martes, 23 de abril de 2013

Egoismo y Violencia Social - Omar Paladini


En una sociedad donde el egoísmo es la norma,

y no nos importan las injusticias y el sufrimiento que los otros seres humanos y humanas padecen,

el vivir bien sin tener en cuenta a los demás es la anti-utopía más extrema.

Pretender vivir una “felicidad” aislados del resto de la humanidad,

no solo es éticamente repudiable por lo monstruoso que resulta,

sino que es imposible vivir en una nube aislado de los demás.

Pretender una sociedad donde no haya violencia sumidos en el egoísmo más extremo,

no tiene el menor sentido, y la violencia crecerá.

Si queremos una sociedad sin violencia, desterremos la violencia de nosotros mismos,

expulsemosla para siempre de nuestro interior,

y ahí si desaparecerá de nuestra vida y de la sociedad.
.