viernes, 18 de octubre de 2013

El Sepher Yetzirah y la Cábala - Jose García.


El Sepher Yetzirah o Libro de la Creación, junto al Zohar son los dos libros centrales de la mística judía, la Cábala. 

Mientras que el Zohar se escribe en España en el siglo XIII, el Sepher Yetzirah es el primer libro filosófico escrito en hebreo y se cree que es una traslación al papel de las enseñanzas de Abraham transmitidas oralmente, pero los especialistas no se ponen de acuerdo ni en el tiempo ni en la autoría. 

Además, a nuestros días han llegado diferentes textos, de mayor y menor extensión, recopilados a partir del siglo II.

Puedes leer la versión corta del Sepher Yetzirah pulsando aquí.

En este escrito, uno de los temas principales es la explicación de los diez sephiroth (sefirot) o atributos de lo divino, los 22 caminos que los unen y relacionan, dando forma a lo que se ha venido a denominar como Árbol de la Vida. Estos diez sefirot  son emanaciones producidas en la creación del universo por Elhoim, uno de los nombres de Yahveh.

El Sepher Yetzirah no habla de este primer momento de la creación, pero hallamos una visión poética muy apropiada, en el poema de Ari (Isaac Luria) del s.XVI.

The Tree of Life – a Poem  El árbol de la vida – un poema
Behold that before the emanations were emanated and the creatures were created, He aquí que antes de que las emanaciones fueran emanadas y las criaturas creadas,
The Upper Simple Light had filled the whole existence. La Simple Luz Superior había llenado por completo la existencia.
And there was no vacancy, such as an empty air, a hollow, Y no había vaciedad, como un aire vacío, un hueco
But all was filled with that Simple, Boundless Light. Sino que todo fue llenado con esta Simple, Ilimitada Luz.
And there was no such part as head, or end, Y no había parte alguna como principio, o final,
But everything was One, Simple Light, balanced evenly and equally, Sino que  todo era Uno, la Luz Simple, equilibrada uniforme e igualmente,
And it was called “the Light of Ein Sof (Infinity).” Y fue llamada “la Infinita Luz de Ein Sof”(1)
And when upon His simple will, came the desire to create the worlds and emanate the emanations, Y cuando sobre Su simple voluntad, vino el deseo de crear los mundos y emanar las emanaciones,
To bring to light the perfection of His deeds, His names, His appellations, Para sacar a la luz la perfección de Sus obras, Sus nombres, Sus denominaciones,
Which was the cause of the creation of the worlds, Los cuales fueron la causa de la creación de los mundos,
Then the Ein Sof restricted Himself, in His middle point, precisely at the center, Entonces el Ein Sof se restringió a Sí mismo, en Su punto medio, precisamente en el centro,
And He restricted that Light, and drew far off to the sides around that middle point. Y Él restringió esa Luz, y señaló a lo lejos a los lados alrededor de ese punto medio.
And there remained an empty space, an empty air, a vacuum Y allí quedó un espacio vacío, un vacío de aire, una vaciedad
Precisely from the middle point. Precisamente desde el punto medio.
And that restriction was equally around that empty, middle point, Y esa restricción estaba igualmente alrededor de ese vacío, punto medio,
So that the space was evenly circled around it. De modo que el espacio quedó uniformemente en un círculo alrededor de él.
And after the restriction, when the vacant space remained empty Y después de la restricción, cuando permaneció vacío el espacio vacante
Precisely in the middle of the Light of Ein Sof, Precisamente en el medio de la Luz de Ein Sof,
A place was formed, where the Emanations, Creations, Formations, and Actions might reside. Se formó un lugar, donde las Emanaciones, Creaciones, Formaciones y Acciones podrían residir.
Then from the Light of Ein Sof, a single line hung down from Above, lowered into that space. Entonces, de la Luz de Ein Sof, una sola línea se descolgó desde lo Alto, descendiendo dentro de ese espacio.
And through that line, He emanated, created, formed, and made all the worlds. Y a través de esa línea, Él emanó, creó, formó e hizo todos los mundos.
Prior to these four worlds, there was one Light of Ein Sof, whose Name is One, in wondrous, hidden unity, Previo a estos cuatro mundos, hubo una Luz de Ein Sof, cuyo Nombre es Uno, en la maravillosa, unidad oculta,
And even in the angels closest to Him E incluso en los ángeles más cercanos a Él
There is no force and no attainment in The Ein Sof, No hay fuerza alguna ni realización en El Ein Sof,
As there is no mind of a created that could attain Him, Como no hay ninguna mente de una creación que pudiera alcanzarle a Él,
For He has no place, no boundary, no name. Porque Él no tiene lugar, ni límite, ni nombre.
The Ari, The Tree of Life, Part One, Gate One
ARI (The Godly, Rabbi, Isaac)
El Ari, El Árbol de la Vida, Parte Uno, Puerta Uno
ARI (El piadoso, Rabí Isaac)
(1) Ein Sof, en la Cábala, la luz infinita de Dios antes del comienzo del proceso creativo. Ein Sof = 207 = Or (“luz”).

Así pues, desde Ein Sof Or (Ayin Sof Or) o Luz infinita divina, emanó un rayo de luz que penetró en el centro, y se manifestó en diez etapas de Emanación. Estas diez etapas son las Sefirot, los atributos de lo divino.
Ein Sof
Ein Sof

Los 32 senderos místicos

Los 10 sefirot y las 22 vías que los unen conforman los 32 sederos místicos, y a cada uno de estos senderos corresponde una letra del alfabeto hebreo. En este alfabeto, cada letra representa tanto un fonema como un valor numérico.

En 1-2, y en 6-1 podemos encontrar el resumen de la estructuración de todos los elementos de la creación:

1-2 Diez Sephiroth de la nada y veintidós letras de Fundamento: Tres Madres, Siete Dobles y doce Elementales.

6-1 De las Tres Madres, AMSh, emanan Tres Padres, Aire, Agua y Fuego, y de los Padres descendientes. Tres padres y sus descendientes, y siete planetas y sus ejércitos, y los doce puntos diagonales. Los testimonios que lo demuestran son el Universo, el Año, el Alma y una ley de doce, de siete y de tres que fueron establecidos por Él en el Dragón, en la Esfera y en el Corazón.

La estructura de los elementos propuesta sería la siguiente:
  • Un Dios del que emana todo
  • Tres ámbitos fundamentales donde se estructura la creación, uno superior llamado Universo, otro intermedio que es el Año, y el inferior: el Alma
  • Una ley del 3, donde están las tres Madres, que son aspectos de las triadas en las que se relacionan los sefirot.
  • Una ley del 7, donde están las siete letras dobles correspondientes a los planetas, los días de la semana, y que pareciera conformar una pauta de conformación de sistemas.
  • Una ley del 12, en donde parecen darse ciclos mayores, como los celestes, con los signos astrológicos.
El texto, a su vez, se organiza en consecuencia:
  • Capítulo 1, describe las 10 sefirot
  • Capítulo 2, lo hace con las 22 vías
  • Capítulo 3, las tres madres, los tres ámbitos de creación y la ley del 3
  • Capítulo 4, las siete vías dobles, la ley del 7
  • Capítulo 5, los doce elementales, la ley del 12
  • Capítulo 6, la relación de todas las partes.
Así pues, las 22 letras que se asocian a las 22 vías, además corresponden a las 3 madres, a las siete vías dobles, y las doce elementales.

Las 10 sefirot, sin embargo, restringen su representación a los atributos de los divino, como ya dijimos, y según la cábala tradicional corresponden a:
  • Keter – corona
  • Hokmah – sabiduria
  • Binah – entendimiento
  • Hesed – grandeza
  • Gevurah – fuerza
  • Tiferet – belleza
  • Nezah – eternidad
  • Hod – reverberacion
  • Yesod – fundamento
  • Malkhut – reino
Árbol de la Vida
Árbol de la Vida

Los tres ámbitos y la ley del 3.

Todo surge de Elohim, que es un término que designa a la divinidad en su sentido más abstracto.
En el apartado 1-1 del texto, se nos dice que Elhoim creó el universo con tres libros (Sepharim), con texto (Sepher), con número (Sephar) y con comunicación (Sippur).

En la traducción del Dr. Isidor Kalisch, de 1877, se traducen como Sepher: número, cálculo o idea; Sephar: palabra; Sippur: escritura de la palabra. Los rabinos dicen que idea, palabra y hecho son lo mismo para dios, al contrario que para el hombre, para quien hay una importante diferencia entre la realidad objetiva, la imagen que sobre ella tenemos, y la expresión de esa realidad subjetiva.

A lo largo de todo el texto se nos describe una creación estructurada en tres niveles, siendo que todo lo que ocurre lo hace en los tres. Corresponden a las letras Alef, Mem y Shin. Se les da diferentes nombres, pero que fundamentalmente corresponderán uno superior o Universo, uno intermedio o Año, y uno inferior o Alma.


Ámbitos

Estos tres ámbitos parecen difícilmente diferenciables de la ley del 3 propuesta, si bien en la cábala, posiblemente por la influencia del Zohar, se da forma a esta ley mediante la relación en triadas de los sefirot. Esta relación es dinámica, y se refleja en el Árbol de la Vida, de forma que el lado izquierdo representa la Justicia el efecto de contraer, el lado derecho la Misericordia, con el efecto de expandir, y el central la Voluntad, que equilibra ambos lados.

Así pues, los sefirot se estudian en triadas que disponen de un elemento en cada ámbito.

Árbol de la Vida con los tres ámbitos
Ley del 7

Las siete letras dobles, representan, por ejemplo, los astros del sistema solar, o los días de la semana, o partes del cuerpo.

En cuanto al orden de los planeas propuesto en 4-7, revela lo mucho que ha debido ser retocado el texto a lo largo del tiempo, ya que los astros están ordenados según el sistema de Ptolomeo que estuvo en boga hasta el s. XV. Sin embargo el autor debió ser muy anterior a Ptolomeo y seguramente originalmente el orden fue Marte, Júpiter, Saturno, Luna, Mercurio, Venus, Sol.

Esta ley pareciera que indica la existencia de sistemas en la creación, enlazados a la idea anterior de niveles. Así pues los elementos se relacionan en sistemas dentro de un nivel, conectándose a otros niveles superiores o inferiores mediante un cambio de sistema.

Esta relación entre sistemas y niveles tiene su correlación en la cábala, donde hay cuatro mundos conectados, que son cuatro Árboles de la Vida, que pueden relacionarse por ejemplo a nivel cósmico o a nivel humano. Son: Asiyyah, mundo de la acción/ acción. Yerizah, mundo de la formación/ emoción. Beriah, mundo de la creación/ intelecto. Azilut, mundo de la emanación/ voluntad. Los árboles se enlazan por Tiferet, que es el Malkhut del siguiente nivel.

En 4-16 se lee: Dos piedras construyen dos casas. Tres piedras construyen seis casas. Cuatro piedras construyen veinticuatro casas. Cinco piedras construyen seiscientas veinte casas. Siete piedras construyen cinco mil cuarenta casas. A partir de aquí está lo que la boca no puede expresar y lo que el oído no puede oír.

Son las permutaciones de 7. 1x2x3x4x5x6x7=5040. Parece que se sugiere que el cambio de nivel se hace la elevación de la potencia de los elementos de un sistema. Esta potencia podría ser energética, de vibración, cantidad, etc. En concreto, se indica un sistema de siete elementos que permutan entre ellos de siete en siete, a partir de cuyo punto se entraría en otro sistema.

Ley del 12

Dedica todo el capítulo 5 a las 12 elementales, proponiendo relaciones a nivel humano, espacial, temporal (año) y horóscopo. Los elementos con los que establece estas relaciones, son los meses, los símbolos astrológicos, las funciones vitales, etc., sugieren ciclos e influencias mayores, que debieron de ser de gran importancia en la mística. Estos ciclos, en tradiciones antiguas de diferentes latitudes habitualmente han tenido su representación en sistemas astrológicos. Sin embargo, la ortodoxia judía sistemáticamente condena la Astrología como magia, no habiendo facilitado su desarrollo dentro de este entorno cultural.

Quizás, la condena del intento del hombre en comprender ciclos mayores de su existencia, se pueda correlacionar con la condena por comer del Árbol de la Ciencia, que carga por la eternidad en cada hombre una pena por la que ha de pagar, según el Génesis.

Las letras y sus significados.

Con las descripciones del texto hemos compuesto este cuadro, con los diferentes significados según el ámbito, además de su valor numérico.

Letras y significados
Letras y significados

La creación y la psique humana.

El Árbol de la Vida se puede recorrer en sentido descendente o ascendente, y en ambos casos el recorrido toma la forma de un rayo.  En el que desciende está la visión de la creación, y en el que asciende la conformación psíquica humana.

1-6 Diez Sephiroth de la nada. Su aparición es como la aparición del rayo… 

1-7 Diez Sephiroth de la nada. Su fin está contenido en su principio, y su principio está en su fin, como la llama unida a la brasa…

El ser humano, visto así es epifanía de una “forma universal”. El ser humano es manifestación de la creación cósmica.

Àrbol como rayos descendente y ascendente

Àrbol como rayos descendente y ascendente

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza
Génesis. 26

Dios creó, pues, al hombre, a su imagen, conforme a la imagen de Dios lo creó, y los creó macho y hembra.
Génesis. 27

El Hombre contiene todo lo que está arriba en los cielos y abajo sobre la tierra, tanto las criaturas terrestres como las celestes; por esa razón, el Anciano entre los Ancianos eligió al Hombre como su divina manifestación. Ningún Mundo podía existir antes de que Adán cobrara vida, pues la figura humana contiene todas las cosas, y todo lo que es existe en virtud de él.

Zohar.

La visión antropomórfica, el Adam Kadmon.

El primer hombre inspirado en la configuración del árbol, antes del Adán del Génesis, es Adam Kadmon que es anterior a la creación, y corresponde al momento de emanación. Por tanto, podríamos decir es el hombre esencial.

En esta aplicación a nivel psíquico, vemos el funcionar del Árbol en toda su complejidad, con la columna de la Justicia, la de la Misericordia y la Voluntad, estableciendo relaciones dinámicas entre los sefirot, y las vías comunicando unos estados orgánicos-funcionales con otros.

Los cabalistas estudian, por tanto, no solo los caminos y los estados, sino las triadas y sus relaciones.

La columna izquierda se asocia al lado izquierdo de la persona, y por tanto en el esquema le vemos de espaldas.
Adam Kadmon
Adam Kadmon

1. Malkhut, reino – la voluntad de los sentidos.

2. Yesod, fundamento – sistema nervioso autónomo, alimentación.

3. Hod, reverberación – acción.

4. Nezah, eternidad – pensamiento.

Triada Nezah, Hod y Yesod – triada vegetal. Procesos ordinarios de pensamiento, acción y alimentación.

Triada Tiferet, Nezah, Hod – triada animal o del despertar. Se despierta Nezah y se sensibiliza Hod.

5. Tiferet, belleza – sistema nervioso central incluido el cerebro. El Vigilante interno, el Yo.

6. Gevurah, fuerza – autoconocimiento.

7. Hesed, grandeza – conciencia.

Triada del alma – Hesed, Gevurah y Tiferet, las sefirot emocionales. Es la triada moral.

Triada de superior, Tiferet, Binah y Hokmah – El Yo accede al espíritu.

Triada del espíritu, Binah, Hokmah y Keter – Acceso al mundo de la emanación de donde proceden las sefirot. Experiencias místicas.

8. Binah, Entendimiento.

Daat, la no sefirath del conocimiento – cara y garganta, donde están los cinco sentidos externos para percibir.

9. Hokmah, Entendimiento/ Sabiduría – Cabeza.

10. Keter, Corona – Yo soy el que soy – por encima de la cabeza.

Recapitulando.

Todo parece inidicar que en un tiempo remoto, los estudiosos y místicos del pueblo judio desarrollaron herramientas para intentar explicar conceptos difíciles de representar, y además, aplicarlos en la comprensión del universo y del ser humano.

Desde entonces hasta hoy, no solo ha pasado mucho tiempo, ha cambiado la forma en que el hombre comprende el mundo. También suponemos que han sido muchas las modificaciones, añadidos, traducciones, etc., que le han ocurrido a este texto. Y sin embargo, aún hoy parece ofrecer trazas de auténtica sabiduría.

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________

Anexo: Sepher Yetzirah en castellano

CAPITULO I

1-1 Con treinta y dos senderos místicos de Sabiduría grabó Yah, el Señor de los Ejércitos, el Dios de Israel, Elhoim vivo, Rey del universo, EL Shaddai Misericordioso y Clemente, Elevado y Exaltado, que mora en la Eternidad cuyo nombre es Santo- Él es su sublime y santo-. Y creó Su universo con tres libros (Sepharim), con texto (Sepher), con número (Sephar) y con comunicación (Sippur).

1-2 Diez Sephiroth de la nada y veintidós letras de Fundamento: Tres Madres, Siete Dobles y doce Elementales.

1-3 Diez Sephiroth de la nada, en el número de los diez dedos: cinco opuestos a cinco, con una única alianza precisamente en el medio en la circuncisión de la lengua y en la circuncisión del miembro.

1-4 Diez Sephiroth de la nada, diez y no nueve, diez y no once. Discierne con Sabiduría y penetra con Inteligencia. Examina con ellas y escruta desde ellas. Haz que cada cosa se yerga sobre su esencia y haz que el Creador se siente en Su base.

1-5 Diez Sephiroth de la nada: Su medida es diez que no tienen fin. La profundidad del comienzo, la profundidad del fin, la profundidad del bien, la profundidad del mal, la profundidad de arriba, la profundidad de abajo, la profundidad del este, la profundidad del oeste, la profundidad del norte, la profundidad del sur. El Maestro único, Dios-Rey fiel, domina sobre todas ellas desde su Santa morada hasta la eternidad de las eternidades.

1-6 Diez Sephiroth de la nada. Su aparición es como la aparición del rayo, su límite no tiene fin. Su Verbo está continuamente en ellas y cuando habla, como si de un huracán se tratase, se inclinan ante su Trono y le rinden alabanzas.

1-7 Diez Sephiroth de la nada. Su fin está contenido en su principio, y su principio está en su fin, como la llama unida a la brasa. Pues el Maestro es único y no tiene segundo, y antes del Uno ¿qué podrías contar?

1-8 Diez Sephiroth de la nada. Refrena tu boca de hablar, y tu corazón de pensar. Y si tu corazón corre, regresa al lugar. Por eso está escrito: “Las Chayot corrían y regresaban”. Respecto a esto se hizo una alianza.

1-9 Diez Sephiroth de la nada. Uno es el Aliento de Elhoim vivo”, Bendito y glorificado sea el nombre de Aquél que vivifica los mundos. La voz del aliento y la palabra, Y éste es el Aliento Santo.

1-10 Dos: Aliento del Aliento. Con él grabó y talló 22 Letras Fundamento, Tres Madres, Siete Dobles y Doce Elementales Y un solo Aliento procede de ellas.

1-11 Tres: “Agua del Aliento”. Con ella grabó y talló 22 letras del caos y el vacío, el cieno y el barro. Las grabó como si de un jardín se tratase, las talló parecidas a un muro, las cubrió como con un tipo de techo. Sobre ellas puso la nieve y las convirtió en polvo, pues está escrito: “Porque dijo a la nieve: ¡Sé tú tierra!”

1-12 Cuatro: “Fuego del Agua”. Con ella grabó y talló el Trono de Gloria, Seraphim, Ophanim, los Hayot ha-Qodesh (las Santas Criaturas Vivientes) y ángeles Ministros. Sobre estos tres estableció su morada, como está escrito: “Hace a sus ángeles de alientos, a sus ministros de fuego llameante.”

1-13 De entre las Elementales escogió tres letras, según el misterio de las tres madres: Aleph, Mem y Shin. Las fijó en su Gran Nombre y con ellas selló las seis extremidades
Cinco: Selló lo alto y encaró hacia arriba. Lo selló con Yud Heh Vav.
Seis: Selló lo bajo y encaró hacia abajo. Lo selló con Heh Yud Vav.
Siete: Selló el Este y encaró hacia delante. Lo selló con Vav Yud Heh.
Ocho: Selló el Oeste y encaró hacia atrás. Lo selló con Vav Heh Yud.
Nueve: Selló el Sur y encaró a la derecha. Lo selló con Yud Vav Heh.
Diez: Selló el Norte y encaró a la izquierda. Lo selló con Heh Vav Yud.

1-14 Éstas son las Diez Sephiroth de la nada: el Alento de Elhoim vivo, Aliento del Aliento, Agua del Aliento, Fuego del Agua, Arriba, abajo, este, oeste, norte, sur.

CAPÍTULO II

2-1 Veintidós Letras Fundamento: Tres madres, Siete Dobles y Doce Elementales. Las Tres Madres son Aleph, Mem y Shin, que reposan sobre el platillo del mérito y sobre el platillo del deber, y son mantenidas en equilibrio por el pacto de la lengua. Tres madres: Aleph, Mem, Shin. La Mem zumba, la Shin silba y la Aleph es el Aliento de aire que mantiene a las otras en equilibrio.

2-2 Veintidós Letras Fundamento: Él las grabó, las talló, permutó, pesó y transformó. Y con ellas dibujó todo lo que formó y todo lo que formaría.

2-3 Veintidós Letras Fundamento: las grabó con la voz, las talló con el Aliento, y las fijó en cinco lugares de la boca: Aleph, Heh, Chet y Ayin en la garganta. Guimel, Yod y Kaph, en el paladar; Daleth, Teth, Lamed, Nun y Tav, en la lengua; Tzayin, Samek, Shin, Resh y Tzaddi en los dientes; Beth, Vav, Mem y Peh, en los labios.

2-4 Veintidós Letras Fundamento: Las circunscribió en un círculo como si fuese un muro, en el que habían trazadas 231 puertas. El círculo oscila hacia delante y hacia atrás. Un signo lo muestra: No hay nada en el bien superior al Deleite; No hay nada en el mal peor que la Plaga.

2-5 ¿De qué modo? Él las permutó, las pesó y las transformó. Aleph con todas y todas con Aleph. Beth con todas y todas con Beth. Se repiten en un ciclo y existen en 231 puertas. Resulta que todo lo que ha sido formado y todo lo que ha sido dicho emana de un Nombre Único.

2-6 Él formó la sustancia a partir del caos e hizo existir a la no-existencia. Talló colosales pilares de aire intangible. Aquí está la señal: Aleph con todas y todas con Aleph. Él contempló, transformó y fabricó todo lo que ha sido formado y todo lo que ha sido dicho: un solo Nombre. Sobre esto hay una señal: veintidós objetos en un único cuerpo.

CAPÍTULO III

3-1 Tres Madres: Aleph, Mem y Shin. Su Fundamento es un platillo de mérito, un platillo de responsabilidad y la lengua del decreto decidiendo entre ambos.

3-2 Tres Madres: Aleph, Mem y Shin. En seis anillos se encuentra oculto y sellado un gran y maravilloso secreto, y de ellas emanan el Aire, el Agua y el Fuego. Ellas han dado nacimiento a los Padres, y los Padres han dado nacimiento a los engendrados.

3-3 Tres Madres: Aleph, Mem y Shin. Él las grabó, las talló, las permutó, las pesó y las transformó. Mediante ellas formó Tres Madres AMSh en el Universo, Tres Madres AMSh en el Año y Tres Madres AMSh en el Alma, masculina y femenina.

3-4 Tres Madres: Aleph, Mem y Shin, que en el Universo son el Aire, el Fuego y el Agua. Los cielos fueron creados a partir del Fuego; la Tierra fue creada a partir del Agua, y el Aire del Aliento se mantiene entre ambos.

3-5 Tres Madres: Aleph, Mem y Shin, que en el año son el Calor, el Frío y lo templado. El Calor se engendró en el Fuego, el Frío fue engendrado en las Aguas y lo Templado, del Aliento, decide entre ambas.

3-6 Tres Madres: Aleph, Mem y Shin, que en el Alma, masculina y femenina, constituyen la Cabeza, el Vientre y el Pecho. La Cabeza fue creada por el Fuego, el Vientre fue creado por las Aguas y el Pecho fue creado por el Aliento, decide entre ambos.

3-7 Él hizo la letra Aleph reinar sobre el Aliento. La coronó y la combinó con todas las demás, y con ellas formó el Aire en el Universo, lo templado en el año y el pecho en el Alma: el masculino con AMSh y el femenino con AShM.

3-8 Él hizo a Mem reinar sobre el Agua. La coronó y la combinó con todas las demás. Con ellas formó la tierra en el Universo, el Frío en el año y el vientre en el Alma: el masculino con MASh y el femenino con MShA.

3-9 Él hizo a Shin reinar sobre el Fuego. La coronó y la combinó con todas las demás. Con ellas formó el cielo en el Universo, el Calor en el Año, y la Cabeza en el Alma: la masculina con ShAM y la femenina con ShMA.

CAPITULO IV.

4-1 Siete Dobles: BGD-KPRT, que se rigen a sí mismas con dos modos de lenguaje: Bet-Bhet; Gimel-Ghimel; Dalet-Daleth; Kaf-Khaf; Peh-Pheh; Resh-Rhesh; Tav-Thav, sirviendo de modelo para lo blando y lo duro, para lo fuerte y para lo débil.

4-2 Siete Dobles: BGD-KPRT, que reposan sobre la Sabiduría, la Riqueza, la Semilla, la Vida, el Dominio, la Paz y la Belleza.

4-3 Siete Dobles: BGD-KPRT, en el habla y en la transposición. El contrario de la Sabiduría, la Locura; el contrario de la Riqueza, la Miseria; el contrario de la Semilla, la Desolación; el contrario de la Vida, la Muerte. El contrario del Dominio, la Esclavitud; el contrario de la Paz, la Guerra; el contrario de la Gracia, la Fealdad.

4-4 Siete Dobles: BGD-KPRT. Arriba y abajo; Este y Oeste; Norte y Sur. El Santo Palacio se sitúa en el centro de ellas y las sostiene a todas.

4-5 Siete Dobles: BGD-KPRT. Siete y no seis, siete y no ocho. Examínalas, escrútalas. Instaura cada cosa en su esencia y sienta al Creador en su base.

4-6 Siete Dobles: BGD-KPRT del Fundamento. Él las grabó, las talló, las permutó, las pesó y las Transformó, y con ellas formó siete planetas en el Universo, siete días en el Año y siete puertas en el Alma, masculina y femenina.

4-7 Siete planetas en el Universo: Saturno, Júpiter, Marte, Sol, Venus, Mercurio y Luna. Siete días en el año: los siete días de la semana. Siete puertas en el Alma, masculina y femenina: dos ojos, dos orejas, dos fosas nasales y una boca.

4-8 Él hizo reinar a la letra Beth sobre la sabiduría; la coronó y la combinó con las demás. Así formó la Luna en el Universo, el Domingo en el Año y el ojo derecho en el Alma, masculina y femenina.

4-9 Él hizo reinar a la letra Gimel sobre la Riqueza; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Marte en el Universo, el Lunes en el año y la oreja derecha en el Alma, masculina y femenina.

4-10 Él hizo reinar a la letra Daleth sobre la Semilla; la coronó y la combinó con las demás. Así formó el Sol en el Universo, el Martes en el año y la fosa nasal derecha en el Alma, masculina y femenina.

4-11 Él hizo reinar a la letra Kaph sobre la Vida; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Venus en el Universo, el Miércoles en el año y el ojo izquierdo en el Alma, masculina y femenina.

4-12 Él hizo reinar a la letra Pe sobre el Dominio; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Mercurio en el universo, el Jueves en el año y la oreja izquierda en el Alma, masculina y femenina.

4-13 Él hizo reinar a la letra Resh sobre la Paz; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Saturno en el universo, el Viernes en el año y la fosa nasal izquierda en el Alma, masculina y femenina.

4-14 Él hizo reinar a la letra Tav sobre la Gracia; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Júpiter en el universo, el Sabbath en el año y la boca en el Alma, masculina y femenina.

4-15 Siete Dobles: BGD-KPRT. Con ellas fueron grabados siete universos, siete firmamentos, siete tierras, siete mares, siete ríos, siete desiertos, siete días, siete semanas, siete años, siete ciclos sabáticos, siete jubileos y el Palacio Sagrado, y por ello quiso Dios que el septenario prevaleciera bajo todo los cielos.

4-16 Dos piedras construyen dos casas. Tres piedras construyen seis casas. Cuatro piedras construyen veinticuatro casas. Cinco piedras construyen seiscientas veinte casas. Siete piedras construyen cinco mil cuarenta casas. A partir de aquí está lo que la boca no puede expresar y lo que el oído no puede oír.

CAPITULO V

5-1 Doce Elementales: He, Vav, Tzayin, Chet, Tet, Yod, Lamed, Nun, Samekh, Ayin, Tzaddi y Qoph, que se sostienen sobre la palabra, el pensamiento, el movimiento, la vista, el oído, el trabajo, la copulación, el olfato, el sueño, la ira, el sabor y la risa.

5-2 Doce Elementales: He, Vav, Tzayin, Chet, Tet, Yod, Lamed, Nun, Samekh, Ayin, Tzaddi y Qoph. Los doce puntos diagonales constituyen su Fundamento: Arriba-Este, Noreste, Abajo-este. Arriba-Sur, Sureste, Abajo-Sur; Arriba-Oeste, Suroeste, Abajo- Oeste. Arriba. Norte, Noroeste, Abajo-Norte, y se expanden sin descanso por todo el universo por toda la eternidad, constituyendo los límites del Universo.

5-3 Doce Elementales: He, Vav, Tzayin, Chet, Tet, Yod, Lamed, Nun, Samekh, Ayin, Tzaddi y Qoph. Fundadas, grabadas, talladas, permutadas, pesadas y transformadas. Por ellas fueron formadas doce constelaciones en el Universo, doce meses en el Año y doce gobernantes en el Alma, masculina y femenina.

5-4 Doce constelaciones en el Universo: Aries, Tauro, Géminis, Cäncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

5-5 Doce meses en el Año: Nisán, Iyar, Siván, Tamuz, Av, Elul, Tishri, Sheshvan, Kislev, Tevet, Shevat y Adar.

5-6 Doce gobernantes en el Alma masculina y femenina: dos manos, dos pies, dos riñones, la vesícula biliar, los intestinos, el hígado, el estómago, los órganos reproductores y el bazo.

5-7 Él hizo a la letra Heh reinar sobre la palabra; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Aries en el Universo, a Nissán en el año y el pie derecho en el Alma, masculina y femenina. Él hizo a la letra Vav reinar sobre el pensamiento; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Tauro en el Universo, a Iyar en el año y el riñón derecho en el Alma, masculina y femenina. Él hizo a la letra Tzayin reinar sobre el movimiento; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Géminis en el Universo, a Siván en el año y el pie izquierdo en el Alma, masculina y femenina.

5-8 Él hizo a la letra Chet reinar sobre la vista; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Cáncer en el Universo, a Tamuz en el año y la mano derecha en el Alma, masculina y femenina. Él hizo a la letra Tet reinar sobre el oído; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Leo en el Universo, a Av en el año y el riñón izquierdo en el Alma, masculina y femenina. Él hizo a la letra Yod reinar sobre el Trabajo; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Virgo en el Universo, a Elul en el año y la mano izquierda en el Alma, masculina y femenina.

5-9 Él hizo a la letra Lamed reinar sobre la copulación; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Libra en el universo, a Tishri en el año y la vesícula biliar en el Alma, masculina y femenina. Él hizo a la letra Nun reinar sobre el olfato; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Escorpio en el Universo, a Cheshvan en el año y el intestino delgado en el Alma, masculina y femenina. Él hizo a la letra Samekh reinar sobre el sueño; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Sagitario en el Universo, a Kislev en el año y el estómago en el Alma, masculina y femenina.

5-10 Él hizo a la letra Ayin reinar sobre la ira; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Capricornio en el Universo, a Tevet en el año y el hígado en el Alma, masculina y femenina. Él hizo a la letra Tzaddi reinar sobre el gusto; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Acuario en el Universo, a Shevat en el año y el esófago en el Alma, masculina y femenina. Él hizo a la letra Qoph reinar sobre la risa; la coronó y la combinó con las demás. Así formó a Piscis en el Universo, a Adar en el año y los órganos reproductores en el Alma, masculina y femenina. Él los formó como contrarios, los estableció como un muro y los dispuso el uno contra el otro.

CAPITULO VI

6-1 De las Tres Madres, AMSh, emanan Tres Padres, Aire, Agua y Fuego, y de los Padres descendientes. Tres padres y sus descendientes, y siete planetas y sus ejércitos, y los doce puntos diagonales. Los testimonios que lo demuestran son el Universo, el Año, el Alma y una ley de doce, de siete y de tres que fueron establecidos por Él en el Dragón, en la Esfera y en el Corazón.

6-2 Tres Madres, AMSh, aire, agua y fuego. El fuego está arriba, el agua está debajo y el aire del Aliento se mantiene entre ambos. Hay una señal de que el fuego sostiene al agua: Mem zumba, Shin silba y Aleph es el aliento de aire que las mantiene en equilibrio.

6-3 El Dragón es en el Universo como un Rey en su trono. La esfera es en el Año como un Rey en el imperio, y el Corazón es en el Alma como un Rey en la guerra.

6-4 Así los hizo Dios corresponderse el uno con el otro. El bien es contrario al mal. El mal es contrario al bien. El bien ha surgido del bien. El mal ha surgido del mal. El bien conforma el mal, y el mal conforma el bien. El bien se preserva para los buenos, y el mal es preservado para los malos.

6-5 Hay tres que se mantienen por sí mismas: una defiende, otra acusa y otra las equilibra. De las siete, tres son contrarias a las otras tres, y la otra las mantiene en equilibrio. Hay doce que están en guerra: tres aman, tres odian, tres conceden la vida y tres matan. Hay tres que aman: el corazón y los oídos. Hay tres que odian: el hígado, la vesícula biliar y la lengua. Hay tres que conceden la vida: las dos fosas nasales y el órgano reproductor. Hay tres que matan: los dos orificios del cuerpo y la boca. Y Dios, Rey fiel, gobierna sobre todos ellos desde su Santa morada por toda la eternidad. Uno sobre tres, tres sobre siete, siete sobre doce, y todos ellos se encuentran ligados el uno con el otro.

6-6 Estas son las veintidós letras con las que grabó Eheyé, Yah, YHVH Elohim, YHVH, YHVH Tzavaot, Elhoim Tzavaot, El Sahadai, YHVH Adonai; Y con ellas hizo tres Libros con los que creó su Universo. Con ellas ha formado todo lo que ha sido formado y todo lo que será jamás formado.

6-7 Cuando nuestro padre Abraham, la paz sea con él, miró, vio, comprendió, escrutó, grabó y talló, tuvo éxito en la creación, tal y como está escrito: “Y las almas que ellos hicieron en Harán”. De inmediato se le reveló el Maestro de todo, sea su Nombre bendito por siempre, y le puso en su seno, y le besó en la cabeza, y le llamó “Abraham mi amigo”. Él hizo un pacto con él y con sus hijos después de él por siempre, como está escrito. Y él creyó en Dios y Él se lo tuvo por justicia. Hizo alianza con él entre los diez dedos de sus manos, que es el pacto de la lengua, y entre los diez dedos de sus pies, que es la alianza de la circuncisión. Y ató las veintidós letras de la Tirah sobre su lengua y le reveló su Misterio. Las sumergió en el agua, las inflamó en el fuego, las agitó con el Aliento, las incendió con los siete planetas y las gobernó con las doce constelaciones.

Fin del Sepher Yetzirah

_____________________________________________________________________

_____________________________________________________________________
.