lunes, 26 de abril de 2010

Krishnamurti - Poemas


No tengo…

“No tengo nombre ; soy como la fresca brisa de los montes.

No tengo asilo , soy como las aguas sin abrigo,

No tengo santuarios cual los dioses misteriosos,

ni estoy en la sombra de los templos solemnes,

ni tengo sagradas escrituras,

ni estoy sazonado en la tradiciòn.

No estoy en el incienso que sube de los altares,

ni en la pompa de las grandes ceremonias

tampoco estoy en la dorada imagen

ni en el sonoro canto de una voz melodiosa.

No estoy limitado por teorìas

ni corrompido por creencias,

no soy esclavo de las religiones

ni de la pìa asistencia de sus sacerdotes,

no me engañan las filosofìas

ni el poder de sus sectas me da nombre.

No soy humilde ni ensalzado,

ni apacible ni violento,

soy el Adorador y el Adorado.

Soy Libre”.


¡Escuchame, oh amigo!


Quiero hablarte del secreto perfume de la vida.

La vida no tiene filosofìa,
ni astutos sistemas de pensar.

La vida no tiene religiòn
ni la profunda adoraciòn en ocultos santuarios.

La vida no tiene Dios,
ni el agobio del terrible misterio.

La vida no tiene morada
ni el doloroso pesar de la decadencia final.

La vida no tiene placer ni pena
ni la corrupciòn del Amor que acosa.

La Vida no tiene ni bien ni mal,
ni el tenebroso castigo del irreflexivo pecado.

La vida no confiere bienestar,
ni està en los santuarios de recogimiento...

La Vida no es espiritu o materia.

No està en ella la cruel divisiòn de la accion y la inacciòn.

La vida no muere ,
ni tiene el vacio de la soledad en la sombra del tiempo.

Libre es el hombre que vive en lo eterno,
por que la Vida , ES.


La Chispa

Como la chispa
que ha de dar lumbre
està escondida
en la ceniza gris.

Asì ! Oh ¡ Amigo , la luz
que ha de guiarte , està oculta
bajo el polvo
de tu propia existencia...


Ama la Vida


No ames la simètrica rama

ni coloques la imagen sola en tu corazòn.

Ella se extinguira...

Ama todo el àrbol

entonces amaràs la simetrica rama,

la hoja tierna y la marchita,

el timido brote y la flor toda henchida,

el desprendido pètalo y el cimero bailador,

la esplendida sombra del pleno Amor.

Ama la Vida en su plenitud.

Ella no conoce la muerte.
.