domingo, 8 de abril de 2018

Poderes Dominantes y La Trampa de la Repetición - Omar Paladini



"...Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época; 

o, dicho en otros términos, la clase que ejerce el poder material dominante 

en la sociedad es, al mismo tiempo, su poder espiritual dominante...". Karl Marx

Lo dicho por Karl Marx es una excelente explicación de la razón por la cual los ciudadanos votamos a políticos que nos perjudican y que solo hacen lo que saben hacer: trabajar por sus propios intereses.

No vendría nada mal el hacernos cargo de nuestro destino en vez de esperar soluciones mágicas que vengan de afuera de nosotros mismos.

En todo caso conectemos con la magia que nos brinda la intencionalidad de nuestra conciencia y apliquemosla al mundo -mundo externo y mundo interno, no hay dos-. Más para esto se necesita superar el individualismo enfermo e inhumano aprendido en estas mismas sociedades enfermantes en que nos hemos criado.


La inercia político-social en nuestras sociedades, la falta de respuestas efectivas de cambio de las grandes mayorías es fruto de las creencias dominantes de la época que nos toca vivir.

Si somos funcionales a esas creencias, si no las ponemos en tela de juicio y para nosotros son la verdad y la realidad misma, terminamos siendo funcionales a las estructuras de poder dominantes -idiotas útiles-, de quienes se benefician de su situación de poder en nuestro perjuicio.

Los mismos que ha futuro serán los "salvadores" de los países en "crisis", han sido socios de una u otra forma de quienes los han hundido y generado esas mismas crisis.

Hay algo en esa ecuación que no me cierra. ¿De hacer algo distinto a lo que venimos haciendo ni hablar, no?

"Cometamos errores distintos y no los de siempre" dijo un amigo, sera hasta deseable, que ya es hasta aburrido el cometer siempre los mismos.

El poder es tal ejerciéndose. Las creencias dominantes en nuestras sociedades van acompañadas de acciones de dominación por quienes detentan el poder en los distintos ámbitos sociales.

Distintos, más unidos en un proyecto común, de expoliación, de saqueo sin rasgos de humanidad, con quienes no saben, o sabiendo no creen o no pueden llevar adelante acciones ante ese poder en última instancia criminal.

Las acciones dominantes se apoyan en esas creencia dominantes en la población, y no quedan inertes en las cabezas de la gente.

Y ampliando el foco o achicando el foco lo que puedo ver es más de lo mismo, de como operan en la sociedad y la gente esas creencias de fondo, que para la gente son la realidad misma, y que excluyen otras visiones, otros puntos de vista posibles y el accionar consecuente.

Si las visiones desde las cuales me emplazo son simplemente dualistas en relación al bando en que me hubico, y quien supuestamente está enfrente es "el enemigo", poco podré hacer para salir de la trampa de la repetición. Una y otra vez se repetirán las situaciones y no podré salir de ese círculo cerrado.

Medias verdades no son verdades, sino falacias de manipulación personal y social.

Sí tomo mi punto de vista sobre la supuesta realidad de lo que vivo y analizo como "mi verdad", es una cosa. Ahora bien, si para mi es "la verdad" o "la realidad", ahí ya estamos entrando en el campo de la cerrazón mental en algunos casos, y en otros tal vez de la manipulación sutil o descarada.

Poner a todo lo que se presenta ante mis ojos en tela de juicio será todo un tema; y suspender los juicios y ver lo que se me presenta en forma directa con ojos de niño, una tarea aún más titánica.

Prólogos Económicos Capitalistas y Posibilidades Abiertas

El prólogo de las de las políticas económicas neoliberales son las políticas económicas keynesianas; y el prólogo de las de las políticas económicas keynesianas son las políticas económicas neoliberales; y así giramos en círculos cerrados a través de la espera de un mesías salvador.

Vamos como zombies, sin crítica ni autocrítica, de repetición en repetición, repetición y más repetición de esta vieja y gastada película, discursos e imágenes gastadas por el uso que ya van convenciendo a menos gente.

Más no hay en el horizonte social un cambio que se vislumbre, que se visualice como posible, como posibilidad viable.

¿Y si esa posibilidad en vez de buscarla afuera en "salvadores", si en vez de esa arcaica creencia funcional a los poderes de fondo, la buscamos en nosotros mismos y en quienes nos rodean, que sufren y soportan el mismo problema? Quizás por ahí está la respuesta y el camino a seguir.


Ocaso de La Gran Mentira

La gran mentira de las democracias formales y no reales está llegando a su fin.

Quizás por muchos años tengamos que seguir soportando esta farsa o quizás no.

Hoy más que nunca se ha descorrido el velo de la gran mentira social.

Se acelera el proceso de distancia entre quienes detentan el poder y lo ejercen en forma cruelmente inhumana, y de las grandes mayorías que lo tienen que soportar.

Las antiguas formas conciliatorias hoy hacen agua. ¿Cuál será el camino a seguir?... ¿Cuál sera la ecuación que de respuesta a esta pregunta?...

Sin duda de mi parte, desde la monstruosa inhumanidad no hay respuesta, solo más de lo mismo.

La ecuación que de respuesta a esta encrucijada psicosocial podrá tener muchos términos, más hay dos términos que sí tendrá que tener, de lo contrario nada tendrá sentido: bondad y compasión.

_____________________________________________________________________

Texto ampliado el 02-06-2018 - 18:50 Hs.
_____________________________________________________________________
.