundan las bonitas frases huecas que no tienen en cuenta la subjetividad del otro. La ética formal hipócrita egoísta, en su forma más ingenua, solo tiene como fin la compensación masturbatoria intelectual.

La ética formal considera a los valores como definitivos y plenos. La ética formal solo es usada para ocultar, para disfrazar las acciones de quienes tienen poder sobre los otros, con el fin de que quienes están bajo la influencia de ese poder actúen en beneficio de quienes lo ejercen, y en su forma más cruda, no se duda en utilizar la violencia para imponer tales creencias.

11.3. La Angustia de la Elección

Elegir produce angustia ya que en cada elección elegimos al hombre que queremos ser y al mundo en que queremos vivir, y más fácil es aceptar el mundo de lo dado como natural, que fijarnos la meta de nuevos mundos por construir.

La facilidad para aceptar el mundo de lo dado y sus valores sin ponerlos en tela de juicio nos transforman en caricaturas de hombres y a merced de intenciones ajenas, ya que si nosotros no elegimos los valores por los cuales guiar nuestra vida, otros elegirán por nosotros que tipo de vida y en que mundo deberemos vivir.

Si bien la elección nos enfrenta ante una pluralidad de posibilidades y nos abruma con su pesada carga de responsabilidad, también nos muestra un camino creativo de construirnos y reconstruirnos a nosotros mismos, a pesar de lo dado y de toda circunstancia.

11.4. La Cultura de Todos

Si podemos definir a la cultura de los pueblos como tan bien la definió García Márquez, de que la cultura es la aplicación social de la inteligencia humana, toma relevancia nuestra acción individual como aporte en la construcción de la sociedad en que vivimos.

Todo lo que a nuestro alrededor no es naturaleza, es parte de la cultura, es la inteligencia y creatividad humana puesta en juego. Aun las plantas que vemos en nuestras veredas no son simple naturaleza, sino que una intención y la mano de un hombre las planto.

Todo acto se apoya en una intención, y estos actos surgen de una necesidad que busca ser compensada. Conviene tener claro desde que trasfondo emotivo lanzamos estos actos compensadores de nuestras carencias.

Como sujetos de la cultura hacemos nuestro aporte a la construcción de nuevas herramientas materiales y conceptuales. De ahí que adquiera relevancia desde que ética hacemos lo que hacemos.

11.5. Ética de la Libertad

Hablar de ética es hablar de libertad. Sin libertad de elección es imposible hablar de ella. Desde la libertad surgen todas las significaciones y todos los valores humanos. Instante tras instantes estamos condenados a elegir, y es en cada elección en que nos enfrentamos al dilema de aceptar el mundo de lo dado como natural, con lo cual aceptamos ser esclavos de la vida y la sociedad en que vivimos, o podemos aceptar la ambigüedad de la existencia, es decir, que no hay un sentido predeterminado en la vida, sino que es nuestra elección la que define el sentido de nuestra existencia, y elegirnos como libertad. Elegirse como libertad es vivir en la contingencia y la incertidumbre, es hacernos carencia de ser, arrojarnos en el mundo, y aceptar realizar nuestra condición de hombres.

11.6. El Cuadrado de la Conducta Óptima

Es la anestesia emocional lo que nos impide relacionarnos en forma más humana con los otros, y lo es también la falta de comprensión de que no somos seres aislados. Somos seres sociales, psicosociales mas bien diría, y todo lo que afecte a los demás nos terminara de una u otra forma afectando a nosotros mismos.

¿ Y por que si afectamos a los demás, si los perjudicamos, eso nos afectara también a nosotros? Esto es porque podemos representarnos en el lugar del otro y en consecuencia tener registro del perjuicio, de la violencia que estamos ejerciendo sobre el otro.

El egoísmo externalizado produce mucho daño en el mundo que nos rodea, y es causa de dolor y sufrimiento tanto en quienes lo ejercen como en quienes tienen que soportar sus nefastas consecuencias.

La violencia interna la trasladamos al mundo a través de cada acto, y cada acto de violencia al quedar grabado en nuestra memoria, y al sumar violencia al medio social en que vivimos, esa violencia, de una u otra manera, en forma directa o indirecta, se nos volverá en contra.

Nuestra conducta nos construye y reconstruye, o nos desintegra, y en cada acto se pone en juego nuestra integridad como tal. Una ética que tenga un sentido trascendente será aquella que nos integre internamente y con los otros, mas allá de las diferencias subjetivas, complementándonos simbióticamente en el bien común. Será una ética en que ninguna de las personas que están en relación sea perjudicada por las otras.

Ya fue dicho, por Confucio en sus conocidos conceptos: "Trata a los demás como quieres que te traten" y "No hagas a otros lo que no te gusta que te hagan a ti", o lo expuesto en los evangelios cristianos: "Ama a tu prójimo como a ti mismo".

El Cuadrado de la Conducta Óptima expone en forma simple que toda conducta es Óptima cuando el actor y los recipientes de la conducta se benefician, es considerada Aceptable cuando solo uno de los términos de la ecuación se beneficia sin consecuencias para los otros términos, y es considerada Inaceptable cuando alguno de los términos se perjudica.

Desde estos simples conceptos se puede estructurar una ética que nos sirva de referencia y nos brinde parámetros de acción.

_____________________________________________________________________

12. El Futuro

12.1. Fracaso, Sentido y Significación

No se puede construir lo que no se visualiza, y más fácil es tomar los caminos ya conocidos que construir caminos nuevos. El problema se presenta cuando aquello que creíamos seguro y eterno se derrumba como un castillo de naipes.

Cuando de accidente en accidente vamos persiguiendo espejismos que nunca alcanzamos, hay un momento terrible y mágico que puede transformar nuestra vida: el fracaso.

Al no coincidir nuestras creencias con los hechos, surge el fracaso. El fracaso nos pone de cara al espejo con la realidad, en la incertidumbre de elecciones nuevas que hacer, en la duda de que camino seguir, y en la angustia y la tensión de definir un sentido nuevo a nuestros actos.

El fracaso es terrible por la sensación de haber tirado nuestro tiempo y energía a la basura en aquello que nos daría no sé que felicidad. Y es mágico por las posibilidades nuevas que la vida nos ofrece sin estar condicionados caminando como un hámster por la eterna e ilusoria rueda del éxito y el fracaso, ya que tan ilusorio es uno como el otro.

Esto no significa que no nos importe que nuestras acciones tengan éxito, sino que lo que más importa es no traicionarnos a nosotros mismos en nuestro sentir, nuestro pensar, y nuestra acción; es decir: ser plenamente coherentes, y que la alegría brote de la unidad interna, y no la esquizofrenia ni la esquizosocial, la compartimentación de la mente y la sociedad.

12.2. La Fe en el Futuro

La fe en el futuro se apoya en la autoestima, y es un capital social que conecta a los seres humanos y es motor del desarrollo de los pueblos. Cuando la fe se apoya en criterios de realidad se dinamizan las capacidades propias y la creatividad para transformar el mundo en el cual vivimos.

La alegría de vivir tiene su base en el futuro. En la medida que el futuro se abre, en la medida en que podemos visualizar un futuro de cambio y transformación, la creatividad humana es puesta en juego para acercar al hoy aquello que era mañana. Sin futuro quedamos atrapados entre la inmediatez del ahora y en la nostalgia del pasado. El pasado y el presente adquieren sentido y significación en relación con la imagen de lo que proyectamos hacia el futuro.

Somos hijos de la cultura que nos fue transferida por nuestros mayores, y somos los padres del presente y del futuro con la intencionalidad que le imprimimos a nuestros actos. No podemos pretender que el mundo sea a semejanza de la compensación a nuestras carencias. Pero ser coherentes con nosotros mismos implica que, si queremos un mundo donde para nosotros valga la pena vivir, lo construyamos en cada acto con el máximo de coherencia que podamos poner en juego.

La suerte no esta echada, los cambios psicosociales no están definidos, y la dirección que tomen los acontecimientos dependerá de la creatividad puesta en juego por nosotros. Hay mucho por construir, y tenemos mucho por hacer y para dar.

Somos parte del mundo, y en la forma de interactuar con los otros y nuestro mundo interno esta la clave para ir construyendo un mundo libre de dolor y sufrimiento, un mundo de paz y de justicia, un mundo donde valga la pena vivir.

El futuro será lo que hagamos por él en este día: hoy.
.
.
.