sábado, 18 de agosto de 2012

La No-Mente - Arturo Jaque Rojas . Omar Paladini

 
El atardecer colorea con sus matices el horizonte que se observa desde la Sangha, la comunidad de monjes. Los pájaros vuelan de rama en rama mientras gorjean su canto.

Observando el paisaje y escuchando esa sinfonía, el monje de la llanura se dirige hacia la biblioteca.

Al entrar divisa en una de las mesas al monje de la montaña que estaba leyendo un antiguo pergamino, y al acercarse, por encima de su hombro, lee:

"... "La rosa florece porque florece, sin por qué". Angelus Silesius..."

El monje de la montaña gira su cabeza, mira al monje de la llanura, y dice: __ Zen...

Monje de la llanura: __ Zen... Sufísmo... Cristianísmo... Zoroastrísmo... Judaísmo... y otros ismos... pero el ser humano es todos estos ismos y mucho mas, ya que los puede superar en las experiencias internas que son universales.

Monje de la montaña: __ No se trata de la primacía de un ismo sobre otro; ni tampoco del monopolio de la verdad, o del patrimonio de la razón. En ello concuerdo contigo plenamente.

Recuerdo las palabras de Marcos Aguinis, en el libro "La Gesta del Marrano", en el sentido de que: Francisco Maldonado Da Silva, héroe y mártir, declara que la verdad es universal.

O, a contrario sensu, cuando en "La Consolación de la Filosofía", de Boecio: se retrata un pasaje muy bello y decidor sobre como las diversas escuelas de la filosofía han hecho jirones el vestido de la Verdad...

El Zen, es sólo un derrotero, entre tantos, entre miles. Pero lo esencial del Zen, es contemplar la rosa por lo que la rosa es, tal y como es; y fundirse en esa contemplación con el universo...

¡No digo que no sea factible con otras doctrinas, escuelas, filosofías! Mas es el camino de la No-Mente...

Monje de la llanura: __ Por "sensación" parece ser que la No-Mente, tiene registros de silencio mental, de ser una "nada activa" consciente de sí misma y del universo en que está inmersa.

Monje de la montaña: __ ¿Acaso la nada activa, "la no mente", el silencio mental no es el vaciamiento de toda conciencia de ser, de toda percepción, de lo fenomenológico en cuanto tal?...

No puedo pensar que no pienso; no puedo concienciar que no tengo conciencia, valgan las tautologías; sino que es anterior al logos;

es decir, contemplo la rosa, la percibo; pero el salto cuántico, por decirlo así, es que me dejo llevar por el devenir de la realidad; y no congelo ni disecciono ni desmenuzo la misma.

Por ello, el Zen, mira la rosa, y nada más.

Agradecería que me retroalimentaras, y me corrigieras, dada la falta de rigor filosófico y conceptual en mi pensamiento.

Monje de la llanura: __ El ida y vuelta siempre es positivo, en la medida en que podemos cotejar nuestras experiencias con la de otras personas.

En este caso como creo que en todas nuestras experiencias, somos nosotros mismos los que damos valides o no a lo que cotejamos con los otros.

Poner la valides afuera, en lo que otro dice, creo que frena el desarrollo de lo que uno puede experimentar.

Y el rigor filosófico y conceptual en el propio pensamiento, no es tanto problema.

Es conveniente, creo yo, la aplicación de cierta "lógica" en los razonamientos, para no caer en la divagación sin sentido, que termina siendo dialéctica vacía.

Pero en estos casos las palabras tienen que dejar espacio a la experiencia, vacía de toda justificación discursiva.


Mientras el canto de los pájaros se atenuaba, los últimos destellos de luz del atardecer se esfumaban en la noche, y la constelación de Orión se empezaba a divisar desde las ventanas de la biblioteca que dan hacia oriente.

______________________________________________________________________

* "... La rosa florece porque florece, sin por qué...". Angelus Silesius

Johann Scheffler, más conocido como Angelus Silesius (25 de diciembre de 1624 – 9 de julio de 1677), fue un poeta religioso germano nacido en Breslavia, en la antigua región alemana de Silesia (ahora parte de Polonia).
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________

Texto armado en base a una charla entre Arturo Jaque Rojas (el monje de la montaña) y Omar Paladini (el monje de la llanura) en Facebook
______________________________________________________________________
.
.
.