viernes, 21 de octubre de 2011

El elefante en la oscuridad - El Masnawi - Rumi - 21-10-2011

*
El elefante en la oscuridad - El Masnawi - Rumi



El poeta sufí  Mevlana Rumí, en su libro místico El Masnawi, cuenta la historia de un elefante que llevaron unos hindúes a un pueblo persa.

El cuento dice más o menos así:

La gente de aquella aldea jamás había visto un animal semejante, y algunos, llenos de impaciencia por conocer a la portentosa bestia, se fueron al establo donde ésta se encontraba.

Era de noche y el lugar estaba a oscuras, y los curiosos no tomaron la precaución de llevar lámparas con ellos. Así que decidieron conocerlo por medio del tacto.

Cada uno de ellos palpó una parte distinta del elefante, y se hicieron su propia idea del animal.

Después de esto, los intrépidos curiosos salieron del establo y narraron a otros lo que creían que era el elefante:

--Ese animal es como una manguera –dijo aquel que tocó la trompa.

--No, no es así –replicó el que había tocado una oreja--. Es más bien como abanico.

--Ambos están locos –intervino el que sintió el lomo del elefante--. Eso es como un trono.

--Los tres están mintiendo –espetó el que había tocado una de las patas--. La única verdad es que ese animal es como una columna.

--¡Qué equivocados están todos ustedes! –vociferó el que tanteó uno de los colmillos--. Eso era duro y afilado como una lanza.

--Que absurdo –expresó el que palpó la cola--. Esa cosa es sólo como una cuerda parecida a una serpiente con un plumero al final para espantar moscas.

Y así comenzó una discusión acalorada entre ellos, porque todos afirmaban ser poseedores de la verdad y acusaban a los demás de locos o mentirosos. Y cada uno decidió darle un nombre distinto al elefante.

_______________________________________________________________________________

Rumí añadía que si ellos hubieran tenido una vela encendida (una conciencia iluminada), no hubiesen tenido tantas diferencias de opinión entre ellos, ya que bajo la luz de la vela hubiesen podido contemplar directamente la forma completa del elefante.

¿Se imaginan si cada uno de estos hombres, en nombre de su propia y limitada descripción del elefante, hubiesen hecho la guerra a quienes tenían otra descripción?

Eso es lo que ocurre con los fanáticos religiosos que dicen ser poseedores únicos de la Verdad, y acusan a los demás de estar errados, en vez de sentarse a dialogar y buscar afinidades entre aquellos que tocaron una parte distinta del “elefante”.

______________________________________________________________________________________________________

"... El ojo sensorial es cual la mano:
no puede percibir todo el conjunto.
Un ojo tiene el Mar, otro la espuma;
deja la espuma y mira como el Mar.
Día y noche se mueve la marea;
la espuma tú miraste, mas no el Mar.
Cual barcas nos chocamos uno al otro,
con ojos ciegos aun en agua limpia,.
Tú, dormido en tu barco-cuerpo, ves el agua:
mira el Agua dentro del agua.
Un Agua tiene el agua, que la lleva;
el alma tiene un Alma, que la llama..."

______________________________________________________________________________________________________

A través de Manuel Hidalgo - Extraído de: www.matrixnauta.blogspot.com/2006/07/el-elefante-en-la-oscuridad.html
______________________________________________________________________________________________________
.