miércoles, 1 de mayo de 2013

Ecología: La contaminación también es mental - Omar Paladini


Descontaminate – Descontamina 

La contaminación a la que nos vemos sometidos los seres humanos y humanas y todos los seres vivos 

 a merced de las grandes empresas mega-mineras y agro-tóxicas-transgénicas, 

no solo es biológicamente dañina para la salud y a veces mortal. 

No solo es física la contaminación a la que nos vemos afectados, también es mental. 

Y esa contaminación externa, llevada al plano interno, al plano mental, se registra como odio, resentimiento, falta de futuro, discriminación y degradación de los seres humanos y humanas que nos rodean, 

 con toda la violencia que esto implica traducida en actos violentos, a veces sutiles, a veces groseros, y también mortales. 

Esa contaminación interna, esa contaminación intelectual y emotiva, esa violencia interna, no queda solo en nosotros contaminando nuestra mente, generando tensiones físicas y mentales, y por lo tanto sufrimiento. 

Esa violencia interna no queda solo en nosotros sino que se traslada hacia el todo social. Y después nos preguntamos: ¿Porque hay tanta violencia en nuestra sociedad? 

Es que la mayoría de estas sociedades no son tales. No son sociedades, son “suciedades". 

 Y si queremos limpiarlas tenemos que empezar por nosotros mismos, y trasladar esa limpieza en cada acto de nuestra vida hacia los demás. 

 Limpieza en cada acto sin discriminar a nadie. Limpieza en cada acto en paz, llevando paz, llevando aguas tranquilas donde solo hay egoísmo, odio y resentimiento. 

 Llevando luz donde hay oscuridad. Esclareciendo lo turbio. Poniendo comprensión donde hay conflictos. 

 Conectando con las certezas internas que son transformadoras de la monstruosa inhumanidad en humanidad. 

En humanidad, conectados con la más profunda humanidad. En compasión por el sufrimiento ajeno. 

En bondad, en ayudar de acuerdo a nuestras posibilidades actuales y futuras. 

En unión. Con la fuerza que da la unión con otros seres humanos y humanas en la transformación de las condiciones sociales, culturales, y psíquicas, 

hacia una nueva humanidad solidaria con las penurias y el sufrimiento ajeno, y donde la violencia en todas sus formas sea solo un mal sueño del pasado.
.