lunes, 23 de julio de 2012

La Gran Mentira Neoliberal y Keynesiana - Omar Paladini



Capitalismo "Bueno", Capitalismo "Malo", y Ética 

No existe el capitalismo bueno ni el capitalismo malo, el capitalismo es lo que es.

Para plantear que el capitalismo sea bueno o malo tendría que haber ética, y el capitalismo no tiene ética;

y si tiene valores, el valor es el dinero y el poder, y no el ser humano y la vida en general.

La ética es formadora del ser humano que somos.

El momento en que nos planteamos la dirección de nuestra acción es el momento preciso en donde nos constituimos como seres humanos, y desde ahí se marca el destino personal y social.


La Gran Mentira

Ser la "izquierda" de la derecha no es ser de izquierda, es ser también de la derecha capitalista que pone al dinero y al poder como valor central y no a la gente.

Y por más que los bandos keynesianos y neoliberales se peleen entre si por el dominio y control del poder político, social , cultural, y psíquico de los pueblos, no dejan por eso de ser de derecha, por más que los bandos se autotitulen "los buenos" y etiqueten al bando opuesto como "los malos".

Hay gobiernos que, sin tocar a los grupos de poder, se quieren hacer pasar como "salvadores del pueblo", y son lo mismo atenuado.

O más bien diría, son los enfermeros que vienen después de la destrucción fruto de una invasión armada, 

y curan un poco las heridas de la gente para que el sistema de explotación y saqueo siga adelante, 

mientras los grandes grupos económicos siguen enriqueciéndose más allá de quien gobierne.

Ellos siempre siguen haciendo grandes negocios a costa del sufrimiento y muerte de los seres humanos que los rodean.

Lo que está ocurriendo actualmente como fenómeno globalizado, es más de lo mismo.

Las políticas económicas llevadas adelante por los gobiernos de los distintos países en el mundo 

fluctúan entre políticas económicas neoliberales y políticas económicas keynesianas.

Después del gran saqueo que hacen los grandes bancos y las grandes empresas en un país, 

en complicidad con el poder político con sus políticas económicas neoliberales,

vienen atrás los “grandes salvadores del pueblo” keynesianos repartiendo migajas,

mientras las estructuras del poder económico siguen haciendo sus grandes negocios 

a costa de la gente y de los ecosistemas.

La gente que protesta contra este sistema de saqueo asesino, es mucha, 

y la gente que se organiza para hacerle frente en forma sistemática a esta destrucción,  es poca. 

Destrucción que no solo es externa, material, sino que lo es de vidas que la violencia cotidiana mata, 

y que los estados poderosos inmolan para ampliar su poder.

El modelo de política bipolar Neoliberal-Keynesiano es un modelo político-económico de repetición cíclica intencional puesto en juego por los políticos involucrados en ella.

Es la trampa ideal para que todo siga igual y nada cambie socialmente hablando.

Habrá que seguir trabajando, en la difícil tarea de producir cambios profundos, estructurales y no cosméticos, 

para que cada vez sean más quienes se organizan para trabajar en pos de ese cambio profundo;

y ese cambio externo se irá expandiendo en la medida que se expanda también simultáneamente 

ese cambio interno en los seres humanos y humanas que nos rodean.
















____________________________________________________________________

Texto ampliado el día 13/04/2016 a las 16:25 Hs.
____________________________________________________________________
.