domingo, 26 de mayo de 2013

Viracocha - Doctrina


Viracocha al igual que otras deidades, fue nómada y tenía un compañero alado, el pájaro Inti, 

una especie de pájaro mago, conocedor de la actualidad y del futuro, 

representado en mitos orales como un picaflor de alas de oro (Quri qinqi).

Se da al dios todopoderoso la facultad de dirigir la construcción de todo lo visible e invisible.

Comienza su obra en el mundo de los antiguos (ñawpa pacha) 

tallando en la piedra las figuras de los dos primeros seres humanos, 

de los primeros hombres y mujeres que van a ser los cimientos de su trabajo. 

Estas estatuas las va situando Viracocha en los sitios correspondientes y, 

a medida que les da nombre, se animan y toman vida en la oscuridad del mundo primigenio (ñaupa pacha), 

porque todavía no se ha ocupado el dios de dar la luz a la Tierra, 

solamente iluminada por el resplandor del Titi, un puma salvaje y ardiente que vive en la cima del mundo, 

 seguramente el jaguar que se entremezcla con otros animales en las representaciones totémicas del Imperio inca y de las culturas preincas anteriores.

Este mundo de aquí o Kay Pacha, todavía está en tinieblas porque Viracocha posterga toda su labor de erección de un mundo completo, al nacimiento de los seres humanos que van a disfrutar de él.

Satisfecho con los humanos, el dios prosiguió su proyecto, ahora poniendo en su lugar a sus hijos el Sol (Inti), a la Luna (Mama Quilla), y a las estrellas infinitas, hasta cubrir toda la bóveda celestial con sus luces.

Después, Viracocha se dirige al norte para, desde allí, llamar a su lado a las criaturas que él acaba de dotar con vida propia.

Al partir de Tiahuanaco, Tiqsi Huiracocha había delegado las tareas secundarias de la creación en sus dos ayudantes, Tocapu Huiracocha e Imaymana Huiracocha, 

quienes emprenden inmediatamente las rutas del este y del oeste de los Andes, para a su paso por tan largos caminos dar vida y nombre a todas las plantas y a todos los animales que van haciendo aparecer sobre la faz de la tierra, 

en una hermosa misión auxiliar y complementaria de la realizada antes por su dios y señor Huiracocha, misión que terminan junto a la orilla del mar,

para después perderse regiamente en sus aguas, una vez cumplida la tarea ordenada por el dios creador principal del universo de los incas y preincas al parecer desde la época de Caral.

En los mitos orales se revela a Huiracocha como un sabio gobernante de la época de Caral el cual dio las leyes de la economía de la retribución (trueque, sistema de distribución del trabajo) como también del Ayllu o gran unidad familiar andina.

Este Viracocha luego ascendió a la categoría divina, al igual que todos los grandes gobernantes preincas e incas.

Debido a este principal icono de la mitología inca, en el quechua moderno, sobre todo en los Andes centrales, es un tratamiento de respeto (como señor)

______________________________________________________________________

Imagen: viernob - Javier Nobile - Argentina
______________________________________________________________________

______________________________________________________________________
.